publicidad
Autoridades texanas tienen agendada ya la ejecución de Lester Bower, quien ha esperado 31 años en el corredor de la muerte.

Suspenden ejecución de un texano tras 30 años de espera

Suspenden ejecución de un texano tras 30 años de espera

El Tribunal Supremo decidió suspender la ejecución de Lester Bower, quien lleva 30 años esperando en el corredor de la muerte.

Autoridades texanas tienen agendada ya la ejecución de Lester Bower, qui...
Autoridades texanas tienen agendada ya la ejecución de Lester Bower, quien ha esperado 31 años en el corredor de la muerte.

El Tribunal Supremo de Estados Unidos suspendió este jueves la ejecución de Lester Bower, un hombre de 67 años que lleva tres décadas en el corredor de la muerte por el asesinato de cuatro personas en 1983.

La ejecución de Bower estaba programada para el próximo martes, 10 de febrero, a las 6pm en el penal de Huntsville.

Los nueve magistrados del Tribunal Supremo no se vuelven a reunir hasta el 20 de febrero, por lo que acordaron suspender la ejecución para poder analizar la apelación de la defensa, por lo que en realidad se trata sólo de una suspensión temporal.

Los abogados de Bower alegan que sus más de 30 años en el corredor de la muerte suponen un castigo "cruel e inusual", prohibido en la Constitución estadounidense.

publicidad

También, argumentan, el hecho que durante estas tres décadas su ejecución haya sido programada y posteriormente suspendida en seis ocasiones.

Bower fue condenado a muerte por el asesinato de cuatro personas en 1983 en un aeródromo de Sherman, en el norte de Texas.

Según la sentencia, Bower mató al propietario de una avioneta que pretendía robar, Bob Tate, y a otras tres personas que llegaron al lugar, incluidos un oficial de policía del condado de Grayson y un expolicía de Sherman.

Aunque la mayoría de presos con penas capitales en Estados Unidos pasan entre 10 y 20 años en el corredor de la muerte, abundan también los casos que superan las dos décadas.

El pasado 29 de enero, sin ir más lejos, fue ejecutado en Texas Robert Ladd, que llevaba en el corredor de la muerte 28 años.

Askari Muhammad, por su parte, recibió una inyección letal el 7 de enero de 2014 tras 30 años en el corredor de la muerte por el asesinato de tres personas.

Aún tardó más Edward Shad, que fue ejecutado el 10 de septiembre de 2013 en Arizona tras casi 35 años esperando la inyección letal. EFE

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad