publicidad

Texas programa ejecución de cómplice de mexicano José Ernesto Medellín

Texas programa ejecución de cómplice de mexicano José Ernesto Medellín

Peter Anthony Cantú, fue acusado de participar en la violación, tortura y asesinato de dos jovencitas en Houston, hace 17 años.

Texas programa ejecución de cómplice de mexicano José Ernesto Medellín 4...

Será el 17 de agosto

EL PASO, Texas - El estado de Texas ejecutará en agosto al hispano Peter Anthony Cantú, acusado de ser el cómplice del mexicano José Ernesto Medellín, ejecutado en 2008, en la violación, tortura y asesinato de dos jovencitas en Houston, hace 17 años.

El Departamento de Justicia Penal en Texas tiene fijada la ejecución por inyección letal de Cantú para el 17 de agosto, en Huntsville, Texas, después de que en agosto de 2009 la Corte de Apelaciones del Quinto Circuito rechazara una revisión de su caso para la suspensión de la pena capital.

Cantú, originario del área de Houston y actualmente de 35 años de edad, fue sentenciado a muerte por el asesinato de Elizabeth Peña de 16 años y su amiga Jennifer Ertman de 14, en 1993, en un ataque en el que participaron seis miembros de una pandilla y que conmocionó por su brutalidad a los residentes de Texas.

publicidad

El crimen por el que fue condenado Cantú es el mismo por el que en agosto de 2008 fue ejecutado Medellín tras una serie de litigios en cortes estatales, e incluso del Gobierno mexicano en tribunales internacionales, que insistían en que durante la detención del mexicano se habrían violado acuerdos firmados en la Convención de Viena al no haber notificado de su arresto al Consulado de México.

El primero en recibir la inyección letal por participar en el asesinato de las jóvenes fue el afroamericano Derrick Sean O'Brien, en 2006, en tanto que las condenas de muerte en contra de Efraín Pérez y Raúl Villarreal fueron conmutadas por cadena perpetua porque eran menores de edad al momento del crimen.

Otro más, el hermano menor de Medellín, de 14 años al momento del crimen, fue sentenciado a 40 años en prisión.

De acuerdo con los informes del crimen, Ertman y Peña habían asistido en junio de 1993 a una reunión en el departamento de una amiga en Houston, y de regreso buscando acortar camino y llegar antes de las 11:30 de la noche a casa siguieron las vías del tren y un parque de la ciudad, en donde se encontraban seis miembros de la pandilla "Blancos y Negros" en una ceremonia de iniciación de un nuevo miembro.

Testimonios ofrecidos en 1994 durante el juicio de varios de los acusados relatan que Ertman fue inicialmente interceptada por Cantú, el líder de la pandilla, y que Peña, quien pudo haber escapado al ataque, regresó a auxiliar a su amiga que le pedía ayuda.

publicidad

Los padres de las jóvenes escucharon en el juicio como las menores fueron violadas brutalmente por todos los miembros de la pandilla, golpeadas y finalmente estranguladas con un cinturón.

El asesinato de estas jóvenes provocó dos cambios importantes en el proceso de sentencia y ejecución de los condenados a muerte en Texas.

El primero, es que a partir del juicio en contra de Cantú y Medellín en 1993 se permitió a los padres de las víctimas dirigirse a los acusados en corte.

También, a partir de entonces se permite que los familiares de las víctimas asistan como testigos de la ejecución, ya que antes de este caso, únicamente los familiares y abogados del sentenciado podían estar presentes en el proceso de aplicación de la inyección letal.

Durante la ejecución de Medellín estuvieron presentes los padres de Ertman y familiares y amigos de Peña, quienes observaron el proceso en silencio, incluso cuando el sentenciado, ya en la camilla, se dirigió a ellos para decirles que "sentía el dolor que pudo haberles causado"

Al final, durante una conferencia, Rand Ertman, padre de Jennifer, dijo que esa noche se había hecho justicia y que esperaban la ejecución de Cantú.

Ertman anunció en 2008 al exterior de la cárcel de Las Paredes en Huntsville, tras la ejecución de Medellín, que tanto él como familiares de Peña estarán presentes en la ejecución de Cantú, el último de los sentenciados a muerte por el asesinato de su hija.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad