publicidad
Al ser de papel es muy fácil personalizarla. (Foto: Paper Shoot)

Papershoot, la cámara digital de cartón

Papershoot, la cámara digital de cartón

La cámara Paper Shoot sorprendió por estar fabricada con papel, algo que no se había visto hasta ahora.

Al ser de papel es muy fácil personalizarla. (Foto: Paper Shoot)
Al ser de papel es muy fácil personalizarla. (Foto: Paper Shoot)

La cámara Paper Shoot sorprendió en su lanzamiento por estar fabricada con papel, algo que no se había visto hasta ahora.

Paper Shoot es una cámara que ha sido creada para darle un significado distinto al concepto de cámaras ecológicas. Su principal particularidad es que la estructura se encuentra forrada con papel. Papel duro, sí, pero papel al fin y al cabo.

Su fabricante no es una empresa japonesa, lo que se podría llegar a imaginar por el concepto, sino una procedente de Taiwán. La intención del fabricante es ofrecer un punto de vista distinto sobre el uso que hacemos de las cámaras. Al tener cuerpo de papel, el dispositivo destaca por ser muy ligero y por tener un grosor bastante más delgado de lo esperado.

publicidad

No esperemos zoom ópticos de gran potencia ni unos resultados fotográficos equiparables a los de la mejor cámara del mercado. Eso no lo vamos a tener, pero sí podemos confiar en fotos más que adecuadas gracias a la presencia de un disparador CMOS de 5 megapíxeles.

El grosor es de 12 milímetros, pero lo mejor es el peso, dado que se establece en un total de solo 80 gramos. Para funcionar hace uso de dos pilas AAA con las que tenemos la oportunidad de hacer una media de 300 fotografías.

Si ponemos en perspectiva este rendimiento y especificaciones apreciaremos que lo que nos está ofreciendo la Paper Shoot es bastante llamativo. Las fotos se almacenan en tarjetas de memoria SD. Por si no tenemos ninguna a mano, cosa difícil en estos días, la propia cámara incorpora una tarjeta de 4GB de regalo. A esto hay que sumar que el precio de la cámara e sde solo 7560 yens, unos 65 dólares.

La cámara permite hacer fotos en cuatro modos dependiendo de la situación. Al modo clásico se une uno en blanco y negro, el conocido como Bruno Benber y el Golden Memory. Así mismo, la cámara se pone a la venta un total de seis colores y diseños. No obstante, al estar fabricada con papel, los usuarios pueden personalizar la cámara dibujando a su voluntad en ella.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad