publicidad

Sentencian capos mexicanos en Chicago

Sentencian capos mexicanos en Chicago

Los hermanos Pedro y Margarito Flores fueron "testigos extraordinarios" para desmantelar dos carteles mexicanos. Federales piden reducción de sentencia. 

Piden sentencias poco severas para capos mexicanos en Chicago Univision

CHICAGO,ILLINOIS-  Los hermanos mexicanos Pedro y Margarito Flores fueron "testigos extraordinarios" del Gobierno estadounidense para desmantelar las operaciones de dos carteles mexicanos de drogas en el país y merecen una sentencia mínima de prisión federal, según documentos de la corte divulgados hoy.

En un memorando dirigido al juez Rubén Castillo, que dictará sentencia contra los hermanos mexicanos el próximo día 27, el fiscal federal del Distrito Norte de Illinois, Zachary T. Fardon, solicita que la corte imponga como castigo "el mínimo de diez años, o cercano al mínimo".

Según el fiscal, "a pesar de un gran riesgo personal y de sus familias", los hermanos Flores se convirtieron a partir de 2008 en "testigos extraordinarios" que permitieron apuntalar casos sin precedentes contra miembros del Cartel de Sinaloa y la Organización Beltrán Leyva.

A pesar de ser carteles enemigos, enfrascados en una guerra que provocó "posiblemente miles de muertes en México", según la fiscalía, ambas organizaciones negociaron directamente con los Flores y les suministraban cocaína y heroína a crédito.

Los informantes realizaron a pedido del Gobierno más de setenta grabaciones telefónicas incriminatorias con miembros de ambos carteles, incluyendo dos con Joaquín "el Chapo" Guzmán, líder del Cartel de Sinaloa, y su hijo y lugarteniente, Jesús Alfredo Guzmán Salazar.

publicidad

También fueron grabados Ismael Zambada García, "Mayo", quien actualmente estaría al frente del cartel desde que "el Chapo" ingresó en prisión en México, y su hijo Vicente Zambada Niebla, "Vicentillo", que está preso y aguarda una sentencia reducida en Chicago por haberse convertido también en informante del Gobierno.

Según el memorando, fueron necesarios seis meses de entrevistas diarias de los hermanos con agentes federales, y varias declaraciones ante un gran jurado, para que revelaran la "información histórica" que condujo a más de 50 procesamientos y decomisos de drogas y dinero en efectivo.

El memorando agrega que la "ayuda sin paralelo", de los hermanos Flores, "compensa de manera suficiente su culpabilidad criminal, de tal manera que el Gobierno recomienda la pena mínima".

En los documentos de la corte se señala que entre 2005 y 2008, los hermanos mellizos, de 33 años, y su equipo "obtuvieron y distribuyeron" desde Chicago, Los Ángeles y otras ciudades del país un promedio de 1.500 a 2.000 kilos mensuales de cocaína y heroína enviada desde México.

Por los mismos canales por los que recibieron la droga enviaron a México unos 1.800 millones de dólares en efectivo.

Varios depósitos del área de Chicago fueron usados para almacenar cocaína y heroína que luego se vendió al menudeo en el área metropolitana y otras ciudades fuera de Illinois, como Milwaukee, Detroit, Cincinnati, Columbus, Filadelfia, Nueva York y Washington, así como en Vancouver y la Columbia Británica en Canadá.

publicidad

La fiscalía señala al juez Castillo que los Flores y sus familias "correrán peligro para siempre" debido a su cooperación, pero el Gobierno confía en que podrá protegerlos "aun después de haber cumplido con sus sentencias de prisión".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad