publicidad
.

Texas ofrece recompensas por ayudar a autoridades a detectar casas de se...

Casa de seguridad.

Texas ofrece recompensas por ayudar a autoridades a detectar casas de seguridad

Texas ofrece recompensas por ayudar a autoridades a detectar casas de seguridad

Hasta 2,500 dólares a personas que informen sobre casas de seguridad utilizadas para contrabando de drogas y de personas

Casa de seguridad.
Casa de seguridad.

DALLAS - El Departamento de Seguridad Pública de Texas (DPS) ofrecerá recompensas de hasta dos mil 500 dólares a personas que informen sobre casas de seguridad utilizadas para contrabando de drogas y de personas.

El DPS precisó en un comunicado que el Programa de Recompensas Sobre Casas de Seguridad de Texas está diseñado para alentar a los residentes de la entidad a combatir la delincuencia transnacional.

"Texas ha tomado medidas enérgicas para combatir los delitos transnacionales relacionados con nuestra porosa frontera y el programa de recompensas es otra manera para que los texanos puedan ayudar a detener los crímenes en sus barrios", dijo el director del DPS, Steven McCraw.

“Las casas de seguridad juegan un papel significativo en la capacidad de los cárteles mexicanos y sus socios criminales para el contrabando con éxito de personas y de drogas a través de la frontera entre Texas y México", aseguró McCraw.

publicidad

"Este nuevo programa aprovechará la conciencia del público para ayudar a la policía a eliminar estos refugios seguros para los criminales y proteger a nuestras comunidades", indicó.

Bajo el programa de recompensas, las autoridades pagarán a través del organismo de prevención del crimen “Texas Crime Stoppers” hasta dos mil 500 dólares por información que conduzca a la identificación de las casas de seguridad utilizadas en crímenes transnacionales.

El nuevo programa será financiado por la División de Justicia Criminal de la Oficina del Gobernador de Texas, en conjunto con el DPS y Texas Crime Stoppers.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad