publicidad

Tea Party gana adeptos entre los hispanos desencantados con Obama

Tea Party gana adeptos entre los hispanos desencantados con Obama

No hay duda de que el movimiento del Tea Party se ha convertido en una fuerza politica, ganando influencia en el Congreso.

Fernando Pizarro

WASHINGTON - No hay duda de que el movimiento del Tea Party se ha convertido en una fuerza politica, ganando influencia en el Congreso. Pero han ganado partidarios entre los hispanos.

El Tea Party moderno tomó su nombre de la protesta en 1773 de los colonos americanos en Boston que echaron Té al mar para no pagarle impuestos a la corona británica. Pero poco después de que Barack Obama asumiera la presidencia, comenzó un movimiento inspirado en la oposicioón al aumento de impuestos.

Segun analistas politicos, todo empezó con la aprobación del paquete de estímulo económico.

El movimiento busca revocar la reforma de salud porque dicen que viola la libertad constitucional del individuo. y le declararon la guerra a lo que llama la adicción al gasto incontrolable del gobierno.

Texas se convirtió en el centro del movimiento latino del Tea Party, un estado con una creciente población hispana.

La amplia mayoría de los miembros del tea party son de raza blanca, mayores de 45 años y su principal meta es reducir los impuestos y el déficit fiscal. Pero la inmigración no es uno de sus principales prioridades, según el analista republicano, Adolfo Franco.

Pero hay afiliados al Tea Party que si ven a los indocumentados como su prioridad número uno.

Miembros hispanos del Tea Party creen que es injusto calificar al movimiento de extremista y proponen una solución que llaman un nuevo camino, visas temporales para los indocumentados que aprendan inglés, paguen sus impuestos y sin record criminal.

publicidad

Al plan de visas temporales no le llaman amnistía, pero admiten que entra en conflicto con muchos republicanos en el congreso que consideran ese tipo de legalización una amnistía.

Donde coinciden los activistas del Tea Party es que la mayoría de sus miembros quiere solucionar la crisis migratoria. Entonces surge una preguna ¿El Tea Party hispano está aumentando verdaderamente su poder político?

En las últimas elecciones los candidatos del Tea party lograron importantes victorias, pero tiene el movimiento potencial para obtener más presencia en el capitolio.

El movimiento se enfoca finalmente, en lo que llaman "el desencanto" con el presidente.

Silvio Canto, analista político lo explica en palabras muy clara y llanas.

      

"Siempre digo que el problema de Obama es que durante la campñna, cada vez que el principe le daba un beso a Blanca Nieves, ella se despertaba y los enanitos decian -¡si se puede!-. Desde que fue electo presidente, cada vez que el principe daba un beso a Blanca Nieves, se quedaba muerta y los enanitos dicen -¿qué pasó?-".

Por esto es que muchos han percibido que Obama les falló a los hispanos con la Reforma Migratoria. Pero hay muchos hispanos que nacieron en Estados Unidos y para ellos, la Reforma Migratoria no es su prioridad.

Las elecciones del próximo año comprobarán si el movimiento ganó adeptos entre los hispanos o no.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad