publicidad
El sitio fue creado como punto de encuentro de familiares y amigos de los fallecidos.

Un panteón 'virtual' para compartir y recordar a quienes ya fallecieron

Un panteón 'virtual' para compartir y recordar a quienes ya fallecieron

InMemoriam fue concebida como un punto de encuentro y nexo de unión entre familiares y amigos, en torno a uno de sus miembros que haya muerto.

El sitio fue creado como punto de encuentro de familiares y amigos de lo...
El sitio fue creado como punto de encuentro de familiares y amigos de los fallecidos.

El mundo virtual ofrece una amplia gama de redes sociales donde las personas pueden compartir fotos, comentarios, música, gustos o disgustos por cualquier tema, sin embargo existe una red social para quienes ya fallecieron: InMemoriam.

Una frase célebre de Ana Frank fue: "Quiero que algo de mí perdure después de la muerte”, y la página web no lo tomo a broma, In Memoriam es un sitio internacional, en múltiples idiomas y gratuito donde pueden darse de alta usuarios de todo el mundo y de todas las creencias religiosas.

La red social fue concebida como un punto de encuentro y nexo de unión entre familiares y amigos o integrantes de una corporación, en torno a uno de sus miembros que haya muerto.

De acuerdo con el sitio web, en los tiempos actuales, la vida familiar y profesional obliga a la dispersión geográfica de los elementos de una comunidad, impidiéndoles el ritual de postración ante la tumba, por lo cual la plataforma se vuelve muy funcional.

publicidad

Así, el espacio online permite recordar y honrar a los seres queridos fallecidos, creando una huella digital para mantener su recuerdo, pues solo basta con registrarse al “Panteón” para añadir miembros fallecidos y crear esquelas en línea.

Los usuarios web anónimos que entren al sitio podrá buscar personas fallecidas mediante un buscador, para después acceder a un panteón familiar público, ficha, detalle de difunto y/o esquela.

Los servicios de InMemoriam no tienen caducidad y al terminar la suscripción y configuración, el nuevo miembro aparecerá en el “panteón” a modo de lápida.

El “panteón” virtual permite el acceso a cuantos difuntos se deseen, incluso se pueden distribuir y organizar.

Una vez creado el panteón, se puede añadir foto de perfil del fallecido, imagen de fondo de cabecera personalizable (similar al estilo de Facebook), nombre y apellidos, fecha y lugar de nacimiento y de defunción, profesión, entre otros datos.

Pero los creadores no dejaron escapar ningún detalle, ya que también se le pueden encender velas, por medio de una herramienta gráfica donde el usuario podrá hacerlo de manera anónima y gratuita, cuya duración será de 30 días.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad