publicidad
Suman 22 los latinos que han muerto desde que se reinstaló la pena capital en Estados Unidos con la ejecución del expandillero Miguel Paredes, hijo de padres mexicanos.

Texas ejecuta a hispano que pidió acelerar su proceso para "acabar con esto"

Texas ejecuta a hispano que pidió acelerar su proceso para "acabar con esto"

Daniel López, que atropelló y mató a un teniente de la policía, morirá por inyección letal tras atropellar a un agente de policía en una persecución

Daniel Lee López, el recluso que había solicitado adelantar su ejecución para no pasar años (o décadas) en el corredor de la muerte, fue ejecutado este miércoles en Huntsville, Texas.

"Quisiera agradecerles. Espero que esta ejecución ayude a mi familia y a la familia de la víctima. Esto nunca debió pasar, estuvo fuera de mi poder. Solo puedo caminar el camino adelante y hacer lo mejor que pueda. Siento haberlos hecho pasar por esto. Lo siento, los amo. Estoy listo. Que podamos todos ir al cielo”, fueron sus últimas palabras, antes de fallecer a las 6:31 p.m. (hora local).

López  había intentado agilizar su ejecución desde que lo enviaron al pabellón de la muerte hace cinco años por atropellar y matar a un teniente de la policía con una camioneta deportiva durante una persecución.

El recluso, de 27 años, logró que se concretara finalmente su deseo de que le hicieran efectiva la pena capital en Huntsville después de que una corte aprobara desechar sus apelaciones.

Lea también: Un mexicano se libra de la pena de muerte en Nebraska

López recibió inyección letal por la muerte del teniente Stuart Alexander de Corpus Christi en 2009. El agente de 47 años estaba parado en un área verde a un lado de una carretera donde había colocado una barrera con puntas cuando lo arrolló el vehículo en el que  López huía.

publicidad

El recluso dijo la semana pasada desde el pabellón de la muerte: "Es una pérdida de tiempo estar sentado aquí. Creo que debo acabar con esto".

Los abogados que representaban a  López se negaban a aceptar sus intenciones y pusieron en duda las conclusiones de una corte federal de que el recluso estaba mentalmente apto para solicitar que le hicieran efectiva la pena de muerte.

Un aplazamiento "frustrante"

L os abogados presentaron infructuosamente una apelación a la Corte Suprema de Estados Unidos para evitar la ejecución, con el argumento de que el delito que pesaba sobre  Lopez  no podía conllevar la pena de muerte porque éste no tuvo intención de matar al agente, sufría discapacidad mental y aprovechaba al estado para perpetrar sus deseos de mucho tiempo de suicidarse.

Otro latino será ejecutado en Estados Unidos

"Es obvio que a  López se le permitió utilizar el sistema legal en otro intento para quitarse la vida", declaró el abogado David Dow a un tribunal superior.

López, quien también escribió cartas a un juez federal y solicitó que le aplicaran la pena de muerte, había afirmado que sería "frustrante" un aplazamiento por parte de la Corte Suprema.

"Es una locura apelar y apelar", dijo  López la semana pasada en relación a los esfuerzos de sus abogados. "Se los he explicado muchas veces. Supongo que quieren cobrar por las apelaciones".

López fue examinado por un sicólogo, testificó en una audiencia de la corte federal sobre su deseo de ya no apelar y se determinó que carecía de problemas mentales, dijeron los fiscales estatales, quienes se opusieron al aplazamiento de la pena de muerte.

publicidad

El incidente

Alexander, la víctima, fue agente policial durante 20 años. Su muerte ocurrió durante una persecución que inició recién pasada la medianoche del 11 de marzo de 2009, después de que  López fuera detenido por otro agente por pasarse un alto en un vecindario de Corpus Christi. Las autoridades dicen que  López manejaba a unos 100 kilómetros (60 millas) por hora.

López había forcejeado con el policía que lo detuvo y emprendió la huida. Golpeó varias patrullas, condujo a alta velocidad con las luces apagadas y atropelló a Alexander como "una bala y un blanco", dijo un agente que testificó en el juicio de  López en 2010.

Cuando lo acorralaron varias patrullas,  López utilizó su camioneta como ariete en un intento para escapar y fue necesario balearlo para controlarlo, testificaron los agentes.

"Es un sueño horrible", dijo  López desde el pabellón de la muerte. "Lo he reproducido mil veces en mi mente".

Los agentes encontraron una docena de paquetes de cocaína y una pequeña báscula en un compartimento falso en la consola de la camioneta.

Los registros muestran que  López estaba bajo libertad condicional después de que se declarara culpable de conducta sexual indebida con alguien menor de edad en el condado Galveston y quedó fichado como acosador sexual. Tenía otros arrestos por agresión.

publicidad

El décimo ejecutado en Texas en 2015

López se convertirá en el 10mo preso que es ejecutado este año en Texas. A nivel nacional se han efectuado 19 ejecuciones este año y la mitad tuvo lugar en Texas.

Por otro lado, el Tribunal de Apelaciones Criminales de Texas suspendió otra ejecución prevista para este jueves a la espera de resolver una apelación presentada por el preso.

Tracy Beatty, que ahora tiene 54 años, estranguló a su madre en noviembre de 2003 y luego quemó el cuerpo, según recogen los archivos del Departamento de Justicia Criminal de Texas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad