publicidad

Soldado fugitivo tenía todo listo para atacar con bomba una base militar en Texas

Soldado fugitivo tenía todo listo para atacar con bomba una base militar en Texas

Un soldado estadounidense con ascendencia palestina había reunido todos los componentes necesarios para construir una bomba y atacar el área que rodea una base militar en Texas, dijeron agentes del FBI a una corte.

Irá ante un gran Jurado

WACO, Texas - Un soldado estadounidense con ascendencia palestina había reunido todos los componentes necesarios para construir una bomba y atacar el área que rodea una base militar Fort Hood en Texas, dijeron agentes del FBI a una corte.

El soldado raso Naser Abdo, de 21 años, recolectó pólvora, relojes y ollas a presión a fin de llevar a cabo un gran ataque.

Naser Abdo "dijo que pretendía efectuar un ataque masivo en el área de Killeen-Fort Hood", testificó el agente especial Michael Brogan.

Tras la audiencia que duró una hora, el juez Jeffrey Manske reenvío a Abdo de vuelta a prisión y transfirió su caso a un gran jurado.

Brogan, experto en bombas, dijo haber examinado los componentes encontrados en la mochila y en el cuarto de hotel de Abdo cuando fue arrestado el mes pasado, y aseguró que son similares a los materiales que se utilizan en Irak para fabricar dispositivos explosivos improvisados.

Naser Jason Abdo fue detenido el 27 de julio después de que la policía encontró en su habitación de hotel en la ciudad de Kileen, Texas, una pistola calibre .40, municiones, elementos para fabricación de explosivos, y un ejemplar de la revista Inspire, versión en inglés de una publicación de Al Qaida, titulada "Hacer una bomba en la cocina de su madre".

Adscripto a la 101ª División Aerotransportada en Fort Campbell, Kentucky, Abdo había planteado objeción de conciencia al negarse a ser enviado a Afganistán para combatir contra otros musulmanes.

publicidad

Luego que el estatuto le fuera acordado, en mayo, fue acusado de posesión de material de pornografía infantil, que le fue hallado en su computadora. A principios de julio, abandonó Fort Campbell sin contar con permiso para ello.

Si el joven soldado es encontrado culpable, puede ser condenado a una pena de prisión de hasta 10 años de cárcel, el pago de una indemnización de $10,000 dólares y tres años de libertad condicional.

En sus declaraciones a oficiales de FBI, Abdo admitió que p laneaba fabricar dos bombas en su pieza de hotel embalando pólvora y metralla en ollas a presión para hacerlas posteriormente detonar en un restaurante muy concurrido por soldados de la base de Fort Hood.

Según afirmó el 29 de julio The Washington Post, Abdo dijo a sus interrogadores que con su plan de atentado quería respaldar a Nidal Hasan, un psiquiatra militar autor de una balacera que mató a 13 personas en el mismo lugar, la base de Fort Hood, en noviembre de 2009.

Naser Abdo adquirió su armamento en la misma armería que Nidal Hasan.

Nidal Hasan, procesado por asesinatos y tentativa de asesinatos, ambos con premeditación, será juzgado en fecha aún no determinada por una corte marcial y podría ser condenado a muerte.

Los investigadores alegan que Hasan, nacido en Estados Unidos en una familia de ascedencia palestina, al igual que Abdo, estuvo en contacto con el clérigo Anwar al Awlaqi, ciudadano estadounidense radicado en Yemen y clave en la estructura de Al Qaida.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad