publicidad

Los 10 mandamientos del buen comportamiento en Facebook

Los 10 mandamientos del buen comportamiento en Facebook

Los 10 mandamientos del buen comportamiento en las redes sociales son tan importantes como los de la vida real

El decálogo

En la era de Facebook y Twitter, donde las noticias vuelan, las normas que rigen las buenas costumbres están recién tomando forma, y si antes tenías que comportarte bien en el mundo real, ahora también lo debes hacer en el espacio virtual.

Aquí estás las 10 reglas de oro de Facebook:

No actualizaré cada 10 minutos

"Rafita se despertó. Rafita se comió toda la papilla. Le cambié el pañal a Rafita…¡Rafita, Rafita, Rafita!" La verdad es que nadie está pendiente o quiere estarlo de lo que tienes que decir cada 10 minutos. Es como si le hablaras por teléfono a todos tus amigos cada vez que Rafita...respira. Déjalos descansar.

Cuidaré mi imagen y la de mis amigos

Si sales muy bien en una fotografía, pero tus amigos no fueron tan favorecidos, mejor busca otra foto antes de exponerla al mundo a través de Facebook. Si tiene que ser esa, al menos ten la decencia de no ponerle etiquetas con sus nombres a las imágenes.

No seré amigo de gente desconocida.

Claro, quizás sea la mejor forma de llenar tu lista, pero se realista, no son tus amigos, y la rubia que te gusta en Checoslovaquia seguramente tiene un novio de verdad, muy cerca de su casa.

No invitaré a mis amigos a eventos ridículos.

Y hablando de Europa Oriental, no invites a tus amistades y medio Facebook a eventos que no interesan, como ver cómo te lavas el pelo el viernes en la noche, o clases de Yoga en Ukrania.

publicidad

No crearé mi propia página de fans

Esto está muy bien si eres Barack Obama o Demi Moore, pero si tu lista apenas tiene a 50 amigos, y la mayoría ni siquiera te conocen en persona, pensar en tu club de fans...por decirlo de una manera linda, "da ternurita".

No subiré el tono de mis conversaciones

Eso está muy bien por teléfono o quizás hasta por e-mail, pero estar actualizando tu pared con mensajes eróticos a tu pareja, y de regreso, no es de muy buen gusto. En una de esas, hasta tu mamá los lee.

No seré amigo de 'mis exes'

Si terminaste con tu novia o novio, y si fue algo feo, mejor ten la decencia de no agregarla, parecería que la quieres espiar. Si quedaron como amigos o insistes en tenerla en tu lista, prepárate para ver cómo cambia su estatus de relaciones.

No seré amigo de la nueva pareja de mi ex

Seguimos con las relaciones, finalmente de eso se tratan las redes sociales. Agregar al nuevo novio o novia de tu ex, para hacerte ver muy casual, desentendido y hasta maduro, no tiene mucho caso. Ya deja de lastimarte.

No crearé páginas falsas a mis ex

Una más, y no es por darte ideas, pero mejor no le abras páginas falsas a tus ex, donde luego pongas información difamatoria como que le gustan personas del mismo sexo, que se hace pipí en la cama o llora con las películas de Jennifer Aniston. De hecho, esta regla no solo es de etiqueta, está en Facebook, y te pueden vetar de por vida si te atrapan.

publicidad

No revelaré información innecesaria

¿De verdad quieres decirle al mundo de qué color es tu ropa interior, qué comiste ayer o si estás mal del estómago? A veces demasiada información resulta irrelevante y algo molesto que ahuyentará a tus visitantes.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
Los dreamers dicen que con la situación en EEUU y las nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda financiera para realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les cueste su estadía en el país.
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
Like most children in this country, Arlette Espaillat is fighting to improve her reading comprehension skills. This is especially difficult for Arlette: she moved to the US from the Dominican Republic only two years ago, and she cannot yet read at the level that experts recommend for her grade. Here is her story.
publicidad