publicidad

Sospechoso abatido en Boston quería 'decapitar' a policía

Sospechoso abatido en Boston quería 'decapitar' a policía

El hombre bajo vigilancia por terrorismo abatido por la Policía y el FBI en Boston, tenía planeado matar a un agente.

Usaama Rahim, el hombre bajo vigilancia por terrorismo abatido este martes por la Policía y el FBI en Boston, tenía planeado matar a un agente y, para ello, compró en la plataforma de comercio electrónico Amazon tres cuchillos de lucha y un afilador, informó el miércoles la Fiscalía de esa ciudad.

La Fuerza Conjunta Antiterrorista del Buró Federal de Investigaciones (FBI) llevaba semanas vigilando de cerca a Rahim, de 26 años, que el martes recibió los disparos mortales de un policía local y un agente del FBI tras negarse a entregar el cuchillo militar que portaba.

Según la Policía, Rahim se aproximó a una farmacia de la cadena CVS en el barrio de Roslindale, en Boston, agentes del FBI y de la Policía se acercaron a hablar con él y, entonces, el hombre sacó un arma blanca de estilo militar para agredirles.

Como el sospechoso no bajaba el cuchillo, un agente de la Policía local y otro del FBI dispararon dos veces contra el hombre, que sufrió el impacto de las balas en el abdomen y el torso y fue evacuado al hospital Brigham and Women's, donde finalmente falleció.

Otro detenido

En relación con estos hechos, la Policía de Boston detuvo el martes por la noche a otro sospechoso, David Wright, al que el FBI acusa de haber planeado, junto a Rahim, el asesinato de un policía, según un escrito del FBI difundido el miércoles.

publicidad

"Creo que (Rahim y Wright) hacen referencia a las prácticas de algunas organizaciones terroristas extranjeras para decapitar a sujetos y colocar su cabeza en el pecho a modo de propaganda en videos", asegura en una declaración jurada el agente del FBI a cargo de la investigación.

Para discutir sus planes, Rahim, Wright y una tercera persona se reunieron este 31 de mayo en una playa de Rhode Island (Nueva Inglaterra), según el escrito.

El pasado 2 de junio, las autoridades interceptaron una llamada entre Wright y Rahim, en la que este último advertía de que no podía esperar más para llevar a cabo el atentado.

Rahim, que moriría dos horas más tarde, advirtió a su supuesto cómplice de que iba a ir "detrás de los chicos de azul" en el mismo estado de Massachusetts, donde se encuentra Boston, porque era "el objetivo más fácil".

En una audiencia sobre terrorismo en la Cámara de Representantes, el presidente del Comité de Seguridad Nacional, Michael McCaul, aseguró hoy que la Fuerza Conjunta Antiterrorista del FBI estaba investigando a Rahim porque "se había estado comunicando con el Estado Islámico (EI) para extender su propaganda por internet".

El sospechoso que ha sido detenido con vida, Wright, de 25 años y procedente de la ciudad de Everett, en el estado de Washington, deberá de presentarse el 19 de junio ante el la Corte del Distrito de Boston para explicar por qué destruyó el teléfono de Rahim, una vez que supo que había fallecido.

publicidad

Por este cargo de obstrucción a la Justicia, el detenido se enfrenta a hasta cinco años de cárcel y una multa de 250,000 dólares.

La muerte de Rahim

La prensa estadounidense publicó que Rahim proviene de una familia de Medio Oriente, sin precisar si nació allí, que había sido radicalizado por extremistas islámicos en Siria.

"Creímos que era una amenaza. Era alguien a quien observábamos desde hacía un tiempo", dijo de su lado el jefe de la policía de Boston, William Evans.

Según Evans, los hechos que terminaron con su muerte fueron grabados en vídeo. Rahim recibió dos disparos, uno en el pecho y otro en el abdomen.

Las autoridades exhibieron una foto de un largo cuchillo color negro que supuestamente estaba en manos del sospechoso.

Sin embargo, un hermano de la víctima, Ibrahim Rahim, imán y profesor de religión, sostuvo que Usaamah recibió tres disparos por la espalda mientras esperaba el autobús para ir a trabajar.

El miércoles, las autoridades permitieron que líderes de la comunidad musulmana de Boston observasen el video.

Según uno de esos líderes, Abdullah Faruuq, la filmación no era "concluyente" respecto a si el sospechoso fue abatido por la espalda.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad