publicidad
Nuevas tecnologías permitirán reconocer mejor los aviones en pleno vuelo.

Nuevas tecnologías mejorarán la identificación de aeronaves en pleno vuelo

Nuevas tecnologías mejorarán la identificación de aeronaves en pleno vuelo

Los investigadores estudian nuevas técnicas para mejorar la identificación de aviones en pleno vuelo.

Nuevas tecnologías permitirán reconocer mejor los aviones en pleno vuelo.
Nuevas tecnologías permitirán reconocer mejor los aviones en pleno vuelo.

Los investigadores estudian nuevas técnicas para mejorar la identificación de aviones en pleno vuelo, con sistemas complementarios a los rutinarios radares secundarios que llevan las aeronaves, y que exigen respuesta a las señales encriptadas que reciben desde el aeropuerto a modo de conversación.

Estos sistemas con radares secundarios se denominan cooperativos porque requieren la colaboración del avión para su identificación; sin embargo, los investigadores trabajan en el desarrollo de tecnologías que reconozcan de inmediato a las aeronaves mientras vuelan sin esa exigencia de tener que establecer diálogo previo con ellas.

Los tradicionales sistemas cooperativos de identificación de blancos se basan en el envío de señales encriptadas desde la estación base del aeropuerto; las mismas son recibidas por el supuesto avión “amigo”, a las que tiene que responder correctamente tras desenmascararlas para no ser clasificado como artefacto hostil o neutro, ha explicado a Efefuturo la ingeniera de Telecomunicación Patricia López Rodríguez.

publicidad

El problema es que esta tecnología de identificación de aeronaves “cooperativa” no es infalible y existen situaciones en las que el avión estaría incapacitado para responder aun siendo una aeronave “amiga”.

Por ejemplo, en caso de que la señal desde la estación base del aeropuerto se envíe de forma incorrecta, o si se apagan los dispositivos o se estropean.

En concreto, López Rodríguez investiga con una tecnología basada en señales radar de alta resolución con la que la nave es enfocada para obtener datos de su tamaño y forma.

Según esta ingeniera por la Universidad Politécnica de Cartagena, que es además investigadora en el Laboratorio de Detectabilidad y Guerra Electrónica del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), con esta técnica que no está todavía operativa “no se ve el blanco como un punto”, sino que las señales se dispersan “al rebotar” en distintas partes del avión (morro, alas, motores) y aportan información extraordinaria sobre el tipo de avión.

La información es procesada con una serie de algoritmos y posteriormente, se cotejan los resultados con una base de datos que incluye información de los distintos aviones.

Otro sistema de identificación de aeronaves en el que trabajan otros investigadores tiene que ver con el JEM (Jet Engine Modulation), que funciona también con radares pero en este caso las señales emitidas desde la aeronave lo que aportan son datos concretos del motor; la información procesada se compara asimismo con la de una base de datos.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad