publicidad
Arrestan a policía por exceso de velocidad

Surge polémica por el arresto de un policía que conducía a 120 mph en Miami

Surge polémica por el arresto de un policía que conducía a 120 mph en Miami

El arresto de un agente de la Policía de Miami, detenido por conducir a 120 mph, ha creado una acalorada polémica entre diferentes grupos del orden.

Arrestan a policía por exceso de velocidad
Arrestan a policía por exceso de velocidad

Por Diana Moskovitz y David Ovalle

The Miami Herald

MIAMI, Florida - La cámara que captó la imagen de la agente de la Patrulla de Carreteras de la Florida Donna Jane Watts llevando esposado a un policía de Miami en uniforme a su carro, mientras lo criticaba por manejar a exceso de velocidad, ha levantado una pelea virtual que parece intensificarse a medida que pasa el tiempo.

El meollo del asunto que ha tenido alebrestada a la comunidad policiaca de Miami los últimos días parece ser esto: Si Watts, una patrullera a la que no le gusta andarse por las ramas se excedió cuando se lanzó hacia el sur por el Turnpike de la Florida tras el carro patrullero del agente de Miami Fausto López, quien violó el limite de velocidad para llegar a una asignación fuera de servicio temprano en la mañana.

publicidad

Cuando López paró finalmente -y hay mucho debate sobre si él estaba realmente viajando a 120 millas por hora como se reportó- Watts lo trató como a cualquier otro sospechoso, y no como a un colega, cuando se le acercó al costado de la oscura carretera.

Watts sacó la pistola -algo muy poco usual cuando se para a alguien por exceso de velocidad-, le apuntó y le gritó mientras se acercaba. Luego lo esposó y lo condujo a su vehículo.

De eso se trata la pelea. Watts violó una de las reglas no escritas de su profesión: Que un agente debe evitar por todos los medios parar a un colega por infracciones de tipo menor. Eso se le informa a los superiores y se deja que ellos lo resuelvan.

“Esto no es corrupción policial”, declaró el mayor retirado de la Policía de North Miami Bob Lynch. “Estos no son delitos mayores, son violaciones del tránsito”.

Lynch dijo que siempre advierte a sus estudiantes: “Nunca te coloques, cuando estés de servicio, en una posición en que estés buscando un enfrentamiento”.

Muchas personas fuera del campo de la policía también están indignadas, pero por razones completamente distintas. Ellos quieren saber por qué un agente de policía cree tener carta blanca para violar las leyes que han jurado hacer cumplir.

Lynch y otros entrenadores afirman que ambos agentes actuaron mal, López por manejar a un exceso tal de velocidad que llamó la atención de la FHP, y Watts por tratar con dureza y esposar a un agente uniformado, a pesar de sus protestas corteses.

publicidad

“Considero que ella debió enfundar su arma, y no creo que ella debió haber hecho el arresto”, indicó Francis “Bucky” Greene, ex sargento de policía de Miami-Dade y entrenador policial retirado. “Si ella hubiera llamado a un supervisor para que acudiera a la escena de los hechos, creo que al agente le hubieran quitado su auto [propiedad de la Ciudad] en el acto”.

Impulsado por la indignación tanto de la policía como de los ciudadanos en general, el video de la parada de tránsito se ha hecho viral. La policía se ha burlado de Watts en entradas de internet, poniendo fotos retocadas.

Por su parte, los partidarios de Watts han creado una página en Facebook

Esto es lo que se sabe sobre el incidente de la mañana del 11 de octubre: Watts, quien estaba de patrulla, vio pasar a toda velocidad un carro policial por las sendas con rumbo sur del Turkpike de la Florida en Broward. En su informe, Watts escribió luego que López iba zigzagueando por el tráfico a una velocidad por encima de las 120 millas por hora.

Con las luces intermitentes y la sirena encendida, empezó a seguirlo. Una grabación dada a conocer más tarde por FHP a petición de los medios de prensa mostró que sus superiores trataron inútilmente de comunicar a Watts por radio que lo dejara y “desistiera”. Pero ella no lo hizo.

Al final, Watts puso en libertad a López tras ponerle una multa por conducción temeraria, un delito menor de segundo grado.

publicidad

Y esto es lo que no se sabe: Como ella sacó su pistola, Watts tiene que haber pensado que estaba en peligro, y en ese caso ¿por qué no esperó por refuerzos?

Una vez que ella se dio cuenta que se trataba de un colega, ¿por qué no pidió hablar con un supervisor?

¿Impidió el caótico entra y sale de mensajes en la radio que Watts escuchara la orden de “desistir”?

López dijo más tarde que él no se había dado cuenta de que las luces intermitentes del carro de la FHP eran para él, y que él se había cambiado de senda para dejarlo pasar. El agente de la Policía de Miami contrató a un abogado.

El sindicato de la policía de Miami tuvo palabras duras para la patrullera.

“La comunidad policial no está indignada con ella por haber parado al agente”, declaró a The Miami Herald el vicepresidente de la Orden Fraternal de la Policía de Miami, Javier Ortiz. “Estamos indignados con ella debido a su conducta temeraria, al sacar un arma de fuego contra un agente uniformado en un carro de policía”.

Después de lo ocurrido, un foro de internet de la policía, LeoAffairs.com, se llenó de gente escribiendo sus opiniones, muchas de ellas amenazando a Watts.

La foto de ella ha sido publicada por toda la internet, en ocasiones alterada digitalmente para incluir una botella de vodka.

Policías uniformados de Hialeah posaron para una foto parodiando el episodio. La falsa Watts es un hombre con una peluca de rizos rubios imitando a la patrullera.

publicidad

“Es la clásica solidaridad entre los policías”, explicó Lynch, explicando la alharaca general, pero no su propia opinión sobre el incidente. “Uno de mis amigos es hecho quedar mal, y todos creemos que eso no está bien. Todos lo vamos a defender, y a veces las cosas se pasan de la raya. Es algo infantil, y hay que pararlo”.

Esta no fue la primera vez que la decisión de un agente de multar a un colega ha sido cuestionada.

En 1997, un enfrentamiento entre dos agentes que empezó con una parada de tránsito fue a parar a las noticias en todo el país al ser grabado.

La policía del condado Orange paró al mayor de la policía de Metro-Dade Aaron Campbell por haberse cambiado de senda sin poner la señal. Campbell, quien es afroamericano, pensó que lo habían parado por su perfil racial y porque estaba conduciendo un auto nuevo con chapa de Miami-Dade. La policía de Orange negó la acusación.

El enfrentamiento acabó en un juicio, una demanda que luego fue retirada y muchos rencores.

En el 2006, hubo otro incidente cuando el teniente de la Policía de Miami Armando Bello se enteró de que su hijo, un policía de Miami-Dade, había resultado gravemente herido en un choque fuera de servicio. Bello, quien estaba en los Cayos de la Florida cuando se enteró del accidente, agarró su Mercedes y se lanzó a toda velocidad en dirección norte. El patrullero de FHP José Burgos le puso una multa por conducir a 91 mph en una zona de 55.

publicidad

Al revisar la multa más tarde en medio de una avalancha de críticas, FHP dijo que el patrullero no sabía nada del choque, que resultó en la muerte del hijo de Bello.

Esta no fue la primera vez que Watts ha puesto una multa a un colega. Los archivos judiciales de Broward muestran que ella multó al policía de Miami Beach Philip Elmore en junio por manejar a 82 mph en una zona de 55.

El caso se llevó a juicio, y Elmore resultó convicto pero se le retiró la sentencia, según los archivos, que no indican si Elmore estaba o no de servicio o qué tipo de vehículo conducía en ese momento.

Watts se hizo policía en la jefatura del Condado Indian River en el 2003. Antes de venir al sur de la Florida, patrulló la zona oeste del Panhandle como agente de FHP. En el 2008, estuvo entre una docena o más agentes que fueron reconocidos por haber hecho más de 100 arrestos por conducción en estado de embriaguez el año anterior.

López, quien lleva cinco años en la Policía de Miami, ha recibido varias felicitaciones por su buen trabajo, según su expediente de personal.

Meses atrás, recibió una sanción por no reportar de inmediato daños recibidos en el lado izquierdo de la defensa de su carro patrullero. Y su expediente muestra una queja sobre conducción que fue reportada a asuntos internos en el 2009, pero no indica cómo se resolvió. Su abogado, Bill Matthewman, dijo que tenía entendido que había sido considerada no válida y había sido retirado.

publicidad

“Después de estar todo este tiempo en la calle y no tener quejas válidas contra él en absoluto, eso demuestra que es un agente sensato y razonable que trata justamente a la gente”, afirmó Matthewman.

Fuera de la comunidad policial, la respuesta al incidente ha tenido poco que ver con el expediente de López. Muchos han expresado su rencor, diciendo que se han pasado la vida viendo carros de policía zigzagueando en el tráfico a velocidades temerarias, y encendiendo las luces y las sirenas en las intersecciones, simplemente para no obedecer los semáforos.

“Muchas veces he visto a policías de Dade viajando norte a exceso de velocidad en el condado Broward”, aseguró Sean Schwinghammer, de Miami Lakes. “Yo he llamado con regularidad a los departamentos de policía y reportado los números de los carros patrulleros. Una sola vez me devolvieron la llamada y me dijeron que se iban a ocupar de eso”.

Dennis Chang, de Miami, estuvo de acuerdo en que los policías manejan como si las leyes del tránsito se aplicaran a los demás, pero no a ellos, y añadió: “Si nosotros cumplimos con el límite de velocidad, ¿por qué ellos no?”

En última instancia, la parada de tránsito y el furor que ha creado subraya una característica de muchas profesiones, no sólo de la policía, opinó el profesor Dennis Kenney, ex policía del condado Polk que imparte clases en el Colegio de Justicia Criminal John Jay.

publicidad

Toda profesión tiene sus cortesías, sean justas o no, y los ciudadanos pueden sentirse menospreciados cuando agentes de policía son tratados con indulgencia por un colega.

“Ellos tienen razón”, afirmó Kenney. “La ley debe aplicarse a todos por igual. Para el ciudadano que recibe la multa, es caro. Para el agente, es parte de su trabajo”, algo que ellos hacen todo el día, todos los días, afirmó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El relanzamiento del Nokia 3310 después de 17 años es una de las propuestas más curiosas, además Blackberry vuelve también al ruedo tecnológico con el KEYone un poderoso móvil con capacidad de enfrentarse a cualquiera de sus adversarios. Por su parte LG impulsa su nuevo LGG6 un teléfono de una sola pieza a prueba de agua.
La entrega del último galardón de la noche fue una verdadera confusión. Se leyó 'La la land' en vez de 'Moonlight', al parecer porque la tarjeta entregada a los presentadores no era la correcta. La película que finalmente fue reconocida con la estatuilla tomó a actores y directores por sorpresa quienes corrieron al escenario para aceptar el premio.
En 2011 Donald Trump fue blanco de las bromas del Barack Obama tras la polémica por el certificado de nacimiento del presidente y este año, en su primera cena en el cargo, el mandatario anunció que no asistirá.
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
publicidad