publicidad

El Blu-ray, campeón digital

El Blu-ray, campeón digital

Toshiba, fabricante que respalda al HD DVD, anunció que se retira de la lucha por el reinado del nuevo formato de alta definición

Ya es oficial

Al igual que ocurrió hace 15 años con la lucha entre el VHS y el Beta por el mercado del vídeo doméstico, la batalla de los dos gigantes japoneses de la electrónica, Toshiba y Sony por el control del nuevo formato de DVD Alta Definicion ha terminado con el triunfo de Sony. Toshibo dijo el sábado que dejará de fabricar reproductores HD DVD.

Toshiba anunció este 19 de febrero de manera oficial que suspendía la producción y el desarrollo de sus productos con sistema HD DVD y que comenzaba a reducir de manera inmediata la distribución de sus reproductores y grabadoras con ese formato hacia los canales minoristas.

La empresa calcula que a fines de marzo próximo los aparatos con este método de reproducción serán ya historia, aunque se ha comprometido a seguir ofreciendo servicios de post-venta a los clientes que hayan adquirido materiales relacionados con este tipo de tecnología, pero en ningún caso aceptará devoluciones.

Una batalla histórica

El final de esta moderna batalla  recuerda a la que se desató a finales de los años 80's entre el VHS y Beta, que se saldó con la victoria del primero por amplio margen. Todo ello a pesar de que muchos consumidores reconocieron que VHS venció en la pugna porque resultaba más barato que su competidor, el cual ofrecía una calidad de reproducción superior.Los representantes de Toshiba, al tiempo que lamentan que el mercado haya dado por muerto su sistema de reproducción de películas antes de que éste “se hubiera hecho adulto”, se comportaron como auténticos samurais de la industria a la hora de defender el futuro del HD DVD durante la feria de electrónica CES de Las Vegas, en enero pasado.

publicidad

A juicio de los expertos, la implicación de Hollywood en esta guerra ha resultado determinante a la hora de inclinar la balanza hacia uno u otro sistema. Hasta ahora Warner Brothers ofrecía sus películas en ambos formatos de alta definición, a pesar de que son incompatibles. Sin embargo, a comienzos de año, anunció que, a partir de mayo, dejará de vender discos en HD DVD porque, según sus ejecutivos, “el sector necesita un solo formato”.

El sistema Blu-ray ya contaba con el apoyo de los estudios de Walt Disney, 20th Century Forx, MGM, Lionsgate y Sony.

Tras el anuncio de Toshiba,  Paramount Pictures, Universal Pictures y DreamWorks Animation, que preferían el HD DVD, se verán obligados a lanzar sus productos en formato Blu-ray.

Un mercado de 24.000 millones

La guerra por la conquista del mercado de reproducción digital de alta definición por parte de los dos gigantes  de la electrónica se inició en la primavera de 2006. Con objeto de lograr el mayor trozo de este mercado, que mueve anualmente unos 24.000 millones de dólares, Toshiba lanzó, junto con una veintena más de empresa tecnológicas (entre ellas la Microsoft), sus primeros reproductores y películas de HD DVD, mientras que Sony puso a la venta en mayo sus primeros discos digitales con tecnología Blu-ray.

Sony, que contó desde el principio con el apoyo de Samsung, Philips y Pioneer, lanzó entonces al mercado las primeras películas con el nuevo formato, algunos de cuyos títulos fueron The Fith Element,, House of Flying Dagger, 50 First Dates , A Knight's Tala, Resident Evil, Apocalipsis, SWAT y Terminator.

publicidad

El apuntalamiento de Sony como líder en la guerra de nuevos formatos dio una nueva vuelta al incorporar su reproductor a la consola PlayStation 3.

En enero de 2007 la empresa surcoreana LG Electronics presentó en la feria electrónica de las Vegas el primer reproductor de DVDs capaz de leer los dos formatos rivales de la nueva generación de discos. El aparato, con un precio inicial de $1.200 dólares, tenía el problema de no dar acceso a las funciones interactivas de los discos HD DVD, aunque sí a las de los Blu-ray.

A Toshiba ahora le queda la alternativa de dedicar todas sus energías al mercado de las memorias flash NAND, de las que el gigante electrónico nipón es el segundo productor mundial, detrás del surcoreano Samsung.

Por otro lado, algunos expertos consideran que la batalla por los formatos de almacenamiento puede resultar a la larga estéril ya que éstos son abundantes, y al mismo tiempo cada vez menos importantes. Buen ejemplo de ello son los lápices de memoria, que cada vez cuentan con una mayor capacidad de almacenamiento y son mucho más fáciles de transportar, mientras que la tecnología de la banda ancha y la fibra óptica permiten optar por sustituir el almacenamiento por la descarga de datos de la red de acuerdo con las necesidades del usuario y de forma instantánea.

Francisco Galindo.

EFE REPORTAJES.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad