publicidad

Sepultan a mexicano abatido a tiros por un policía de Grapevine, Texas

Sepultan a mexicano abatido a tiros por un policía de Grapevine, Texas

El ataque ocurrió en circunstancias aún no aclaradas y en medio de crecientes demandas de que sea investigado

Por Francisco Trujillo. Corresponsal

DALLAS - El cuerpo del inmigrante mexicano Rubén García Villalpando fue sepultado por sus familiares y amigos, a seis días de ser asesinado a tiros por un agente de policía de la comunidad de Grapevine, Texas.

El ataque ocurrió en circunstancias aún no aclaradas y en medio de crecientes demandas para que el incidente sea investigado en forma exhaustiva.

Unos 100 familiares y amigos acompañaron el cuerpo del inmigrante este jueves a un servicio religioso en la Iglesia Cristiana Río de Vida, en Fort Worth, el templo al que asistía con regularidad, antes de partir a sepultarlo en el cementerio Azleland Memorial, de la cercana comunidad de Azle.

Los padres de García pudieron trasladarse desde el estado mexicano de Durango y llegar a tiempo para acompañar a la esposa del inmigrante, Martha Angélica Romero, y a sus cuatro hijos pequeños Edwin, Eduardo, Abdiel y Keila.

Los funerales fueron efectuados al mismo tiempo que personal del Departamento de Protección del Consulado de México en Dallas sostenía una reunión con el jefe de Policía de Euless, Texas, para ser informados sobre la investigación del incidente registrado la noche del pasado viernes en ese suburbio.

La policía de Euless está a cargo de la investigación criminal, mientras que el Departamento de Policía de Grapevine conduce la investigación administrativa.

publicidad

El cónsul de México en Dallas, José Octavio Tripp Villanueva, informó que ya se reunió también con el jefe de policía de Grapevine, para exigir se conduzca una investigación “exhaustiva y comprensiva” para que se deslinden o se finquen responsabilidades.

El cónsul indicó que la investigación debe determinar si se siguieron los protocolos correspondientes y si el agente involucrado respetó esos procedimientos, o en su defecto actuó de manera indebida, al grado que hubo un resultado fatal que provocó la muerte de un ser humano.

“Debe haber un debido proceso que permita establecer la culpabilidad respectiva o la inocencia si le corresponde, pero debe haber una investigación técnicamente muy bien desarrollada que nos permita aclarar el caso con toda claridad”, señaló.

Las reuniones del personal del consulado con los jefes de las policías son aparte de una petición enviada por carta a la procuradora del condado de Tarrant, Sharen Wilson, para que se investigue también el incidente.

De acuerdo con la policía de Grapevine, el incidente ocurrió la tarde-noche del pasado viernes, luego de una persecución a alta velocidad la autopista estatal 121 que inició en Grapevine y concluyó en la comunidad limítrofe de Euless.

Según la policía, el agente Robert Clark respondió a una alarma en un edificio de oficinas, que resultó ser falsa. El agente condujo por el estacionamiento del lugar y notó que el vehículo de García estaba parado en la entrada.

publicidad

Clark activó las luces de emergencia de su patrulla, pero de acuerdo con la policía, García se alejó del lugar y condujo hacia la autopista 121. Clark entonces activó su sirena y comunicó por radio que estaba en persecución, la cual concluyó poco después en la comunidad de Euless.

Una vez que el inmigrante detuvo su vehículo, el agente Clark “le dio comandos verbales” para que sacara y mostrara sus manos fuera del automóvil.

En vez de ello, la policía de Grapevine sostuvo que García salió del auto y trato de acercarse al agente ignorando sus órdenes, lo que motivó que éste le disparara en dos ocasiones.

El abogado de la familia del inmigrante, Domingo García, pidió este jueves que la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) efectúe también su propia investigación sobre el caso.

El abogado dijo que la principal evidencia la constituye un video tomado por la cámara de la patrulla del agente de la Policía de Grapevine, Robert Clark, quien disparó en dos ocasiones contra el inmigrante provocándole heridas que horas después le ocasionaron la muerte en un hospital de Fort Worth.

La policía de Grapevine ya mostró el video a la familia de la víctima, pero aún no lo ha dado a conocer a los medios de comunicación.

El abogado dijo que la familia desea que el video sea difundido para que “el mundo vea lo que le ocurrió a un esposo y padre de familia”.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad