publicidad

Internet es la red de la indifelidad

Internet es la red de la indifelidad

Internet está en todas partes, y ni las relaciones sociales y personales se salvan. La moda actual es ser ciberinfiel.

¿Es o no infiel?

"Es sólo un intercambio inocente… ¡No es como si estuviéramos haciendo algo! Un poco de coqueteo no le hace mal a nadie", me dijo Ana cuando notó mi cara que preguntaba "¿y tu marido qué?" al escapársele que mantiene una aventura cibernética con un chico español desde hace seis meses.El debate sobre si una relación en Internet es infidelidad o no es de nunca acabar. Recientemente nos enteramos de una mujer que atrapó a su bígamo esposo por Facebook. Algunos consideran traición cuando se realiza un acto sexual; para otros es una deslealtad la intimidad emocional. Todo depende del librito por el que te rijas.

publicidad

La Internet ha generado interesantes fenómenos sociales, como la "ciberinfidelidad".  Así le llaman a una relación extramarital, que se mantiene a través de correos electrónicos y mensajes instantáneos, (aunque hay quien sí lleva la relación al plano físico).

Quien lo practica piensa que como la relación no se ha materializado, no está haciendo nada indebido. La persona objeto de la infidelidad se siente traicionada, pero duda si debe perdonar o no porque se trata de un engaño virtual.

Pero, ¿qué motiva a una persona en una relación estable buscar un amante cibernético?

A muchas les permite explorar sus fantasías y no contagiarse con enfermedades sexuales ni embarazarse y, lo mejor, permanecer en el anonimato. Eligen a la persona sin ninguna presión y están completamente desinhibidas en su mundo. Esos intercambios virtuales están llenos de emoción, tal vez la que está faltando en su realidad.

Lo malo de tu romance cibernético es que muchas veces no se deja en el teclado. Te distancias de tu pareja, le confías tus secretos, anhelos y problemas a un extraño que crees conocer como la palma de tu mano.

Las más sofisticadas utilizan camaritas para ver y escuchar a esta persona, lo que convierte una situación 'anónima' en una real. Ya esta persona tiene un rostro, la seducción comienza en la pantalla y convertirla en una realidad es cada vez más tentador.

publicidad

¿Estás dispuesta a arriesgarlo todo? En los tribunales de los Estados Unidos la infidelidad electrónica es ya una causal de divorcio. Para las víctimas del engaño no es complicado comprobar el "adulterio cibernético", las copias de los 'emails' que intercambian los "ciberamantes" bastan.

Tu ausentismo en cuerpo presente y las horas que pasas frente al computador levantan sospechas y hieren a tu pareja. Si quieres preservar tu relación, examina la situación de ambos. ¿Hace cuánto no sostienen una conversación larga y tendida?, ¿Dónde quedaron la sinceridad, reciprocidad, la admiración, la comunicación, el  compañerismo y la seducción?

Mi consejo para Ana es que vuelva a aprender a disfrutar con su esposo. Que busque formas de fortalecer su intimidad y desarrollar la confianza para realizar sus fantasías mutuas. Sobra decir que practicar la sexualidad a través de Internet usando el anonimato y posibles fotos y perfiles falsos, nunca podrán superar el amor integral en cuerpo, mente y espíritu.

Para visitar el sitio de María Marín, haz clic aquí.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad