publicidad

Sentencian a red de prostitucion que enga?aba a vicimas guatemaltecas

Sentencian a red de prostitucion que enga?aba a vicimas guatemaltecas

Una familia entera cuya mayoría de miembros provenía de Guatemala, irá a la cárcel por traficar con mujeres guatemaltecas.

Mentiras y vidas trágicas

LOS ÁNGELES, California – Cinco miembros de una familia extendida que atrajeron a mujeres guatemaltecas a Los Ángeles, en donde fueron golpeadas y obligadas a prostituirse, podrían ser sentenciados a cadena perpetua tras las recomendaciones de una jueza federal que preside el juicio en su contra.

Gladys Vasquez-Valenzuela fue condenada el pasado febrero en Los Ángeles ante cinco cargos de tráfico sexual forzado, seis cargos de importación y albergue de extranjeros indocumentados para efectos de prostitución y un cargo de conspiración.

Su hermana, Mirna Jeanneth Vasquez-Valenzuela, fue condenada de cuatro cargos de tráfico sexual forzado, tres cargos de importación y albergue de extranjeros indocumentados para efectos de prostitución y un cargo de conspiración.

Sus sobrinas, María de los Ángeles Vicente y Maribel Rodríguez Vásquez, así como el novio de Mirna, Gabriel Mendez, también fueron condenados en febrero por cargos similares.

Todos los acusados tienen entre 20 y 30 años de edad. Méndez es un nacional mexicano, mientras que el resto son ciudadanas de Guatemala.

Durante el juicio, se mostraron evidencias de que después de ser introducidas a la frontera y conducidas a Los Ángeles, las víctimas eran entregadas a Valenzuela y sus asociados, quienes les informaron que su "trabajo" consistiría en trabajar ya sea en burdeles o en esquinas alrededor del parque MacArthur en el centro de Los Ángeles.

publicidad

En ocasiones, las mujeres eran forzadas a prostituirse con hasta 25 hombres al día.

Los abogados defensores argumentaron que las víctimas habían mentido sobre el tratamiento que recibían porque el gobierno les había prometido "beneficios" a cambio de su testimonio contra las partes acusadas.

El caso inició en octubre de 2006, cuando un taxista llamó a la redacción de Noticias Univision 34 para informar sobre las trágicas historias de varias de las víctimas, que habían sufrido golpizas, hacinamiento y todo tipo de abusos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad