publicidad

No caigas en las trampas de la tecnología que en vez de ayudarte, te complica la vida.

No caigas en las trampas de la tecnología que en vez de ayudarte, te complica la vida.

No caigas en las trampas de la tecnología que en vez de ayudarte, te complica la vida con pérdida de tiempo.

Ahorra tiempo

La tecnología ha avanzado tanto y tan rápido que la mayoría de los consumidores no son capaces de ponerse al día y en lugar de beneficiarse del progreso, caen víctimas de nuevos aparatos y funciones.

Estos riesgo, que es más evidentes en los teléfonos celulares y Blackberrys, terminan perjudicando el trabajo y productividad de los que caen víctimas de tendencias como sobre organización, e incluso pueden poner en riesgo la vida, en el caso de los que se creen expertos en hablar, textear y responder e-mails, cuando están al volante.

A continuación de presentamos los cinco casos más típicos de este comportamiento y sus posibles soluciones. Advertencia: Cualquier parecido con la coincidencia es una simple circunstancia de la realidad.

1.- El sobre-organizado

Problema

Tiene "sincronizado" su Blackberry con el Outlook de la oficina y pone en su agenda todas sus actividades del día –aunque se sobrepongan unas con otras a la misma hora-, pero llega tarde a todas sus reuniones y cuando llega está más pendiente del Blackberry que de la reunión en sí con lo cual pierde su tiempo y el de los otros.

Solución

Aprende a manejar tu tiempo y a decir 'no'. El hecho de que puedas poner muchas cosas en tu agenda electrónica, no significa que el día va a tener 28 horas en lugar de 24.

Elige las actividades con prioridades válidas y pon tu atención en las cosas verdaderamente importantes a las que puedas aportar soluciones reales y concretas.

publicidad

2.- El  e-mail inútil

Problema

El acceso al e-mail de la oficina le permite a millones de empleados responder correros  cuando salen de la oficina, aún si es al volante del coche de regreso a casa, aunque la mayoría de las veces la respuesta sea "Recuérdame de esto mañana temprano, por favor".

Además de que la respuesta es completamente inútil, manejar y responder e-mail o textear es peligroso para quien lo hace y para los que manejan a su alrededor y en algunos estados como California, ya es ilegal.

Solución

Cuando prendas el coche, apaga la oficina. No todo es tan urgente como te lo imaginas y nadie en tu oficina quedará impresionado hasta que resuelvas las cosas de verdad, no con e-mail que solo generan ...más e-mails.

Todo por celular

3.- El celular arregla-todo

Problema

Con el extendido uso del teléfono celular, incluso ya hasta por niños, llevar las llamadas de trabajo a todas partes se ha vuelto una rutina común, y hay quienes llegan a contestar el teléfono o hacer llamadas hasta en lugares inusuales, como el baño.

Solución

Trata de limitar tus llamadas a las más importantes solamente. No, llamarle a tu secretaria para pedirle que te llame más tarde y te recuerde que tienes que comprar la leche no es tan importante.

Dale tu número celular a quienes lo deban tener en tu trabajo, y deja que esas llamadas que solo te distraen o son para contarte el chisme de la oficina, las hagan a tu casa por las noches, te vas a ahorrar tiempo y dinero.

publicidad

4.- Internet me lo resuelve

Problema

Estás preparando un reporte o investigación y necesitas consultar algún dato o estadística, pero no tienes Internet a la mano. Gran problema, "todo está en Internet". A veces nos olvidamos que existen diversos medios para consultar, además de la red.

Solución

Sin duda Internet llegó para facilitarnos el acceso a la información, pero no tiene todas las respuestas. Todavía están los libros, las revistas especializadas, las bibliotecas, los documentales y programas informativos y los expertos a los que les puedes llamar (desde tu teléfono fijo, por supuesto)

La accesibilidad - para algunos hasta adicción - a Internet la ha convertido en nuestra primordial fuente de información, sin embargo no es la única, y no siempre es la más confiable. Creer que porque "lo leí en Internet debe ser verdad" te puede causar algunos problemas si no abres tus horizontes a otras forma de comunicación.

5.- Perdido sin mi GPS

Problema

Sin duda con las grandes ciudades siempre en expansión cada vez es más fácil perderse si no conocemos bien el lugar en el que circulamos, pero existen casos de personas que no pueden ni conducir dos cuadras sin guiarse por el GPS.

Atrás quedaron aquellos libros con planos de las grandes ciudades, hoy el GPS se conecta al satélite y te habla, como suegra en el asiento trasero, para decirte por donde debes ir para llegar más rápido.

publicidad

Solución

Si sabes que vas a manejar tan sólo por unas calles, y tienes tiempo, arriésgate a conocer más las calles de tu ciudad, y aprender caminos que tu mismo descubriste, como en los viejos tiempos de los 90's, en los que manejar por algunas calles desconocidas te abría la posibilidad de encontrar nuevos lugares como restaurantes, galerías de arte y, claro, tiendas de electrónicos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad