publicidad
Crucero Carnival Liberty

Crucero sufre incendio y permanece en St. Thomas

Crucero sufre incendio y permanece en St. Thomas

El buque fue evacuado y cientos de pasajeros fueron transportados en avión hacia sus lugares de residencia.

Crucero Carnival Liberty
Crucero Carnival Liberty

El barco Liberty, de la compañía de cruceros Carnival, sufrió el lunes un incendio cuando estaba atracado en la isla caribeña de St. Thomas sin que se registrasen heridos entre los tripulantes y pasajeros, informó la empresa estadounidense.

El incendio se produjo en la "sala de máquinas" del barco, sin que se conozcan las causas, explicó Carnival en un comunicado a través de la red social Facebook.

Según otra comunicación, "cientos de pasajero

s fueron transportados desde St Thomas el dia de ayer (miércoles) y vuelos fletados continuarán através del dia de hoy (jueves) a una variedad de destinos en USA basado donde viven los huéspedes. Vuelos fletados estan siendo utilizados debido a la poca disponibilidad de vuelos comerciales".

"El Carnival Liberty saldrá de St Thomas una vez el US Coast Guard haya completado sus actividades abordo", se especificó. "Pedimos disculpas a nuetros huéspedes por esta inesperdada interrupción a sus vacaciones y los inconvenientes que estan experimentando".

La Guardia Costera de EEUU informó que fueron avisados de este suceso, que sigue bajo investigación, y que como el crucero estaba atracado el desembarco pudo realizarse de manera expedita, indicaron medios locales.
publicidad

El Carnival Liberty, con una capacidad de 2.974 pasajeros y 1.160 tripulantes, estaba en su segundo día de crucero por el Caribe, tras zarpar este domingo desde San Juan, y se desconoce cuándo podrá retomar el viaje de siete días que tenía previsto.

A pesar del incendio, la embarcación tiene suministro eléctrico y las cámaras web instaladas en el puente y cubierta siguen emitiendo con normalidad.

Este caso sucede después de que el Carnival Triumph sufriese en febrero de 2013 un incendio en la sala de máquinas, lo que dejó a la deriva a ese enorme barco en el Golfo de México, con más de 4.200 personas a bordo.

El crucero tuvo que ser remolcado durante varios días, en los que los pasajeros sufrieron la falta de suministro eléctrico, que se tradujo en escasez de comida caliente, baños que funcionaran, aire acondicionado o ascensores.

Los cruceros de Carnival Corporation son utilizados cada año por diez millones de personas, de los que casi la mitad viajan con su filial estadounidense, Carnival Cruise, una de las diez que tiene por todo el mundo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad