publicidad
.

Conectarse al banco y a Facebook gracias a un 'selfie' logo-noticias.6bc...

FaceOn ayudará a prevenir los robos de identidad.

Conectarse al banco y a Facebook gracias a un 'selfie'

Conectarse al banco y a Facebook gracias a un 'selfie'

FaceOn es una aplicación biométrica que reconoce los rasgos faciales para autentificar al dueño de los perfiles digitales.

FaceOn ayudará a prevenir los robos de identidad.
FaceOn ayudará a prevenir los robos de identidad.

La usurpación de la identidad en los entornos digitales cada vez es un problema más complicado tanto para los usuarios como para las plataformas que ofrecen servicios en la red. Solo en 2013, según la RSA se perdieron 5.900 millones de dólares por los ataques de phishing a nivel mundial.

Las carteras virtuales o wallets que están empezando a desarrollar diferentes operadores son el futuro de la banca online pero también entrañan nuevos riestos. Para mitigar estos robos de contraseñas, Argos Global, una compañía madrileña especializada en sistemas de seguridad, ha diseñado FaceOn, una aplicación biométrica que reconoce los rasgos faciales para autentificar al dueño de los dispositivos y de los perfiles digitales.

publicidad

Cualquier persona realiza ya más visitas virtuales que físicas y necesita identificarse entre 10 y 12 veces al día. Esta situación conlleva problemas de seguridad, ya que estás constantemente introduciendo usuarios y contraseñas. En el entorno de las redes sociales además hay un gran problema con la suplantación de identidades», explica Adan Bastos, Sales & Marketing Manager de Argos Global.

La compañía, que ya ha innovado en el terreno de la seguridad con arcos antihurtos de los establecimientos a los que incorporó microcámaras para detectar a los ladrones, ahora se vuelva con FaceOn en los entornos digitales. «La gente no suele borrar el caché en sus dispositivos y se guardan las contraseñas. Es cómodo pero no seguro porque luego cualquiera puede acceder a tus registros. Con nuestro sistema, en el momento que accedes a tu teléfono, tu cara se convierte en la contraseña. De esa manera, es el dispositivo el que gana los credenciales para acceder a las redes y aplicaciones que tienen contraseñas», agrega Bastos, quien añade que «siempre se trabaja antes de las consecuencias y ahora trabajamos también con esas consecuencias. Por eso hemos evolucionado hacia un sistema de vídeo que fuera proactivo para la identificación y para el que no hiciera falta una tarjeta o aprenderte un PIN».

La primera vez que se accede a FaceOn la aplicación realiza 20 fotografías en distintas perspectivas y en diferentes lugares para tener en cuenta los cambios de luz. «A partir de ese momento, tardas 2 segundos en registrarte cada vez que vayas a usar el móvil y te sirve hasta para 30 accesos diferentes», subraya el responsable. La aplicación se basa en algoritmos que simulan las reglas de quién es quién. Se pregunta si es hombre, mujer, si tiene barba, si es mayor, etc. y descarta posibilidades.

publicidad

Además de los propios usuarios finales, las empresas también se interesan en este tipo de productos para poder ofrecer servicios bajo unos estándares de seguridad suficientes. «Muchas empresas van a montar su propia cartera de pago por el despegue del comercio electrónico. Con nuestro sistema pueden tener una pasarela de pago segura sin necesidad de tener que recurrir a un tercero para resultar más fiables», incide Bastos.

Grandes empresas como Vodafone, BBVA y Accenture ya se han interesado en la tecnología desarrollada por Argos Global, aunque la compañía ya busca otros usos a este tipo de aplicaciones que van más allá de la seguridad informática. «Este tipo de tecnología también puede tener desarrollos en el terreno del marketing, porque a diferencia de las visitas registradas en la web, con un sistema como FaceOn podrías detectar qué persona concreta está visitando tu web y a cambio podrías ofrecerle alguna ventaja, como regalos», concluye Bastos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad