publicidad
Luego de una decisión del Tribunal de Apelaciones, en Texas ahora sería legal tomar fotografías por debajo de la falda de una mujer.

Texas hace legales las 'fotografías indecentes'

Texas hace legales las 'fotografías indecentes'

En el estado de Texas es legal tomar fotografías de la gente en lugares públicos y utilizarlas para obtener excitación sexual.

Luego de una decisión del Tribunal de Apelaciones, en Texas ahora sería...
Luego de una decisión del Tribunal de Apelaciones, en Texas ahora sería legal tomar fotografías por debajo de la falda de una mujer.

Gracias a una decisión del Tribunal de Apelaciones Penales de Texas, en el estado ahora es legal tomar fotografías indecentes de la gente y utilizarlas para obtener gratificación sexual.

Con una votación de 8 a 1, el Tribunal determinó que acciones como tomar fotografías por debajo de la falda de una mujer o capturar imágenes de niños en traje de baño en un lugar público están protegidas por la Primera Enmienda de la Constitución, ya que son equiparables a la creación de pinturas, películas o libros, según reporta Houston Chronicle.

“La cámara es esencialmente la pluma o el pincel del fotógrafo. La creación deliberada de fotografías y registros visuales queda protegida por la Primera Enmienda tanto como las fotografías o registros mismos”, comentó la jueza Sharon Keller, quien presidía el tribunal.

publicidad

Asimismo, se determinó que era imposible proteger a los objetos capturados de tener impacto en los pensamientos del fotógrafo.

Peter Linzer, profesor del Centro de Leyes de la Universidad de Houston, aseguró que “no se puede impedir que alguien te mire y tenga pensamientos oscuros”, y añadió “el que alguien pueda encontrarlo ofensivo no cambia nada”.

A pesar de este cambio en la ley, sigue siendo ilegal tomar fotografías de alguien sin su permiso si se encuentra en un lugar privado, como un vestidor o un baño, detalla la agencia AP.

Esta decisión se tomó como parte de una revisión del caso de Ronald Thompson, quien en 2011 enfrentó cargos por tomar fotografías de niños en traje de baño en un parque acuático de San Antonio.

Thompson, sin embargo, inició una apelación para que se desestimaran los cargos, asegurando que las acusaciones que se le imputaban eran inconstitucionales por estar en conflicto con la Primera Enmienda, de acuerdo con Los Angeles Times.

En el Código Penal de Texas, en la sección de ofensas sexuales, era un delito tomar imágenes de alguien en un lugar público sin su permiso y con la intensión de obtener excitación o gratificación sexual de ellas.

No obstante, la nueva definición de la fotografía como una forma de expresión hace que, en efecto, imágenes como las capturadas por Thompson queden protegidas constitucionalmente.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad