publicidad
.

Se esperan fuertes lluvias y entre 4 -6 pulgadas de agua logo-noticias.6...

Se esperan fuertes lluvias y entre 4 -6 pulgadas de agua

Se esperan fuertes lluvias y entre 4 -6 pulgadas de agua

Llamado a la cautela y a “no bajar la guardia” ante el paso de Isaac por la isla.                   

El gobernador Luis Fortuño y agencias gubernamentales hicieron un llamado a la cautela y a “no bajar la guardia” ante el paso de la tormenta tropical Isaac.

Hasta el momento, la tormenta no ha causado mayores contratiempos en cuanto a inundaciones y agua recibida en la isla. No obstante, es precisamente la lluvia, mucho más que los vientos, lo que preocupa ante el paso de este fenómeno natural.

Históricamente en la isla se han reflejado mayores problemas con grandes cantidades de lluvia las que provocan inundaciones, movilizaciones de terrenos y problemas a lo largo y ancho de la isla por lo que los ciudadanos deben estar alerta.

No obstante, Ernesto Morales, Director del Servicio Nacional de Meteorología (SNM) dijo que es difícil identificar cuáles son las áreas más afectadas pero “en su mayoría será el área sur de Puerto Rico y a medida que pase el día vamos a ver que las lluvias van a estar arropando la isla”, informó.

Según el informe emitido en la mañana, la tormenta redujo la velocidad de traslación de unas 20 millas reportadas anteriormente a unas 12 millas por hora. Mientras, los vientos se encuentran en unas 40 millas por hora, y está ubicado en la latitud 15.3 norte y la longitud 64.0 oeste ubicándolo a unas 200 millas al sur de San Juan.

 “Si Isaac no intensificó anoche sus vientos en el Caribe, quiere decir que hay fuerzas mayores en su estructura que no le permitieron lograrlo, así que el contenido calórico del agua del Caribe no pudo fortalecerlo. Isaac se fortalecerá más tarde en su vida ciclónica”, informó Ada Monzón.

publicidad

Al reducir la velocidad de traslación hay que estar pendiente de que es lo que sucederá con ese movimiento y cuáles serán las próximas coordenadas de Isaac.

No se espera que el sistema se convierta en huracán pero sí se prevé que llegarán al menos unas 4 a 6 pulgadas de agua y en áreas aisladas sobre 10 pulgadas.

“La preocupación que tenemos es de inundaciones. Lo que nos dice el Centro Nacional de Meteorología (CNM) es que como redujo la traslación vamos a estar recibiendo mucha agua. Por lo tanto le pedimos a la ciudadanía que no bajen la guardia”, señaló el Gobernador.

Fortuño recalcó en la conferencia de prensa que el equipo de la Agencia Federal para Manejo de Emergencias (FEMA) así como otras agencias gubernamentales, están preparada para trabajar y brindar la ayuda necesaria.

Al momento ya hay 15 refugios abiertos de manera preventiva. Según informó el Gobernador, en horas de la noche hubo unos 80 refugiados de los cuales solo quedaban 58 esta mañana.

Al momento, debido a que aun no se ha sentido la tormenta,  casi la totalidad de los abonados mantienen los servicios de energía eléctrica y agua potable.

En cuanto a los servicios de transportación en carreteras y maríticmos, informaron que ya el Tren Urbano está funcionando desde las 5:30 a.m. y se espera que la AMA comience sus labores durante el día.

publicidad

En cuanto a la transportación marítima, una vez la Guardia Costanera apruebe que las aguas están seguras, tanto las lanchas de Vieques como las de Culebra se trasladaran para ofrecer los servicios de transportación a las islas municipios.

Aún se espera determinar si mañana regresarán las labores a la normalidad. “Todo depende del movimiento esta tarde y cuanta lluvia nos llegue”, dijo Fortuño quien añadió que esta tarde se reunirá con su gabinete para organizar la información que será compartida sobre las últimas tendencias e incidencias del paso de Isaac. La conferencia de prensa será a las 5:00 p.m. 

  ¿Estás listo para recibir a Isaac?

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad