publicidad

Tus vacaciones al espacio

Tus vacaciones al espacio

Si quieres quedarte en un hotel espacial, es hora de que comiences a guardar los cuatro millones de dólares que costará el viaje.

Turismo espacial

Tres noches en un hotel con forma de racimo de uva flotando en el espacio, casi cinco meses de entrenamiento y relajación en una isla tropical, cerca de cuatro millones y medio de dólares para el boleto y una fecha: 2012. Esto es lo que propone para tus vacaciones la compañía Galactic Suite con sede en Barcelona (España),  impulsada por el arquitecto Xavier Claramunt.

La Tierra ya se nos queda corta para las vacaciones y la fiebre del turista ya apunta un poco más lejos: a partir del 2012, y por el 'módico' precio de unos cuatro millones y medio de dólares, podrás convertirte en un turista espacial y pasar tres noches inolvidables en el Galactic Suite Space Resort.

El paquete que propone la compañía española Galactic Suite combinará elementos de entrenamiento (siguiendo las pautas de preparación de astronautas), lujo y diversión, tanto en la Tierra como en órbita. Una visita en el Galactic Suite Space Resort será el clímax de una aventura que conducirá al turista espacial a un viaje que durará casi cinco meses, incluyendo una estancia  en una isla tropical.

Fundada en Barcelona en 2007 de la mano del arquitecto Xavier Claramunt, Galactic Suite crea y desarrolla conceptos de última generación destinados a mejorar la experiencia del turismo orbital.

EquipXCL, es el grupode arquitectos y diseñadores de Claramunt, e ingenieros aeroespaciales e industriales españoles y estadounidenses que trabajan para desarrollar la primera cadena de hoteles espaciales del mundo.

publicidad

El proyecto de Galactic Suite despertó cierto escepticismo al anunciar el presupuesto requerido para sus planes, pero inversionistas japoneses y de los Emiratos Árabes avalarán los 3.000 millones de dólares que puede costar este sueño.

Aunque los cuatro millones y medio de dólares que pagarán los turistas espaciales pueda parecer una cifra prohibitiva, Galactic Suite estima que en el mundo existen unas 40.000 personas que pueden llegar a permitirse un lujo de este tipo. De momento, ya hay confirmadas treinta reservaciones.

Cierto es que estas cifras quedan lejos de los veinte millones de dólares que pagó Dermis Tito, el primer turista que voló a la Estación Espacial Internacional en 2001, o a los treinta que ha desembolsado el creador de videojuegos e hijo de astronauta Richard Garriott para convertirse en el sexto en visitarla.

Xavier Claramunt anunció el pasado mes de mayo en Seúl (Corea del Sur) que la compañía está trabajando para la promoción de un sorteo que de  una  oportunidad a todo el mundo de lograr una habitación en el hotel espacial.

Entrenamiento de astronauta

Los turistas espaciales y sus familias serán recogidos en casa y acompañados a una isla tropical (aún no revelada para evitar su encarecimiento antes de que la compre Galactic Suite), donde serán acomodados en un lujoso hotel donde disfrutarán de una gran variedad de actividades, como visitas a la playa, excursiones con canoa o golf.

publicidad

En este lujoso hotel tendrá las infraestructuras técnicas necesarias para el entrenamiento 'de astronauta' que durante dieciséis semanas harán los turistas espaciales, antes del lanzamiento a la órbita.

Uno de los momentos más excitantes de esta experiencia galáctica vendrá cuando los turistas sean  lanzados al espacio a más de 28 mil kilómetros por hora, a bordo de la nave que los llevará al 'Space Resort'.

Galactic Suite está monitorizando el progreso de los fabricantes de la nave espacial, que se construye en Europa, en su esfuerzo para desarrollar una nave orbital reutilizable que volará hasta el hotel espacial.

El 'Galactic Suite Space Resort' ha sido diseñado para ofrecer a los turistas espaciales (cuatro en cada estancia, más dos tripulantes) su propia habitación personal, donde podrán disfrutar, flotando como si no pesaran nada, del estado de ingravidez, mientras admiran las visitas  desde un gran ventanal.

Este hotel espacial, compuesto por tres módulos- habitación, un módulo recreativo y un módulo de servicio, está concebido como un refugio en órbita, a una altitud de 450 kilómetros, y estará ocupado cada semana o cada quince días para una estancia  de cuatro a seis días.

La compañía Galactic Suite cree que el turismo espacial “contribuirá significativamente a un crecimiento económico y a un bienestar global”, así como “promoverá la paz compartiendo actividades internacionales en el espacio”.

publicidad

Sin ir más lejos, Claramunt está convencido de que será el turismo el que moverá la industria aeroespacial, y no los intereses militares. El arquitecto cree que hay que aprovechar esta fiebre del turista para llevar la industria adelante.

“El turismo está estrechamente relacionado con la necesidad que tiene la gente de experimentar lo que consideran que sería su vida ideal. Es un modo de hacer sus sueños realidad, aunque sea por una vez”, declaró Claramunt en Seúl.

Galactic Suite tiene el reto de socializar el espacio. “Tenemos que llevar el espacio más cerca de la gente, encontrarle un sitio en su corazón”, defendió. “Hay que hacer llegar el mensaje de que el espacio no sólo es para astronautas, científicos y satélites”.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad