publicidad

Twitter es donde las celebridades han decidido revelar sus intimidades.

Twitter es donde las celebridades han decidido revelar sus intimidades.

Twitter es donde las celebridades revelan todas sus intimidades, desde las bromas hasta sus actos de filantropía.

Twitter es donde las celebridades han decidido revelar sus intimidades....

Ventilan intimidades

El microblog Twitter es sin duda la red social favorita de los famosos para revelar toda clase de intimidades. A través de ella, Miley Cyrus, Ashton Kutcher, Rania de Jordania y ahsta Demi Moore, se "desquitan" de la prensa amarilla mostrando también los detalles de su vida personal, pero de manera gratuita.Un ejemplo de esto es Ricky Martin. Aunque la primera aparición de sus hijos fue en las revistas del corazón, Matteo y Valentino crecen ante los ojos de todo el mundo a través de esta red social.

Gracias a sus mellizos, el intérprete de "La vida loca" se acerca a sus admiradores de un modo más directo. Imágenes en la playa cuando los niños cumplieron un año de edad y posteriores fotografías han ocupado parte del contenido de esta web, en la que el cantante hasta se toma la molestia de identificar a cada uno de ellos.

publicidad

Además de mostrar su nueva familia a sus fans, Ricky Martin utiliza Twitter para actualizar las noticias sobre su actividad filantrópica, que se centra principalmente en la lucha contra el tráfico de niños, curiosamente, tratando de crear conciencia sobre los peligros del uso de Internet en los menores.

Quizás los más famosos usuarios de Twitter sean, junto con John Mayer, Demi Moore y Ashton Kutcher. La pareja planea sus vacaciones en público, enviándose mensajes el uno al otro a través de esta web.

El carácter bromista del actor parece haber contagiado a la protagonista de "Striptease"y ambos cuelgan fotos de lo más jocoso, algunas de ellas en ropa interior.

Una de las bromas más sonadas de la pareja ocurrió este verano, cuando él mostró al mundo una fotografía de ella planchando un bikini.

Aunque no sólo de bromas se alimenta el perfil de Ashton Kutcher, quien no dudó en mostrar sus condolencias a la familia de su ex pareja, la también actriz Brittany Murphy, tras su muerte accidental a finales del año pasado. "Te veré en el otro lado, niña", le dedicó el intérprete a modo de despedida.

Para algunas celebridades, sin embargo,  esta plataforma se les ha vuelto en contra, como es el caso de la cantante Miley Cyrus, quien se vio obligada a abandonar Twitter por el cruel escrutinio que se hacía de su vida y los críticos mensajes que muchos usuarios hacían de ella. Ahora se deja ver, de vez en cuando, en el perfil de su amiga Emily Osment.

publicidad

Digno de realeza

Ni si quiera la realeza se resiste a los encantos de Twitter. Tal es el caso de Rania de Jordania, quien, al margen de todo protocolo, colgó este verano varias imágenes personales de sus vacaciones en un yate en la isla italiana de Elba, en las que también aparece su marido, el rey Abdalá.

Además de imágenes, la princesa comparte sus impresiones sobre ese país europeo, del que se declaró completamente enamorada. "He comido tanto helado que provoca las protestas de las vacas", bromeaba en su perfil.

Otra de las actividades que decidió hacer públicas fue su almuerzo informal con el presidente francés, Nicolás Sarkozy, y su esposa Carla Bruni, en la residencia del matrimonio situada en Cap Negre, al sureste del país galo.

Por la filantropía

El comediante Ben Stiller, protagonista de "Night at the Museum", aprovechó Twitter para centrar la atención en la tragedia ocurrida en Haití. Desde su perfil invitó a sus numerosos seguidores a hacer donativos en la página de UNICEF y dirigió temporalmente la recaudación de su fundación StillerStrong.org para ayudar a los afectados.

"Se me rompe el corazón al ver las imágenes que llegan de Haití. La gente allí necesita nuestra ayuda inmediata", declaró Stiller quien ha estado trabajando con la organización Save The Children para construir una escuela en ese país.

publicidad

Una de las ventajas que encuentra Stiller a esta forma de comunicarse es que el propio famoso es quien decide cuándo parar de mostrar su intimidad, tal y como declaró recientemente al diario alemán Berliner Morgenpost.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad