publicidad
Según Google los gobiernos pagan hackers para acceder a computadoras incluso de civilies.

Las claves del ciberataque contra Sony Pictures

Las claves del ciberataque contra Sony Pictures

El hackeo a Sony Pictures del 24 de noviembre ha evolucionado para convertirse en una crisis internacional.

Según Google los gobiernos pagan hackers para acceder a computadoras inc...
Según Google los gobiernos pagan hackers para acceder a computadoras incluso de civilies.

El hackeo del 24 de noviembre ha evolucionado para convertirse en una crisis internacional, llena de intentos de extorsión y filtraciones embarazosas que incluyen detalles sobre la vida de las celebridades de Hollywood.

La suposición de todo el mundo es que todo esto se debe al próximo lanzamiento de la película "The Interview", una comedia acerca de un complot para matar al líder norcoreano, Kim Jong-Un.

Los hackers han expuesto los alias secretos de la lista de las celebridades más populares.

Ahora es de conocimiento público que, según Fusion, Tom Hanks se hace llamar "Johnny Madrid". Sara Michelle Gellar pasa desapercibida como "Neely O'Hara". Jessica Alba es "Cash Money".

Los hackers también expusieron los números de Seguro Social de Conan O'Brien, Sylvester Stallone y otros 47,424 empleados y contratistas de Sony.

publicidad

Los hackers intentaron extorsionar a los ejecutivos de Sony tres días antes del hackeo. Entre los documentos filtrados, los reporteros en Mashable descubrieron un correo electrónico amenazante dirigido al director ejecutivo de Sony Pictures, Michael Lynton, a la presidenta Amy Pascal y a otros.

"La compensación que queremos por ello es una compensación monetaria", dijeron los hackers. "Paguen por el daño o Sony Pictures será bombardeado en su totalidad".

Según Gawker, los empleados de Sony están hartos de las aburridas películas sin creatividad que la empresa sigue produciendo "como las "películas mundanas y predecibles de Adam Sandler".

Fusion localizó una importante diferencia salarial que se relaciona con el género y la raza. 15 de los 17 hombres en Sony Pictures que ganan más de 1 millón de dólares al año, son blancos.

Mientras tanto, se hicieron públicos algunos guiones de cine e incluso películas completas.

Corea del Norte aplaude entre tanto que Sony permanece en silencio. Hay pruebas de que Corea del Norte está detrás del ataque. El gobierno de ese país ahora niega su responsabilidad "pero se refiere al hackeo como "una acción justa".

Entretanto, Sony, en gran parte, permanece en silencio mientras que el FBI investiga lo que sucedió.

A medida en que emergen los detalles del hackeo, podemos relacionarlos unos con otros y hacer esta línea de tiempo:

publicidad

En julio, unos misteriosos hackers empezaron a construir software malicioso "en coreano" que tenía la capacidad de borrar las computadoras. Se escabulleron en Sony Pictures y comenzaron a robar grandes e increíbles cantidades de datos.

Una semana antes del Día de Acción de Gracias, le dieron los toques finales a este software malicioso tipo borrador y lo infiltraron en las computadoras de los empleados. Se extendió de una computadora a otra, forzándolas a reiniciar los sistemas y borrando sus discos duros.

El 24 de noviembre, un mensaje ilustrado apareció en las pantallas de los empleados de Sony. Los hackers se referían a sí mismos como los "Guardianes de la paz" o los GOP (por sus siglas en inglés). Parecía inquietantemente similar al que apareció el año pasado en las computadoras de los bancos de Corea del Sur, un ataque que le fue atribuido a Corea del Norte.

Con información de CNN

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Las sustituciones engañosas de mariscos pueden traer riesgos de salud y el medio ambiente muy peligrosos.
El presidente enumeró varios ataques terroristas en Europa y entre ellos mencionó a Suecia país donde no ha ocurrido ningún incidente violento. Las autoridades suecas han pedido explicaciones sobre estas declaraciones del presidente Donald Trump.
El artefacto explotó alrededor de las 10:30 de la mañana (hora local) y se reportan al menos 29 heridos en su mayoría policías.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
publicidad