publicidad

Texas Syndicate, asesinos texanos que compran alguaciles

Texas Syndicate, asesinos texanos que compran alguaciles

El Texas Syndicate, una pandilla que opera dentro y fuera de las prisiones de Texas, compra alguaciles del Oeste de Texas para cometer sus crímenes.

SAN ANTONIO, Texas " El Texas Syndicate, una pandilla que opera dentro y fuera de las prisiones de Texas, cuyos miembros ejecutan a otros integrantes que rompen con sus reglas, usan cuernos como tatuajes, asesinan a informantes de la policía, obligan a robar bancos a miembros de jurados de tribunales que siguen casos en su contra, reciben instrucciones para cometer sus crímenes por cartas y por teléfono, toman decisiones importantes en juntas conocidas como barbeques, que se llaman “carnal” entre ellos, trafican marihuana, cocaína y metanfetaminas desde la frontera con México, compra alguaciles del Oeste de Texas para cometer sus crímenes.

Thomas Cuéllar, un alguacil del condado de Bandera, fue uno de 23 miembros del Texas Syndicate arrestado en dos redadas que condujo el FBI y el Departamento de Seguridad Pública de Texas en menos de una semana.

publicidad

Cuéllar, de 41 años, está acusado de haber utilizado una computadora gubernamental para proveer información confidencial a la banda criminal, según documentos de una corte federal en San Antonio.

Cuéllar y 11 miembros más del Texas Syndicate también están acusados de poseer cocaína con intención de distribuirla.

Otra acusación en el mismo caso alegó que 11 de los 27 arrestados conspiraron para traficar droga y fueron responsables de cuatro asesinatos.

Cuellar llevaba cerca de cinco años en su cargo, según el San Antonio Express News.

¿Qué es el Texas Syndicate?

El Texas Syndicate está compuesto principalmente por texanos de ascendencia mexicoamericana y se originó hace 40 años, cuando presos texanos cumpliendo condenas en cárceles de California se unieron para protegerse de otras pandillas ligadas a la mafia mexicana y grupos supremacistas blancos como el Aryan Brotherhood, indicaron documentos de la corte.

Después de salir en libertad de las cárceles de California, sus miembros regresaban a Texas y continuaban cometiendo crímenes, ingresando otra vez a las cárceles en Texas, desde donde extendieron su control.

Los miembros de la banda, una vez adentro de ésta, no se pueden salir, según documentos de la corte. Una vez fuera de la cárcel, sus miembros continúan sus labores desde las comunidades donde residen, agregó el informe.

publicidad

Código de la muerte

La banda utiliza códigos para comunicarse entre ellos y se refieren a ella como el ST (por Sindicato Texano), Twisted Sister, Teresa Sanchez y Cuernos, por su símbolo que llevan miembros como tatuajes.

Otros de los códigos que usan en mensajes de texto para avisar sobre alguien que van a matar es colocando la letra X al lado del nombre de la persona.

El lenguaje que usan para referirse a la droga incluye palabras como sheet rock (piedra), girls (muchachas), teenager (adolescente),   french fries (papas fritas) y bacon (tocino).

Además de operar redes de narcotráfico, el Sindicato Texano también dirige negocios ilegales de juegos de azar.

Un documento de la corte federal (obtenido por Univision 41 en San Antonio) indica que en febrero del 2010 integrantes del Texas Syndicate amenazaron a una persona para que robara un banco y luego les entregara el dinero.

Esta persona fue identificada como miembro del jurado que estudiaba un caso contra la banda.

En octubre del 2009, integrantes de la banda asesinaron a un informante de la policía, identificado como Jesse James Polanco.

Veintidós de los 23 miembros arrestados en la última semana, incluyendo el alguacil Thomas Cuéllar, son originarios de las localidades rurales de Uvalde y Hondo, al Oeste de Texas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad