publicidad

California aprobó una ley que desde el 2011 prohibirá las Tvs que no ahorren energía.

California aprobó una ley que desde el 2011 prohibirá las Tvs que no ahorren energía.

El estado de California aprobó una ley que prohibirá todas las televisiones que no ahorren energía a partir del 2011.

Energía eficiente

CALIFORNIA - Los televisores que consumen más energía serán exiliados de las tiendas en California luego de que el miércoles el gobierno estatal adoptó la primera medida en todo el país que exige que se reduzca la demanda energética.

La Comisión de Energía del estado decidió por voto unánime exigir a partir del 2011 que todos los televisores nuevos de hasta 58 pulgadas consuman energía de manera más eficiente. El requisito se volverá aún más estricto en el 2013: sólo una cuarta parte de los televisores que están hoy a la venta cumplirían con él.

La comisión calcula que los televisores consumen cerca del 10% de la electricidad usada en una vivienda y temen que el consumo general crezca hasta 8% por año a medida que la gente se compra aparatos más grandes, tiene varios en su casa y mira televisión por más tiempo.

Fijar estándares de eficiencia es la manera más barata y fácil de ahorrar electricidad, dijeron los comisionados.

"Tenemos toda la confianza de que esta industria podrá ajustarse a la regla y luego mejorar aún más", dijo la comisionada Julia Levin.

"Le ahorrará dinero a los consumidores, ayudará a proteger la salud pública y despertará innovaciones".

Los televisores de más de 58 pulgadas, que no representan más del 3% del mercado, no serán afectados por la medida, en una concesión de los vendedores independientes que ofrecen sistemas de alto costo acompañados por sistemas de bocinas. De todos modos, la comisión emitiría reglas para ese segmento en el futuro.

publicidad

Los grupos ambientalistas apoyaron la medida y dijeron que esperan que obligue a los fabricantes a crear modelos eficientes para todo el país. Aseguraron que los requisitos bajarían el gasto energético del estado en $1,000 millones por año.

Algunos fabricantes dijeron que poner semejantes límites podría perjudicar a los vendedores de California porque los consumidores podrían comprar sus televisores en otros estados o por Internet.

También dijeron que la regla podría obligarlos a hacer televisores con menos funciones o peor calidad de imagen que en otros estados.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad