publicidad

Sequia en el valle central

Sequia en el valle central

La falta de agua obligó al gobernador Arnold Schwarzenegger a proclamar el estado de emergencia en el centro del estado.

De una emergencia a otra

LOS ANGELES, California -  Una fuerte sequía que afecta la zona central de California, importante productor agrícola para Estados Unidos y el exterior, obligó al gobernador Arnold Schwarzenegger a proclamar el estado de emergencia el jueves, informó en un comunicado.

La emergencia permitirá al gobernador obtener los recursos para suministrar agua a los nueve condados del Valle Central, que se extiende desde Sacramento (130 km al noreste de San Francisco) hasta Bakersfield (170 km al norte de Los Angeles) y donde al menos el 80 por ciento del campesinado es de origen mexicano o salvadoreño.

"Hace solo una semana, dije que íbamos a anunciar una emergencia regional en cualquier parte del estado donde la situación de sequía lo requiriera, y en el Valle Central, es necesaria una proclamación de emergencia para proteger nuestra economía y modo de vida", dijo el gobernador en un comunicado.

Schwarzenegger, quien horas antes había decretado la emergencia por incendios en el norte del Estado, enfatizó que la industria agrícola del Valle Central aporta "$20 mil millones al año. Si nosotros no le suministramos agua inmediatamente los resultados serás devastadores", advirtió.

Varias ciudades del sur de California también se han empezado a preparar para enfrentar la sequía. Aunque en el área de Los Ángeles llovió más durante el invierno pasado que lo que llovió en año anterior, la primavera del 2008 se ha perfilado como una de las más secas en la historia.

publicidad

La escasez de agua en los valles y ríos y de nieve en las montañas, aunada a una orden judicial que limitará la cantidad del líquido vital que podrá ser desviada del norte del estado, han obligado a varias comunidades del sur de California a adoptar medidas de prevención y ahorro de agua.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad