publicidad

Tigresa dejó un muerto y dos heridos

Tigresa dejó un muerto y dos heridos

Una tigresa que escapó del Zoológico de San Francisco, causó la muerte de un visitante y dejó otros dos heridos antes de ser abatida.

Las circunstancias exactas de este incidente, sucedido un año después

de que la misma felina, Tatiana, hiriera a zarpazos el brazo de su

cuidadora cuando ésta le daba de comer, no fueron de inmediato

establecidas.Por lo que este miércoles, investigadores intentaban determinar cómo el

animal logró escapar de su recinto. La Policía supone que le tomará

varios días analizar cómo la tigresa pudo escapar de su recinto el

martes, casi a la hora del cierre del zoológico.Las tres víctimas eran hombres veinteañeros, estaban juntos y no

laboraban en el zoológico, dijo el portavoz de la Policía de San

Francisco, Steve Mannina.El ataque sucedió el martes, Día de Navidad, poco después de las 5 p.m.

locales (01:00 GMT del miércoles), cuando se cierra el acceso oriental

de la instalación de 51 hectáreas (125 acres).Se piensa que la tigresa de cuatro años de edad escapó de un salto por

encima de las rejas y la fosa donde vivía. Acto seguido, al llegar a la

zona del público atacó a un hombre que pasaba cerca de ahí.Según testigos, el feroz animal, de unas 300 libras (136 kilos) de

peso, se abalanzó sobre él por atrás, le cortó la garganta y luego

emprendió contra la víctima dándole zarpazos en el pecho, en una mortal

embestida.Luego Tatiana se dirigió a un café cerca de su jaula y atacó a otros

publicidad

dos visitantes del zoológico, de 19 y 23 años de edad y a los que causó

graves heridas.Cuando los policías llegaron al rescate de una de las víctimas, el

felino se dirigió contra ellos, por lo que abrieron fuego y la

abatieron en la escena, indicó el sargento Mannina."La tigresa estaba sentada justo al lado de su víctima y cuando los

oficiales se acercaron el animal volvió al ataque", dijo Mannina a los

reporteros. Tatiana murió bajo el fuego de la Policía.Ninguna de las víctimas ha sido formalmente identificada. Los dos

heridos fueron llevados al Hospital General de San Francisco y se

hallaban en condición crítica pero estable, tras varias horas de

cirugía."Estamos curando y cosiendo las heridas, esperamos que estarán bien",

explicó el doctor Eric Isaacs, médico supervisor del mencionado centro

hospitalario.Se informó que el hombre muerto era un amigo de la pareja herida.

"Este es un trágico evento para San Francisco", dijo a la prensa el

teniente Ken Smith, del Departmento de Bomberos de San Francisco. "Nos

enorgullecemos en esta ciudad de que vengan turistas por toda su

belleza".La instalación, que abre todos los días del año, fue evacuada

publicidad

inmediatamente después de reportado el incidente y permaneció cerrada

el miércoles. Las autoridades descartaron en principio que hubiera

otras víctimas, pero no tenían la certeza debido a la oscuridad de la

noche en la instalación.La Policía revisó todo el zoológico en caso de que hubiera otras víctimas de otros animales escapados, pero no halló ninguna.De momento se desconocía la forma en que el tigre escapó, por lo que

las autoridades se disponían a revisar de manera exhaustiva los predios

en busca de pistas. Quieren saber además durante cuanto tiempo la

tigresa Tatiana estuvo suelta antes de ser ultimada a balazos por la

policía.Robert Jenkins, director de cuidado y conservación de animales en el

zoológico, no pudo explicar cómo Tatiana logró escapar. El recinto de

la tigresa estaba rodeado por un terraplén de cinco metros (15 pies) de

ancho y paredes de siete metros (20 pies) de altura."No sabemos cómo pudo salir", dijo Jenkins a reporteros en el

zoológico. "La tigresa no debería haber podido saltar afuera. Eso es lo

primero que investigaremos", aseguró. "El animal parece haberse trepado

o de lo contrario haber saltado".La tigresa no escapó a través de la puerta abierta, enfatizó Jenkins.

"Es imposible que haya huido por la puerta... Al parecer, el animal

publicidad

trepó (las paredes) o saltó del recinto".Las autoridades descartaron en principio que hubiera otras víctimas. También negaron que hubiera otros cuatro tigres sueltos.Hace un año, Tatiana introdujo sus patas a través de las barras, y

alcanzó y rasgó el brazo de Lori Komejan, que le daba de comer en

diciembre de 2006 a la vista de docenas de personas.La "casa de los leones" había sido cerrada al público luego de ese incidente y reabrió hace sólo tres meses.Jack Hanna, un experto en animales del Zoológico Columbus en Ohio, dijo

a CNN que el personal de este tipo de instituciones debe siempre

recordar el peligro que representan los animales."Le decimos a nuestra gente que un animal salvaje es como una pistola

cargada", dijo. "Un tigre es una criatura increíble. Los he visto

derribar a un búfalo de 1,400 kg en menos de 30 segundos", dijo el

experto.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad