publicidad

Siete preguntas sin respuesta del accidente aéreo de Germanwings

Siete preguntas sin respuesta del accidente aéreo de Germanwings

Siete días depués del accidente que costó la vida a 150 personas, aún existen dudas sin resolver alrededor de la tragedia

A las diez y cuarenta (con 47 segundos) del martes 24 de marzo de 2015 un avión de la compañía Germanwings se estrellaba en los Alpes franceses cuarenta minutos después de haber despegado de Barcelona. Una semana después, pese al gran avance de las investigaciones, aún algunas incógnitas rodean a uno de los episodios más dramáticos de los últimos años de la aviación. 

¿Quién era Andreas Lubitz?

Tras las primeras horas de estupor y dolor, y tras la conferencia de prensa del fiscal francés Brice Robin en las que dio las primeras pistas sobre qué pudo pasar con la nave, todas las miradas se volvieron hacia un joven alemán de 27 años que, según la propia compañía aérea Lufthansa (matriz de Germanwings), era “apto para volar”. Las informaciones comenzaron a hablar de un “joven muy simpático” y hasta “divertido”.  Desde entonces, los medios no han cejado en buscar cada una de las piezas que puedan encajar en lo que parece un puzle de difícil composición. Su familia, hasta ahora, no ha hablado y las declaraciones que se han conocido son, sobre todo, revelaciones del periódico sensacionalista alemán Bild. ¿Está realmente su novia embarazada de él? ¿Sufría pesadillas cuando dormía con su amante que le provocaban levantarse gritando “Nos caemos”? ¿Vivía obsesionado con los Alpes?

publicidad

Aparte de que fue tratado de “tendencias suicidas” en el pasado, según develó la fiscalía alemana, aún quedan muchas lagunas para saber realmente quién era el joven que decidió, aparentemente, acabar con su vida y con la de las 149 personas que iban a bordo del avión.

¿Qué motivó a Andrea a estrellar el avión?

Por qué. Esta pregunta retumba en la mente de los familiares de los fallecidos, que aún no han tenido una respuesta satisfactoria. Toda la investigación ha tratado de frenar cualquier especulación. Por eso, pese a que el fiscal indicó que Andreas apretó el botón de descenso del avión "con voluntad de destruir el avión", no quiso primar ninguna línea de investigación ni descartar ninguna motivación. No cerró siquiera la puerta a la pista terrorista, si bien hoy ya se puede dar por cerrada esa vía. 

La revelación de su pasado depresivo "y las supuestas declaraciones de sus parejas, según las cuales él había dicho que “un día haré algo que cambiará todo el sistema y entonces todos conocerán mi nombre y lo recordarán”) han inclinado la balanza hacia los problemas sicológicos como la clave para entender el sinsentido de esta catástrofe. Pero hasta ahora no se puede dar ninguna razón por concluyente para entender por qué decidió estrellar el Airbus A380. Y menos culpar exclusivamente a la depresión. Como recordaba una especialista en Le Monde, se calcula que cerca de 350 millones de personas pueden padecer depresión en el mundo y, sin embargo, no deciden actuar de esta manera. 

publicidad

¿Por qué Lufthansa no informó desde el principio de la depresión del copiloto?

Una semana después del accidente, Lufthansa ha hecho público que el copiloto había informado en 2009 a la escuela de vuelo de dicha compañía que había padecido y superado "un episodio grave de depresión", que le obligó a interrumpir por varios meses su formación.

Dos días después del accidente, el director de la propia Lufthansa, Carsten Spohr, anunciaba que el joven piloto había abandonado su formación durante varios meses, pero especificaba que ese hecho 'no es inusual'. ¿Se precipitó la compañía en estas revelaciones? Según el comunicado de este martes, tras realizar una investigación interna "que incluye correos electrónicos de Lubitz y la escuela de vuelo-, ahora la empresa aérea reconoce que sí estaba al tanto del historial médico del piloto, lo que revela que cuando el presidente realizó las primeras declaraciones o no tenía toda la información o no quiso compartirla con los medios de comunicación.

¿ Cuándo serán identificadas todas las víctimas?

Gracias a una vía terrestre que ha permitido acceder a los equipos de rescate de manera más fácil a la zona del accidente, una semana después las autoridades han anunciado que ya han recuperado los restos de todos los fallecidos. Pero esto no significa que se haya avanzado en la identificación de todos ellos. Los investigadores calculan que, debido al estado en el que quedaron los cuerpos, esta labor puede tardar entre dos y cuatro meses, lo que alargará la el calvario de los familiares. Lo que sí habrá seguramente antes de que acabe esta semana, según lo prometía el presidente francés, Francois Hollande, es la lista definitiva de las personas que perdieron la vida en el vuelo 9525 con destino a Düsseldorf. 

publicidad

¿Qué aportará "si se encuentra- la segunda caja negra?Nada puede aliviar el dolor de las familiares por la pérdida de sus seres queridos, pero al menos deberán ser indemnizados. El miércoles 25 de marzo, Lufthansa publicó un comunicado en el que anunciaba que se haría cargo de las indemnizaciones. Y pocas horas después añadía que pagaría, a modo de ayuda financiera para las víctimas, 53,700 dólares (50,000 euros). Pasada una semana, se ha sabido que las aseguradoras han realizado una reserva de 300 millones de dólares (279 millones de euros) para enfrentar las indemnizaciones de las víctimas.

¿Cuánto pagará la compañía?

Los investigadores siguen buscando la otra caja negra que podría dar el encaje final a los acontecimientos que se produjeron en últimos minutos del avión de Germanwings. Dicho dispositivo, que atesora los datos del vuelo, tal vez podría aportar una mayor precisión a lo que hasta ahora se conoce, pero no debería cambiar sustancialmente todo el relato que se ha conformado tras los datos extraídos de la primera. Si finalmente aparece, debería servir más como una confirmación que como una nueva fuente de la que poder extraer informaciones realmente relevantes que puedan modificar lo que ya se sabe hasta ahora.

¿Existe una conspiración para que no sepa la verdad?

publicidad

El ser humano es desconfiado por naturaleza y ante una catástrofe como esta, muchos tratan de buscar explicaciones fuera de los canales oficiales. Ya ha sucedido en el pasado, y esta no iba a ser una excepción. Por ahora, ninguna teoría conspirativa tiene base como para poder poner en cuestión la versión oficial, pero algunos han tratado de desacreditar el testimonio del fiscal francés (poniendo en cuestión que se pueda escuchar la respiración del copiloto en toda la grabación recuperada), y otros incluso han hablado de la “furia” de Barack Obama al conocer que realmente el avión no se estrelló… sino que fue abatido.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad