publicidad
La agencia Standard & Poor’s actualizó el listado que realiza sobre la calificación de riesgo para las naciones emergentes, de donde se rescata la viabilidad para que los empresarios realicen inversiones en ellos.

Standard & Poors baja la calificación de Puerto Rico

Standard & Poors baja la calificación de Puerto Rico

Ahora, la multimillonaria deuda de la Isla está calificada como categoría de CCC-.

La agencia Standard & Poor’s actualizó el listado que realiza...
La agencia Standard & Poor’s actualizó el listado que realiza sobre la calificación de riesgo para las naciones emergentes, de donde se rescata la viabilidad para que los empresarios realicen inversiones en ellos.

La decisión del Gobierno de Puerto Rico de tratar de renegociar su deuda provocó que las grandes agencias calificadoras estadounidenses anunciaran revisiones a la baja en las calificaciones de unos bonos que ya llevan meses enterrados en el territorio de "basura" o "chatarra".

Así, Standard & Poor's (S&P) dejó la deuda en la categoría de CCC-, desde el CCC+ en la que estaba, coincidiendo con el inicio de los trámites en la isla para convocar a sus bonistas a la mesa de negociaciones, al verse incapaz de pagar sus deudas.

CCC- es el nivel más bajo de lo que se considera una inversión "sustancialmente arriesgada" y está a tan sólo un paso de la "extremadamente arriesgada".

"Un impago, quita y moratoria de la deuda de Puerto Rico dentro de los próximos seis meses parece inevitable", dijo S&P hoy en un comunicado para justificar esta rebaja y su perspectiva negativa sobre futuras revisiones.

De hecho, mañana teóricamente Puerto Rico tendrá que abonar 1.055 millones de dólares, precisamente el mismo día en que comienza un nuevo ejercicio fiscal para el que aún no tiene presupuesto aprobado, ni fondos garantizados para afrontar con garantías el pago de las nóminas durante los primeros meses.

Ante este panorama de insolvencia Fitch también ha decidido rebajar su calificación, convencida de que la debilidad de las finanzas públicas de la isla y su falta de liquidez harán que en menos de seis meses se produzca algún tipo de impago o reestructuración.

publicidad

Fitch pasó la calificación de B a CC, que en su escala equivale a una inversión "extremadamente especulativa", la misma que nota que le merece a Moody's, que pasó de Caa2-a Ca-.

El lunes el gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, anunció que la situación era insostenible y que hoy emprendería los trabajos encaminados a renegociar los términos de la devolución de una deuda de unos 73.000 millones de dólares que asfixian las financias de la isla.

Por ello, las tres agencias dudan que a corto plazo Puerto Rico vaya a pagar todos sus vencimientos de deuda, entre los que destacan los dos que llegan mañana, 1 de julio: 655 millones de dólares en obligaciones generales y 400 millones de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

De hecho, la AEE lleva meses negociando con sus bonistas, que le habían dado hasta hoy de plazo para que presentara un plan confiable de negocio que les ofrezca garantías de viabilidad y desarrollo de negocio, a cambio de no llevar a la compañía ante los tribunales por el retraso que ya acumula en el pago de algún vencimiento. 

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad