publicidad
.

Texas ejecuta a dos reos en dos días con lo que alcanzó la cifra de 433...

Texas ejecuta a dos reos en dos días con lo que alcanzó la cifra de 433 ejecuciones

Texas ejecuta a dos reos en dos días con lo que alcanzó la cifra de 433 ejecuciones

Autoridades de Texas ejecutaron mediante inyección letal a Kenneth Wayne Morris de 38 años de edad y a Willie Earl Pondexter de 34.

433 ejecuciones en Texas

HUNTSVILLE, Texas - Las autoridades de Texas ejecutaron en los pasados dos días mediante inyección letal a Kenneth Wayne Morris (quien cumplió 38 años el día de su ejecución) y a Willie Earl Pondexter de 34 años de edad.

En 1993 Willie Earl Pondexter mató a balazos en Clarksville, al noreste de Dallas, a una mujer de 85 años de edad. Mientras que Morris, el segundo reo ejecutado, fue declarado muerto a las 18:16 horas de este miércoles fue hallado culpable por la muerte abalazos de un hombre en Houston en 1991.

La ejecución de Morriso se efectuó en la cámara de la muerte de la Unidad Carcelaria Walls, en Huntsville, unos 250 kilómetros al sureste de Dallas. Momentos antes de morir, el reo pidió perdón a los tres hijos de su víctima y a uno de sus nietos, que atestiguaron la ejecución.

"Lo siento, por todo el dolor que les pude haber causado a ustedes y a su familia", dijo. "No me llevo nada más que amor", indicó luego.

Morris fue sentenciado a muerte por el homicidio a balazos de James Moody Adams, de 63 años, el 1 de mayo de 1991. Según las autoridades, Morris y dos acompañantes irrumpieron de manera equivocada en la casa de Adams creyendo que había armas.

Adams, quien se encontraba durmiendo junto con su esposa en el piso superior, despertó y bajó a confrontar a los intrusos, a quienes les negó tener armas y les ofreció mil 800 dólares para que se fueran.

publicidad

Morris disparó entonces en cuatro ocasiones sin tener causa aparente. La esposa de Adams, que se había escondido en un closet, escuchó la discusión, los balazos y el ruido del cuerpo de su esposo al desplomarse.

Los tres ladrones dejaron en el lugar bolsas vacías de plástico en las cuales pensaban llevarse el botín. Las autoridades localizaron en una de las bolsas las huellas digitales de uno de ellos, Christopher Montez, y lo arrestaron.

El detenido condujo a la policía hacia Morris, quien fue detenido 12 días después del crimen, y el tercer cómplice, Orlena Ayers, primo de Montez, se entregó a las autoridades.

Montez fue sentenciado a 85 años de cárcel, Ayers a cadena perpetua y Morris a pena de muerte.

La ejecución de Willie Earl Pondexter

Momentos antes de morir, sujeto a la camilla de ejecución, Pondexter aseguró en su última declaración que no había matado a nadie, pero se disculpó y expresó su arrepentimiento por haber participado en el crimen.

Pondexter fue uno de los dos declarados culpables del homicidio de Martha Lennox ocurrido el 29 de octubre de 1993 en la vivienda de la mujer en Clarksville.

En recientes declaraciones a la prensa, Pondexter aseguró que su compañero, James León Henderson, disparó primero contra Lennox y luego le cedió la pistola para que él le hiciera un segundo disparo.

publicidad

"A los 18 años de edad, yo era como un seguidor", dijo en entrevista la semana pasada.

Martha Lennox y sus dos hermanos heredaron una fortuna de millones de dólares. Los tres, ninguno de los cuales se casó, ya han muerto, pero una fundación con el apellido familiar continúa con su labor altruista.

Pondexter, Henderson y otros tres involucrados en el robo y homicidio huyeron con un botín de 20 dólares que extrajeron del bolso de la mujer a quien robaron también su automóvil, Cadillac.

El grupo fue detenido horas después del homicidio en Dallas luego de tratar de robar a un hombre que caminaba en la calle. Pondexter y Henderson fueron sentenciados a muerte. Los otros tres recibieron diferentes sentencias de cárcel.

Pondexter y Morris fueron el noveno y décimo reos en ser ejecutados en Texas en lo que va de 2009, y el número 432 y 433 desde que Texas implementó el castigo capital en 1976.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad