publicidad

La casa de arte Stuart Hughes lanzó una iPad con joyas, oro y hasta hueso de dinosaurio.

La casa de arte Stuart Hughes lanzó una iPad con joyas, oro y hasta hueso de dinosaurio.

La casa de arte Stuart Hughes lanzó una iPad con joyas, oro y hasta hueso de dinosaurio en $8 millones de dólares.

La casa de arte Stuart Hughes lanzó una iPad con joyas, oro y hasta hues...

A todo lujo

¿Cuánto estarías dispuesto a pagar por una iPad 2? Pues la casa de electrónicos con joyas de Stuart Hughes ha creado la iPad más cara que puede existir en el mundo, con un precio de $8 millones de dólares. La tableta incluye joyas, oro y hasta huesos de dinosaurio.En uno de los proyectos artísticos más interesantes, una iPad fue cubierta con diamantes y huesos de dinosaurio por artistas de la casa de joyas Steuart Hughes en una afán de crear una pieza de arte basada en un artículo contemporáneo.

Tiene una fabricación de oro de 18k y mezclado con paladio, plata, zinc, entre otros metales. Además, con el logo de Apple hecho en incrustaciones de diamantes y lo más sorprendente, huesos de Tyrannosaurus Rex en su marco.

publicidad

Esta iPad alcanza el precio de 5.6 millones de euros, unos $8 millones de dólares aproximadamente.

Según extravaganzi.com, el iPad Gold History Edition, fue diseñado por Hughes con la más alta calidad en los materiales tanto en el oro como en los 53 brillantes, aunado a la ammolita, un material único cuya creación data de la época de los dinosaurios.

De acuerdo con Stuart Hughes, en la iPad Gold History Edition se incluyen 57 gramos de astillas de hueso de Tyrannosaurus Rex.

Por si fuera poco, el botón de home del equipo es un diamante de ocho quilates, rodeado de 12 más incrustados en platino.

Solo existen dos iPad 2 con estas características por el momento, pero si la demanda crece, la casa de arte dijo que fabricará más ediciones especiales. Esto haría de esta tableta iPad un lujo que muy pocos pueden darse.

¿Comprarías esta iPad?

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad