publicidad

Siguen pista en el caso de ni?o secuestrado en California

Siguen pista en el caso de ni?o secuestrado en California

Las autoridades en California buscaban a un niño hispano de tres años, secuestrado de su casa por hombres armados que amenazaron con matarlo.

Siguen pista en el caso de ni?o secuestrado en California 48df4d8527a048...

Los atacantes eran desconocidos

SAN BERNARDINO, California - Las autoridades divulgaron el miércoles imágenes de un video captado por una cámara de seguridad que muestra a los presuntos secuestradores de un niño de 3 años de edad y anunciaron dos recompensas por $25 mil por información que lleve a la caputra de los sospechosos.

La Oficina Federal de Investigaciones (FBI) ofreció una recompensa de $25 mil por información que lleve a la recuperación de Briant Rodríguez, el niño que fue secuestrado el pasado domingo por un par de ladrones que irrumpieron en la casa del familia Rodríguez Millán. El Condado de San Bernardino también autorizó otra recompensa por $25 mil.

Los investigadores del alguacil dijeron que han recibido numerosas pistas desde que María Rosalina Millán llamó a la policía el domingo para decir que dos hombres armados se habían metido a la casa de la familia, donde maniataron a Millán y a cinco de sus hijos y le robaron dinero y otros bienes.

publicidad

Unos 20 minutos después, los hombres partieron llevándose a Briant Rodríguez, el niño más pequeño, tras ordenarle a Millán y a los otros niños que no llamaran a la policía, dijeron las autoridades.

Las autoridades divulgaron imágenes de un video de vigilancia que muestra a los presuntos secuestradores, así como el vehículo en el que viajaban: una camioneta Ford Bronco de principios de la década de los 90, color verde oscuro con una llanta de refacción montada enla parte posterior del vehículo.Millán, sentada en la terraza de su casa con dos detectives vestidos de civil, no quiso dar sus comentarios el miércoles. En una conferencia de prensa el martes, pidió encarecidamente que devuelvan ileso a su hijo.No se ha establecido un móvil para el delito y los investigadores locales analizan varias teorías, incluyendo el que los secuestradores -que hablaban español- provienen de México y pudieran tener vínculos con el crimen organizado en ese país.

No se ha exigido un rescate.

Se alertó del caso a las autoridades fronterizas, y agentes del FBI están ayudando en la investigación.

La familia vive en una casa modesta de un piso en una zona de familias de bajos ingresos adyacente a la ciudad de San Bernardino, a unos 96 kilómetros (60 millas) al este de Los Ángeles.

Uno de los niños logró liberarse de las ataduras y puso en libertad al resto de la familia, dijeron las autoridades. Raúl Rodríguez, el padre del niño, se encontraba en su trabajo en ese momento, y la investigación inicial parece indicar que los secuestradores no conocían a la familia, agregaron.

La portavoz del Departamento del Alguacil del Condado de San Bernardino, Jodi Miller, confirmó que los secuestradores del niño Briant Rodríguez no han contactado todavía a la familia del menor ni solicitado ningún tipo de rescate.

Miller señaló que es posible que los secuestradores hayan logrado cruzar la frontera a México, tal como amenazaron.

Se desconoce el motivo del secuestro

Millán, la madre del niño, explicó que uno de los asaltantes le apuntó a la cabeza con un arma mientras el otro se llevaba a Briant: "No grite, no llame a la policía. Nos vamos a llevar el niño a México y allá lo vamos a matar", fueron las palabras de los asaltantes a la madre, afirmó.

Según la mujer, los dos hombres enmascarados irrumpieron en la casa, la ataron a ella y a todos sus hijos, y luego procedieron a robar dinero y otras propiedades.

"Les pregunté '¿Por qué? No se lleven a mi hijo' y él me dijo entonces '¡Voltéate, te voy a matar. Cállate!' ", relató. Sin embargo, luego de 20 minutos, los hombres se fueron con Briant.

El motivo del secuestro era desconocido.

El Departamento del Alguacil del Condado de San Bernardino informó que están trabajando conjuntamente con el FBI y con la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos para tratar de localizar al pequeño.

La Alerta Amber, destinada a advertir a los agentes policiales de un secuestro, continuaba este martes activada, pero la policía no ha dado con ninguna pista adicional para hallar a los secuestradores.

publicidad

El Alerta Amber es un boletín de aviso que se emite en Estados Unidos y Canadá reporta el secuestro de un menor.

Briant es el menor de siete hermanos, de los cuales José, de 16 años, había salido poco antes del asalto para asistir a una fiesta de cumpleaños de unos amigos. El hijo mayor -un adulto- no vive con sus padres.

"Es horroroso", expresó el teniente Rick Ells, de la oficina del alguacil. "No creo que ustedes puedan entender lo raro que es un secuestro como éste".

El hermano mayor de Briant dijo que los hombres trataron de robar el automóvil de la familia.

"Las llaves estaban dentro del auto, porque estábamos a punto de irnos", dijo Benjamín Barasa, de 14 años, a KNBC-TV. "Así que ellos no las encontraron y se molestaron. Se llevaron a mi hermanito. El no sabía lo que estaba pasando y estaba llorando".

Uno de los niños logró soltarse y desató al resto de la familia, dijeron las autoridades.

El padre del niño estaba trabajando en el momento del secuestro y las autoridades dicen que las investigaciones indican que los secuestradores son extraños a la familia.

Las autoridades describieron a los secuestradores como dos hombres hispanos, delgados y de complexión clara. Uno podría tener alrededor de 18 años de edad y medir cerca de 5 pies y 8 pulgadas (1.72 metros) de alto; vestía pantalones de mezclilla azul, una camiseta verde y una gorra de baseball.

publicidad

El otro sospechoso, según las autoridades, luce de unos 24 años de edad, y mide 5 pies 10 pulgadas (1.77 metros) de alto y vestía una camiseta negra, pantalones negros y botas, con una pañoleta blanca.

"No tenemos ninguna idea de por qué se llevaron al niño", dijo Cindy Beavers, portavoz del departamento del alguacil del condado de San Bernardino. "Nadie en la familia les conoce".

Ningún testigo vio el vehículo de los hombres.

Briant es un niño hispano de unos 90 centímetros de estatura, con ojos marrón y pelo castaño, largo y rizado. Llevaba una camisa amarilla, pantalones cortos de rayas azules y sandalias negras.

Cualquier persona con información sobre el paradero del niño debe de contactarse de inmediato con el Departamento del Alguacil de San Bernardino al 909-387-3589.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad