publicidad

¿Sin orgasmo no fue violación?

¿Sin orgasmo no fue violación?

Grupo de estudiantes denuncia mal manejo de USC en sus casos de acusaciones de abuso sexual en el campus.

LOS ÁNGELES, California - "Lastimadas, enojadas y violadas", es como varias jóvenes mujeres, estudiantes de la Universidad del Sur de California (USC), víctimas de violación sexual en ese campus escolar dijeron sentirse ante el "mal manejo", que alegan, ha habido por parte de autoridades de USC en las investigaciones de sus casos.

Un par de ellas anunciaron que el Departamento de Educación de los Estados Unidos acordó revisar un reporte de unos cien casos, incluidos los suyos, en los que éstas alegan que USC violó sus derechos civiles al "no manejar adecuadamente" el proceso de investigación de los incidentes.

publicidad

"La forma en que han manejado mi caso, me hizo sentir violada por segunda vez", expresó  Tucker Reed, fundadora del grupo Students Coalition Against Rape (SCAR), quien dijo fue violada por un compañero de USC en diciembre del 2012.

"Estamos dispuestos a cooperar con la Oficina de Derechos Civiles del Departamento de Educación para revisar los protocolos que sean necesarios", declaró por escrito Jody Shipper, directora ejecutiva de la oficina de equidad y diversidad de USC. "USC toma todos los reportes de violencia sexual con extrema seriedad", afirmó.

Pero Reed cree lo contrario. "No recibimos los mismos derechos que nuestros atacantes en el proceso", alegó y aseguró no ser la única. Dijo conocer a muchas compañeras de la universidad que han pasado por la misma situación. 

Una estudiante involucrada en la queja contra USC declaró anónimamente a The Associated Press que un detective le dijo que la policía del campus determinó que no hubo violación en su caso porque el presunto agresor no tuvo un orgasmo. Esa fue la razón, explicó, por la que su caso no fue referido al Departamento de Policía de LA.

“Porque él se detuvo, no fue violación”, contó la estudiante. “Aunque su pene haya penetrado tu vagina, porque se detuvo, no fue un crimen”.

"Es increíble que corran a un estudiante por copiar una tarea, pero no por violar sexualmente", destacó Reed.

publicidad

Stephanie Guerra, hija de padres guatemaltecos y estudiante de diseño y publicidad en USC, también fue violada en una fiesta. "Ellos creen que tuvimos elección, pero no fue así. Yo estaba ebria, pero eso no significa que yo consentí que me pasara", aseguró la joven de 21 años.

Guerra compartió que poco menos de cien jóvenes, sobrevivientes de violación sexual, se reúnen constantemente como grupo de apoyo mutuo en la universidad.

"Tal vez les importe más manejar así los casos porque en ocasiones protegen a sus jugadores de  football. Es repugnante", expresó Guerra.

Esto en referencia a casos como el del entonces jugador de  footballde USC,  Mark Sánchez, ahora estrella de la NFL. En el año 2006, el LAPD arrestó a Sánchez por presuntamente haber abusado sexualmente de una joven. Pero nunca se encontró evidencia suficiente y le retiraron los cargos poco después.

"Mantener la reputación de la universidad no debería ser más importante que el bienestar de los estudiantes", sostuvo Guerra y dijo conocer varias jóvenes que prefieren no reportar el crimen por temor a represalias de las autoridades escolares. "El sistema está mal", asentó.

Occidental College también está en proceso de investigación por alegatos similares.

(Con información de La Opinión y The Associated Press)

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El presidente enumeró varios ataques terroristas en Europa y entre ellos mencionó a Suecia país donde no ha ocurrido ningún incidente violento. Las autoridades suecas han pedido explicaciones sobre estas declaraciones del presidente Donald Trump.
El artefacto explotó alrededor de las 10:30 de la mañana (hora local) y se reportan al menos 29 heridos en su mayoría policías.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
Something as everyday as walking to the supermarket becomes a risk students like Jose Reza can no longer take. The possibility alone that police departments can share information with immigration agencies has immigrant communities across the nation on high alert, especially at universities.
publicidad