publicidad

Texas en manos del voto latino

Texas en manos del voto latino

Los hispanos están surgiendo como un premio sumamente codiciado en la competencia por la gobernación de Texas.

Texas en manos del voto latino 9611cc58f6bb49faa36a543ff1099e17.jpg

Texas tendrá más curules

AUSTIN, Texas -Los hispanos están surgiendo como un premio sumamente codiciado en la competencia por la gobernación de Texas. El 25 por ciento del electorado en este estado es hispano.

Según las proyecciones del análisis elaborado por la compañía Elección Data Services en base a cifras del censo de población, 19 estados verán cambios en su composición distrital a partir del censo de 2010.

De estos, Texas, Arizona, Florida, Georgia, Nevada, Oregón, Carolina del Sur y Utah agregarán curules en la Cámara de Representantes, anticipándose el mayor número para Texas con cuatro.

En los 11 restantes se proyectan la pérdida de al menos un asiento congresional, siendo notable el caso de Ohio, donde la resta podría ser hasta de dos curules.

publicidad

Además de Ohio, los otros estados en esta categoría son Illinois, Louisiana, Massachusetts, Michigan, Minnesota, Missouri, Nueva Jersey, Nueva York y Pensilvania.

De acuerdo con el análisis, los hispanos representan 51 por ciento del crecimiento poblacional que Estados Unidos ha experimentado desde 2000, y que los ha colocado ya con la mayor de las minorías en el país.

Según el mismo, sin el crecimiento de la población hispana, seis de los ochos estados posicionados para ganar asientos en el Congreso no enfrentarían este prospecto.

Arturo Vargas, presidente de la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos y Designados (NALEO) dijo que dadas estas proyecciones, la necesidad de que los hispanos sean contados de manera precisa en el censo de 2010 resulta más importante que nunca.

"El otro reto tiene que ver con el registro para votar", dijo Vargas durante el evento en que fue presentado el análisis.

La cuerda floja republicana

El gobernador Rick Perry y su rival Kay Bailey Hutchison por los republicanos, están enfrascados en una dura contienda para las primarias del partido y el ganador le deberá parte de su éxito al voto hispano, aseguran analistas.

Pero Perry y Hutchison deberán negociar una cuerda floja electoral: por un lado ansían ganarse el voto de los hispanos, quienes por lo general favorecen la inmigración y albergan posiciones liberales; por el otro, no desean enemistarse con la base derechista del partido, de tendencia nacionalista, más religiosa y se opone a la inmigración ilegal.

publicidad

Es por ello que ambos candidatos están viajando a lo largo y ancho de Texas, presentándose ante públicos hispanos pero prometiendo proteger el derecho a portar armas, endurecer la seguridad fronteriza y otros temas.

Por ejemplo, en un día reciente Hutchison habló ante la Asociación de Cámaras de Comercio Mexicano-Americanas en McAllen, cuando apenas días antes se había declarado en contra del ingreso de la hispana Sonia Sotomayor como jueza de la Corte Suprema.

En el evento, explicó su decisión: no podía votar a favor de una jueza que no sea dura partidaria del derecho a portar armas. Obtuvo escasos aplausos.

Las primarias son en marzo del 2010. Pero los republicanos desde ya están viendo más allá de ese horizonte conscientes de que el voto latino será crucial no sólo para ganar en Texas sino en el país entero. Por ello Hutchison también mencionó que el 30% de los candidatos que ella había propuesto para cargos judiciales habían sido hispanos.

Además mencionó su trabajo como copresidenta de una coalición que ayuda a universidades que acepten a estudiantes hispanos y expresó sus respetos a los congresistas Rubén Hinojosa (congresista demócrata de Texas) y Mel Martínez (senador republicano de Florida).

"Es algo que no puede ser ignorado", opinó Jerry Polinard, experto en ciencias políticas de la Universidad Panamericana de Texas. "Los republicanos necesitan robarle algunos de esos votos latinos al Partido Demócrata".

publicidad

Perry también está buscando el voto latino, un sector que comprende el 25% de los votantes de Texas y un tercio de la población.

Sus allegados enfatizan que Perry designó a 701 hispanos a comisiones estatales (el 15% de todas sus designaciones). Su portavoz Mark Miner dice que las políticas de Perry le ganarán el apoyo de los latinos, como por ejemplo en el área de creación de empleos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad