publicidad
Fuerzas del orden afuera del hotel Radisson Blu.

Mali busca a tres sospechosos tras toma de rehenes en hotel

Mali busca a tres sospechosos tras toma de rehenes en hotel

El estado de emergencia estará en vigor 10 días y se ha decretado un duelo nacional de otros tres.

Fuerzas del orden afuera del hotel Radisson Blu.
Fuerzas del orden afuera del hotel Radisson Blu.


Mali, bajo estado de emergencia, "busca activamente" este sábado a tres sospechosos de estar implicados en la sangrienta toma de rehenes en el hotel Radisson Blu de la capital, reivindicada por un grupo yihadista argelino en cooperación con Al Qaeda.



Según fuentes de seguridad, los efectivos malienses han desplegado todas las medidas para encontrar a los sospechosos implicados en el ataque, que según el presidente del país, Ibrahim Boubacar Keita, causó la muerte de 19 personas y de dos asaltantes.


Las investigaciones, llevadas a cabo por las autoridades malienses apoyadas por una red internacional de efectivos de la Misión de la ONU en Mali y de Francia, entre otros, no descartan la existencia de cómplices de los asaltantes que actuaron desde dentro del hotel donde se produjo el ataque, sin precisar si podrían ser entre clientes o trabajadores del establecimiento.


El estado de emergencia estará en vigor 10 días y se ha decretado un duelo nacional de otros tres a partir del lunes.


Las fuentes de seguridad indicaron a Efe que las cámaras de vigilancia instaladas dentro del hotel ayudarán a dilucidar detalles sobre este ataque.


El ataque fue producido por un grupo de hombres armados que se acercaron al hotel Radisson Blu, considerado el más seguro de Bamako, en un vehículo con matrícula diplomática, dispararon contra las guardias y lograron entrar al establecimiento donde tomaron como rehenes a 170 personas.


publicidad


Los hombres armados permanecieron atrincherados durante nueve horas, mientras fuerzas especiales reconquistaban piso por piso el establecimiento.


En fotos la toma de rehenes en Mali


Cooperación internacional


Seis rusos, tres chinos, una estadounidense y un alto funcionario belga figuran entre las víctimas del ataque, al que pusieron fin las fuerzas especiales malíes y extranjeras.


"Entre los muertos hay seis ciudadanos de nuestro país, que junto a otros 13 habitantes de otros países fueron tiroteados por los guerrilleros en el restaurante", informó María Zajárova, portavoz de la Cancillería rusa, a medios locales.


Al respecto, el presidente ruso, Vladímir Putin, advirtió que la cooperación internacional es la única forma de derrotar al terrorismo.


"Hacer frente a esta amenaza sólo es posible sobre la base de una cooperación internacional lo más amplia posible", señaló Putin en su telegrama de condolencias dirigido al presidente maliense, Ibrahim Bubacar Keita, según informó el Kremlin.


publicidad


En tanto, la Corporación de Construcción Ferroviaria de China (CRCC, en sus siglas internacionales) confirmó que tres de sus ejecutivos murieron.


En un comunicado, la compañía, uno de los mayores conglomerados estatales del sector ferroviario de China, lamentó la muerte de sus directivos, envió sus condolencias a las familias de las víctimas y condenó "las atrocidades terroristas".


En tanto, el presidente chino, Xi Jinping, condenó "con firmeza" el ataque y dijo que Pekín "mejorará la cooperación internacional para acabar" con el terrorismo.


China impulsará su cooperación con otras naciones para "salvaguardar la paz y la estabilidad del mundo" y terminar con el terrorismo que "mata a inocentes", aseguró Xi, informa la agencia oficial Xinhua.


También el primer ministro chino, Li Keqiang, envió sus condolencias a las familias de las víctimas del ataque en Bamako y urgió a los organismos estatales a que aumenten las medidas de protección de los ciudadanos chinos en el exterior.


Extranjeros de al menos 15 nacionalidades formaban parte de los clientes del establecimiento, entre ellos 20 indios y 15 franceses que salieron vivos.


Uno de los heridos tras la toma de un hotel en Mali.
Uno de los heridos tras la toma de un hotel en Mali.


Francia, que lidera una operación militar internacional en el país desde enero de 2013, envió unos 40 miembros del Grupo de Intervención de la Gendarmería Nacional (GIGN). También participó la misión de la ONU (MINUSMA) y fuerzas estadounidenses.


El ataque fue reivindicado por el grupo de Mojtar Belmojtar, Al Murabitun, precisando que era una operación conjunta con Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), en un comunicado publicado en el sitio web mauritano Al Ajbar y la cadena de televisión Al Jazeera.


Fue cometido, según el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, en "un momento en que se constatan progresos importantes en el proceso de paz" entre el gobierno y la exrebelión del norte, firmantes de un acuerdo de paz en mayo y junio. Entre estos exinsurgentes predominan los tuaregs.


publicidad


La Coordinación de los Movimientos de Azawad (CMA) y los grupos armados progubernamentales también condenaron la matanza.


Muertos y heridos por toma de hotel en Mali Univision


El presidente acudió al hotel


En una declaración a la prensa tras una visita al hotel Radisson donde se produjo el ataque y al hospital Gabriel Touré, donde están ingresados los heridos, el presidente Keita condenó el ataque, cuyos autores "decidieron romper con la humanidad", lamentó.


Ibrahim Boubacar Keita, presidente de Mali.
Ibrahim Boubacar Keita, presidente de Mali.


El presidente maliense pidió a los ciudadanos incrementar la precaución y añadió: los yihadistas "no comparten los mismos valores que nosotros, porque desconocen el valor de la vida".


Keita agradeció la labor y el "profesionalismo" de las fuerzas de seguridad malienses e internacionales en las operaciones de rescate de los rehenes.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad