publicidad

Supervisores de Los Angeles acordaron relajar reglas para obtener beneficios del gobierno

Supervisores de Los Angeles acordaron relajar reglas para obtener beneficios del gobierno

La Junta de Supervisores del Condado de Los Ángeles aprobó relajar las reglas para obtener asistencias del gobierno.

Miles de familias afectadas

LOS ÁNGELES, California – Más familias afectadas por la recesión podrán obtener ayuda del gobierno luego de que la Junta de Supervisores del Condado de Los Ángeles haya aprobado el martes relajar las reglas que regulan la administración de asistencia pública.

Unas 7 mil familias solicitaron sin éxito ayuda del programa CalWORKS y cada mes, cerca de 19 mil hogares son rechazados a la hora de solicitar cupones de comida, afirmó la supervisora Gloria Molina.

Han sido fuertemente afectados por la recesión pero aún así no pueden calificar para recibir ayuda, dijo Molina.

"Se trata de familias en situaciones difíciles", dijo Molina. "En muchos casos, nos hemos olvidado de algunas de estas familias".

En respuesta a un artículo del diario Los Angeles Times que expuso el problema, Molina redactó la propuesta para implementar excepciones temporales y otros remedios legislativos para asegurar que más familias puedan obtener beneficios del gobierno.

"Estamos experimentando la peor recesión en décadas", dijo. "Conforme más y más personas pierden sus empleos y buscan nuevos en un mercado laboral comprimido, muchas familias se están viendo, a menudo por vez primera, sin los fondos necesarios para pagar su renta / hipoteca, mantener sus servicios y proveer comida para sus hijos".

La iniciativa de Molina también instruye al CEO del condado y al Departamento de Servicios Sociales y Públicos atender las necesidades de vivienda de las familias que no han podido recibir ayuda del sistema de asistencia pública.

publicidad

Familias con más de $2 mil en efectivo -- $3 mil si tienen un familiar de 60 años o más – o un automóvil que valga más de $4,650 no podrán calificar, según el departamento.

La propuesta fue aprobada por cuatro de los cinco supervisores, con una abstinencia por parte del supervisor Michael Antonovich.

Aunque asesores del condado dijeron que el gobierno federal costeará los nuevos gastos, Antononovich se dijo preocupado de que la propuesta podría dejar al condado con una obligación que se extendería indefinidamente – aún cuando se terminen los fondos federales.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad