publicidad

Entrevista de Jorge Ramos al jefe de Gobierno de Ciudad de México tras el terremoto: "Nos va a volver a tocar una y otra vez"

Entrevista de Jorge Ramos al jefe de Gobierno de Ciudad de México tras el terremoto: "Nos va a volver a tocar una y otra vez"

El político mexicano Miguel Ángel Mancera asegura que la ciudad demostró estar mejor preparada que en 1985, pero cree que deben mejorar todavía más para el siguiente.

“La consigna en este momento es búsqueda y rescate”, asegura Miguel Ángel Mancera Univision

Esta es la transcripción de la entrevista realizada por el periodista Jorge Ramos al jefe de Gobierno de Ciudad de México, Miguel Ángel Manera, tras otro mortífero terremoto en el país.

Jorge Ramos: ¿Dónde estaba cuando ocurrió el terremoto?

Miguel Ángel Mancera: Estaba en mi oficina. Acababa de llegar del simulacro que tuvimos aquí mismo. Se terminó todo el protocolo. Rendí el informe a la ciudadanía. Me fui a mi oficina. Acababa de entrar, prácticamente. Estaba tomando una llamada de una entrevista que me estaba preguntando dónde estaba yo en el 85 cuando el sismo. No acabé de platicarle la anécdota cuando se escuchó la alerta sísmica, y a los pocos segundos empezó el movimiento.

JR: ¿Cómo se sintió en el Zócalo?

MAM: Fuertísimo. Fuertísimo. Era un movimiento increíble. Parecía que estabas en un set de filmación de una película porque las lámparas, que son lámparas muy pesadas, se movían de lado a lado. No podías caminar de lo fuerte que se estaba moviendo el piso. Todo tronaba. Yo escuchaba cómo la gente iba saliendo. Les gritaba que bajaran con calma. Se siguieron los protocolos. Eso, la verdad es que cada vez está más capacitada la ciudadanía. Se fueron a la plancha del Zócalo, precisamente a resguardarse.

JR: ¿Usted también?

publicidad

MAM: Yo permanecí en el edificio hasta que pude ver que estaba siendo desalojado por todos mis compañeros. Cuando dejó de moverse, pedí que hicieran una verificación por radio de que toda la gente hubiera salido, entonces salí. Me quedé un ratito en la entrada porque estaban las grandes lámparas, que son muy pesadas, y pedí que hicieran una esclusa para que la gente no pasara por ahí.

JR: ¿Temió por su vida?

MAM: Sí, te pasa por la mente.

JR: ¿Sí lo pensó?

MAM: Sí, pasa por la mente que puede ser el último momento. Que puede colapsar y que se pueda acabar todo ahí.

JR: Yo crecí en la Ciudad de México y cuando regresé y empecé a ver los edificios caídos, me pregunté si la Ciudad de México estaba preparada para un sismo de esta magnitud. ¿Usted cómo lo vio? ¿Estaba preparada la ciudad para esto o no?

MAM: Tuvimos un simulacro de poco más o menos 17,000 edificios. Y 7 millones y medio de personas participaron en el simulacro. Tenemos hasta ahora 38 derrumbes y colapsos, más los que puedan tener daños estructurales. Me parece que, en las nuevas edificaciones, en las nuevas construcciones de la ciudad, a partir del sismo de 85 se ha avanzado. No tengo duda que, con las nuevas normas, que son mucho más estrictas, la ciudad ha ganado mucho terreno. Los edificios que se están derrumbando, la gran mayoría, son previos al 85. Son edificaciones con otro tipo de normas. La ciudad tiene que ser cada vez más estricta en esto porque es un hecho que va a seguir temblando.

publicidad

JR: Claro. Va a seguir. Eso es.

MAM: Así es.

JR: Nos va a volver a tocar una y otra vez.

MAM: Así es, exactamente. La ciudad está en riesgo permanente.

JR: Estamos a 72 horas del sismo, y muchos de los familiares con los que me ha tocado hablar, familiares de víctimas, temen que usted dé la orden de detener las labores de rescate.

MAM: No. De ninguna manera. La consigna en este momento es búsqueda y rescate. No vamos a terminar con eso hasta que esté la última línea de posibilidad de aliento, de acompañamiento con la gente que está esperando rescatar a sus familiares.

JR: Están preocupados porque están usando grúas muy grandes, y eso significa, desde su punto de vista, que ya no hay interés en rescatar vidas o que creen que ya no hay vida.

MAM: Solamente se utilizó una grúa en el inmueble de Chimalpopoca, y eso fue a petición expresa de las personas que estaban ahí para poder mover unas losas por la ubicación que tenían. Pero eso fue con dirección de los expertos y fue el único lugar en donde se utilizó ese tipo de maquinaria.

JR: En una crisis como esta, el liderazgo es muy importante.

MAM: Sí.

JR: Que la gente les crea a ustedes.

MAM: Correcto.

JR: Cuando ocurre algo como lo de ‘Frida Sofía’, la niña que nunca existió, ¿qué pasa? ¿Qué pasó?

MAM: Desconozco exactamente qué fue lo que sucedió ahí. De repente se dio esta noticia de que alguien había escuchado y que había una niña que tenía el nombre tal. Yo lo que instruí fue que buscáramos en los registros. Efectivamente, en los registros aparecía una niña con ese nombre, pero no teníamos referencia de que hubiera padres o hubiera familiares buscándola.

publicidad

JR: Nunca aparecieron, perdón.

MAM: No. Entonces, a mí me preguntaron en una entrevista: “Oiga, ¿puede usted buscar a la tía?”. Le dije: “La verdad es que no tenemos registro de ningún familiar. No tenemos un registro que nos permita orientarnos. No podemos ayudar en eso”. Y de ahí se generó toda la otra expectativa.

JR: Es grave cuando ocurre algo así. Me refiero a nivel de credibilidad con la gente.

MAM: No ayuda que pueda haber una racha de información equivocada. Se dijo, por ejemplo, lo que tú estabas comentándome, que si había dado la instrucción de que entrara la maquinaria y que se daban por terminadas. Así salieron las notas: “Dan por terminada la búsqueda”. Jamás se había dicho eso. Hay mucho de esto del ‘fake news’.

Relacionado
Promo Casas Mexico
Estos son los edificios que colapsaron con el terremoto en México (antes y después)

JR: Lo vi en una fotografía con el presidente de México. Claramente, vienen de corrientes políticas distintas.

MAM: Sí.

JR: ¿Se siente a gusto usted junto al presidente?

MAM: En este tipo de eventos, no puedo yo provocar una resta para la Ciudad de México. Cuando se decretó el plan MX, yo sabía que iba a entrar el DN-III, y que iba a entrar el plan Marina. Estos dos planes en un momento de tanta necesidad de ayuda como esto, no se lo puedo yo escatimar a la Ciudad de México.

JR: Puede dejar la política a un lado.

MAM: Totalmente a un lado. Los perros de rescate son de la Marina. Están muy entrenados, una de las perritas que ha estado ayudando es dónde se han rescatado 20 personas. Son momentos en donde hay que sumar. Ahora, hice la declaratoria de desastre de la Ciudad de México, y este es un procedimiento administrativo indispensable para que la ciudad se coloque en la línea de salida de recibir apoyos que entre todos generamos. Son seguros del país, son reaseguros del país.

publicidad

JR: Está claro que usted quiere ser el próximo presidente de México. ¿Usted cree que de la manera en que reaccione usted como líder en este terremoto dependerá si usted gana o no?

MAM: Mi prioridad en este momento es la ciudad. Si mañana el Frente decidiera iniciar la contienda interna, no podría participar yo. O sea, si mañana dieran la salida y yo debiera salir de la Ciudad de México para ir a esa contienda, pues no puedo, no lo puedo hacer. No voy a dejar a la ciudad en este momento.

JR: ¿Pero usted sí quiere ser presidente de México?

MAM: Sí, por supuesto. Y me interesa poder encabezar ese Frente y me interesa ir adelante con esa posibilidad de cambio de régimen. Estoy convencido del gobierno de coalición, pero hoy no pienso en otra cosa que no sea la ciudad. Me tiene ocupado y preocupada la etapa de la reconstrucción, que va a ser una etapa muy dura, muy difícil, porque son muchos los inmuebles, porque la ciudadanía tiene que sentirse acompañada, y a veces te rebasa la capacidad de respuesta. En este momento tenemos 3,600 brigadistas en toda la ciudad, pero la necesidad es mayor. Tengo que lograr que la ciudadanía sepa que estamos pendientes, que estamos buscando dar el mayor de nuestros esfuerzos.

JR: Quiere ser presidente, pero por ahora eso está en segundo plano.

MAM: Por ahora, es segundo plano.

JR: Termino. ¿Qué ha aprendido de esto?

publicidad

MAM: Que la Ciudad de México es una ciudad que está en pie, que es una ciudad que está mejor preparada para esto.

JR: Que en el 85.

MAM: Que en 85. Es una ciudad mucho más resiliente. Es una ciudad que tiene una ciudadanía que se vuelca en apoyos, que siempre ha sido así, que aquí se han recibido refugiados, aquí se ha ayudado a otras naciones. En este momento mismo tengo brigadas de ‘Médico En Tu Casa’ en Oaxaca, cuando lo natural es que les hubiera dicho: “Regrésense para estar acá”. Bueno, la ciudad es así. El vuelco de voluntarios, tú lo has visto, Jorge, más de un millón que están en las calles y que están llevando víveres.

JR: Yo estoy impresionado del México donde crecí, en la forma en que ha reaccionado.

MAM: Es…

JR: Es maravilloso.

MAM: Brutal. Incluso, dicen: “Oye, ellos tomaron el control. Ellos están organizando”. Claro. Es la primera línea de contacto, y qué bueno que sea así. Ahora que he ido a los refugios, encuentro niños de seis años, niños de cinco años que están ordenando despensas, que están ordenando botiquines, y que vivieron esto que fue un trauma, pues muy fuerte, que fue un acontecimiento durísimo para la ciudad, pero la ciudad está en pie.

Los rostros en la multitud: héroes y sobrevivientes del terremoto en México (fotos)
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad