publicidad

Teléfonos inteligentes distraen a los padres de atender a sus hijos

Teléfonos inteligentes distraen a los padres de atender a sus hijos

Muchos padres deciden pasar más tiempo revisando sus teléfonos y dispositivos que interactuando con sus hijos. 

Celulares amenazan las relaciones entre padres e hijos San Antonio: KWEX

Los teléfonos inteligentes y otros dispositivos electrónicos forman parte de nuestra cotidianidad y sin duda han mejorado varios aspectos de nuestra vida diaria, sin embargo, la sociedad está pagando con su salud el uso excesivo de este tipo de aparatos.

Los dispositivos inalámbricos pueden elevar el riesgo de diversos problemas de salud, desde vista cansada y mala postura, hasta accidentes de autos, y a la lista se viene a sumar ahora la mala paternidad, de acuerdo con un estudio llevado a cabo por investigadores del Boston Medical Center.

De acuerdo con los investigadores, muchos padres deciden pasar más tiempo durante las horas de la comida y la cena revisando sus teléfonos y dispositivos que interactuando con sus hijos.

“Desde siempre hemos sabido que las interacciones cara a cara son importantes para el desarrollo cognitivo, lingüístico y emocional. Antes de que los dispositivos móviles existieran, este tipo de interacciones tenían lugar durante las comidas”, explica la Dra. Jenny Radesky, una de las autoras del estudio.

Los niños que tienen menos interacciones cara a cara con sus padres y otros adultos, así, tendrían mayor riesgo de padecer problemas de aprendizaje así como de presentar problemas de comportamiento.

Además, el uso excesivo de aparatos móviles por parte de padres y adultos en general evitaría que estos observaran el comportamiento de los niños.

publicidad

“[Durante el estudio] una niña siguió comiendo, luego fue y tomó más cátsup. La mujer que la cuidaba no se dio cuenta de esto; seguía mirando hacia el teléfono”, se lee en el estudio.

En este caso se trata de un detalle sobre la alimentación de la pequeña, pero el uso de teléfonos y dispositivos inteligentes podría desviar la atención también de comportamientos más graves, por ejemplo, desórdenes alimenticios o mal comportamiento.

El uso de aplicaciones lúdicas o educativas por parte de los niños, no obstante, sería de poca ayuda para contrarrestar este problema, pues este tipo de programas carece del componente social propio de las interacciones humanas.

Para la Dra. Radesky, es importante que los padres encuentren un balance entre el tiempo que dedican al teléfono y el que dedican a sus hijos: “[estos dispositivos] son herramientas esenciales, y se necesitan guías para usarlos de manera adecuada y saludable. Es importante que los padres tengan un momento off-line en el que se dediquen sólo a sus hijos”.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad