publicidad
Jorge Barahona, preso, tenía el cadáver de la niña Nubia en una bolsa en su coche y al niño Víctor, quemado y golpeado, en su auto, donde él se había rocíado con gasolina.

Sospechan largo historial de abuso en caso de niña quemada

Sospechan largo historial de abuso en caso de niña quemada

WESTCHESTER, Florida --El caso de una niña hallada muerta en un camión de químicos el lunes está revelando un macabro historial de presunto abuso infantil por parte de su familia adoptiva y sospechas de que su muerte pudiera haber sido evitada.

Jorge Barahona, preso, tenía el cadáver de la niña Nubia en una bolsa en...
Jorge Barahona, preso, tenía el cadáver de la niña Nubia en una bolsa en su coche y al niño Víctor, quemado y golpeado, en su auto, donde él se había rocíado con gasolina.

El macabro hallazgo

WESTCHESTER, Florida -- El caso de una niña hallada muerta en un camión de químicos el lunes está revelando un macabro historial de presunto abuso infantil por parte de su familia adoptiva y sospechas de que su muerte pudiera haber sido evitada.

El lunes la policía halló la niña muerta de quemaduras, envuelta en una bolsa plástica y rociada con químicos en la parte trasera de una camioneta encontrada al lado de la carretera I-95 en West Palm Beach.  Jorge Barahona, de 53 años, también fue hallado dentro de esa camioneta, moribundo al igual que un niño que estaba con él en la cabina descansando sobre sus piernas.

El niño que ahora se debate entre la vida y la muerte es Victor Doctor, y la niña muerta es su hermana melliza Nubia Doctor, ambos adoptados por Jorge y su esposa Carmen Barahona, de 60 años.

publicidad

Los doctores tratando a Victor están perplejos al no poder determinar cuáles fueron las químicas que alguien le echó al niño de 10 años.  Uno de los doctores a cargo de su cuidado han dicho que las quemaduras estaban ‘progresando’ y que es posible que los riñones le fallen. En el caso de su hermana la concentración de químicos fue tan severa, que no pudieron remover el cadaver hasta el día siguiente por le peligro que presentaban los gases.

Cuatro bomberos y un policía tuvieron que ser tratados por intoxicación causada por las químicas.

Fotos: Reportes de abuso infantl preceden muerte en camión de fumigación

El caso pudiera ser la culminación de una larga historia de abuso infantil contra estos niños; el presunto abuso fue reportado en al menos dos ocasiones por diferentes personas al Departamento de Niños y Familias del estado, conocido como DCF por sus siglas en inglés.

Alessandra Pérez, una niña de seis años, aparentemente fue la primera en dar la voz de alarma. De acuerdo a El Nuevo Herald, periódico asociado a Noticias 23, la niña vio a los dos niños adoptivos que vivían en casa de sus abuelos encerrados en un baño, con la cortina de la ducha pegada con cinta adhesiva para que no pudieran salir.

La niña dijo que le pidieron mantener secreto lo que había visto, pero al fin se lo dijo a un terapeuta, quien dio la voz de alarma a las autoridades para que lanzaran una investigación del bienestar de los niños.

publicidad

Cuatro días antes de la tragedia, DCF había recibido una llamada de emergencia de una maestra que reportó que a los niños los ataban de pies y manos con cinta adhesiva, que la niña iba sucia a la escuela y que los mellizos presentaban hematomas. Solamente los liberaban para comer.

Alessandra también le había dicho a su terapeuta que en otras ocasiones los niños habían sido obligados a estar de pie dentro de un basurero.

Ingresa en la parte baja de tu pantalla para dejarnos tus comentarios, o dejanos tus comentarios en nuestra página de Facebook.

Haz clic para leer más de esta noticia

Audiencia en corte revela posible caso de abuso

Los investigadores no sacaron a los niños adoptivos de la casa después que Carmen Barahona les dijera a DCF que ella y Jorge estaban separados y él tenía custodia de los mellizos. Ella estaba a cargo de dos niños más.

El Dr. Walter Lambert, quien dirige el Equipo de Protección Infantil de la Florida en Miami,  testificó el miércoles en corte juvenil que mantenían a los niños adoptivos atados por horas y solo los soltaban para comer.

“¿Cómo es posible que hayamos recibido una llamada sobre posible abuso infantil el 10 de febrero, y el 14 de febrero hallamos a la niña muerta?" dijo la jueza Cindy Lederman.

Una empleada de DCF testificó que no estaba autorizada para llevar a cabo investigaciones los fines de semana, pero otra representante de DCF le dijo a la prensa después de la audiencia que ellos trabajaban 24 horas al día, los 7 días de la semana en investigaciones.

publicidad

Lederman le quitó la custodia de los otros dos niños que estaban viviendo con Carmen Barahona y los puso en un hogar temporal.

El jueves por la mañana la residencia Barahona en Westchester continuó siendo fuertemente custodiada por la policía y detectives que recolectaban evidencia en el caso.

Fotos: Reportes de abuso infantl preceden muerte en camión de fumigación

Los vecinos entrevistados por Noticias 23 no se imaginaban los que pudiera estar pasando en la residencia, localizada en la 11501 SW 47 Terrace.

“Nunca he visto a la señora”, Leyda Alonso. “Los niños, he sentido ruidos, como yo vivo por acá, he sentido ruidos pero nunca he visto la cara de los niños ni nada, jamás”.

La oficina del alguacil de Palm Beach dijo en su reporte que Jorge Barahona confesó haberle dado un puñado de píldoras para dormir y “le dijo que se las tomara para que pudiera dormir” el lunes. Después se echó gasolina sobre su cabeza para prenderse fuego pero cambio de idea cuando vio la cabeza de su hijo adoptivo reposando sobre su pierna.

El jueves Barahona, quien trabaja como fumigador, estaba supuesto a tener una audiencia en corte pero no estuvo presente. A solo minutos antes de la audiencia el sospechoso acusado de abuso infantil con agravantes en conexión al caso del niño de 10 años, trató de tirarse contra un fregadero para inducirse la inconsciencia pero no tuvo éxito. La policía dice que Barahona  no ha estado cooperando con la investigación y permanece en la cárcel del Condado Palm Beach. De todo modo el juez le dio una fianza de $1 millón.

publicidad

La próxima audiencia en el caso es el 9 de marzo.

La causa de muerte de la niña será determinada por un médico forense, pero su cuerpo mostró señales de posible abuso previo.

Ingresa en la parte baja de tu pantalla para dejarnos tus comentarios, o dejanos tus comentarios en nuestra página de Facebook.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad