publicidad

Texas ejecuta a un hispano por el asesinato de un policía

Texas ejecuta a un hispano por el asesinato de un policía

Manuel Garza, de 34 años, fue condenado a la pena capital por asesinar a un policía en febrero de 2001 

El estado de Texas aplicó la pena de muerte por sexta vez este año con la ejecución del latino Manuel Garza, condenado por el asesinato hace 14 años de un agente de policía en San Antonio durante un forcejeo.

Garza, de 34 años, nacido en esa ciudad y de origen hispano, fue ejecutado a las 6:40 de la tarde, hora local, en la prisión texana de Huntsville con una inyección letal de pentobarbital, uno de los sedantes utilizados habitualmente por los verdugos.

Cuando se le preguntó si deseaba decir sus últimas palabras, señaló que sentía mucho haber causado dolor a su familia, amigos y en especial, a los agentes de la policía.

"Todos ustedes probablemente me odian", dijo, mirando a tres amigos de su víctima, vestidos con sus uniformes azul marino de la policía de San Antonio. Les deseó "la paz y el amor y la esperanza de encontrar a un Dios como el que tengo y los veré en el otro lado."

A medida que la droga letal comenzó a tomar efecto, Garza pronunció: "¡Aquí viene!" Su voz se elevó cuando dijo "Adiós", y luego soltó un aullido que se vio interrumpida en cuestión de segundos al tomar tres respiraciones profundas, luego inhaló dos veces con cada vez menos fuerzas.

Fue declarado muerto 26 minutos más tarde a las 6:40 pm CDT

El caso se remonta al 2 de febrero de 2001, cuando el agente de policía John Anthony Riojas, que tenía 37 años, detectó que Garza merodeaba por un estacionamiento con la intención de robar un vehículo.

publicidad

Al ser identificado, Garza trató de huir y, durante el posterior forcejeo, consiguió apoderarse del arma reglamentaria de Riojas y le disparó en la cabeza.

Lea más: EEUU redujo el número de ejecuciones en 2014

En un principio, dijo que se había disparado sola, pero durante el juicio afirmó que había actuado en defensa propia ante la actitud violenta del policía.

En el momento del crimen, Garza acumulaba 14 detenciones en su historial, había sido condenado por robo, allanamiento y posesión de drogas, y pesaban sobre él cinco órdenes de arresto.

También será el recluso número 524 al que se aplica la pena de muerte en este estado desde que el Tribunal Supremo la reinstauró en 1976.

Desde esa fecha, 1,406 presos han sido ejecutados en todo Estados Unidos. 

 

Camino a la Muerte: Manuel Garza cambió tras su sentencia /San Antonio: KWEX


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En 2011 Donald Trump fue blanco de las bromas del Barack Obama tras la polémica por el certificado de nacimiento del presidente y este año, en su primera cena en el cargo, el mandatario anunció que no asistirá.
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
Los dreamers dicen que con la situación en EEUU y las nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda financiera para realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les cueste su estadía en el país.
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
publicidad