publicidad
.

Zoe Saldaña: En casa hablamos dos idiomas logo-noticias.6bcb5218ff723b30...

Para Zoe Saldaña hablarle en español a sus gemelos es importante.

Zoe Saldaña: En casa hablamos dos idiomas

Zoe Saldaña: En casa hablamos dos idiomas

Para Zoe es muy importante que sus hijos crezcan hablando español.

Para Zoe Saldaña hablarle en español a sus gemelos es importante.
Para Zoe Saldaña hablarle en español a sus gemelos es importante.

Por Alejandra Lagos @AlejandraLgs


En esta Semana de la Educación, hablamos con la reconocida actriz de origen hispano Zoe Saldaña, quien no hace mucho se convirtió en madre de gemelos.


Zoe afirma que algo muy importante para ella es que sus hijos crezcan hablando español, así como lo hizo ella. "Estando pequeñas, con mis hermanas y yo, siempre era el español en la casa. Tú tienes que comunicarte con tus abuelos y tus bisabuelos, si tú no sabes cómo comunicarte con la familia, no vas a estar conectados con ellos", dice.


Para Zoe y su esposo Marco Perego, el que sus hijos hablen varios idiomas es prioridad, no solo porque es una manera en la que estarán conectados a sus raíces, sino porque saben que eso les abrirá más puertas en el futuro.  


Zoe Saldaña: En casa se hablan dos idiomas /Univision


Ser bilingüe es mejor


Se ha descubierto que las bases del lenguaje se forman desde antes del nacimiento, cuando el feto está en el vientre de la madre. Durante el tercer trimestre el feto adquiere su capacidad auditiva y empieza a captar los sonidos de su entorno, y un sonido que escucha constantemente es la voz de la madre. Es por eso que al nacer, el primer sonido que los bebés reconocen es la voz de la madre.


Estudios culturales han mostrado que los llantos y balbuceos que hacen los bebés al nacer suenan diferente dependiendo del idioma que hablen los padres. "Los bebés franceses lloran en nota creciente, mientras que los alemanes lloran en nota decreciente, imitando los contornos melódicos de sus idiomas", explicó la científica y periodista Annie Murphy Paul, quien ha investigado ampliamente cómo se desarrolla el aprendizaje del feto en el vientre.


publicidad


Los expertos en educación aseguran que los primeros cinco años de vida son cruciales en el desarrollo del lenguaje de los niños, ya que es cuando se desarrolla el 90% de su cerebro. Es por eso que, durante esos primeros años, es muy importante que los padres hablen, canten y lean con los pequeños constantemente pues, entre más palabras oyen, más desarrollarán sus habilidades de lenguaje y su vocabulario.


¿No se confunden?


Muchas veces los padres, e incluso los maestros, creen que si los niños crecen oyendo dos idiomas se van a confundir y tardarán más en desarrollar el lenguaje. Sin embargo, se ha demostrado que esta creencia es errónea.


De acuerdo con Barbara Zuer Pearson, autora de Consigue que tu hijo sea bilingüe, apenas con tan solo unos días de haber nacido, un bebé puede distinguir entre dos idiomas diferentes. "Los niños, cuando son pequeños, tienen una capacidad increíble para asimilar y aprender diferentes idiomas a la vez, así que es el mejor momento para que aprendan diferentes lenguas".


Según la Asociación de Niños Multilingües, el mejor momento para aprender diferentes idiomas va de los cero a los tres años de edad. "Estudios de imágenes cerebrales muestran que los diferentes idiomas se almacenan muy cerca uno del otro en el cerebro de los niños que son bilingües desde que nacen. En cambio, en niños que se vuelven bilingües más tarde, el cerebro almacena los idiomas de diferente manera". Esto significa que después de los tres años los niños tendrán que hacer un mayor esfuerzo para aprender un segundo idioma.


publicidad

 “Los beneficios de ser bilingües son realmente innumerables, son muchísimos. Son desde tener la posibilidad de estar más abiertos a aprender, no solamente otros idiomas  sino más cosas, por lo mismo de que casi ves el mundo de dos maneras distintas”, afirma Roxana Soto, autora de   Bilingüe es mejor.    


 Varios estudios han mostrado que el crecer hablando dos idiomas tiene enormes beneficios.

A nivel intelectual se ha demostrado que el saber más de un idioma aumenta las habilidades cognitivas. En otras palabras, los niños bilingües se vuelven más inteligentes. El tener que asimilar y diferenciar dos idiomas les desarrolla a los niños una mayor capacidad de concentración y de flexibilidad mental. Estas habilidades los ayudan a entender conceptos complejos, y resolver problemas tanto matemáticos como lingüísticos.


Se ha comprobado que los niños que entran a la escuela y siguen perfeccionando su idioma natal a la vez que aprenden el inglés, tendrán más éxito académico y aprenderán mejor el inglés. Los estudios han demostrado que los estudiantes que aprenden en programas bilingües tienen mejores resultados en los exámenes estandarizados que los niños monolingües.


Por otro lado, el ser bilingüe tiene ventajas económicas. Según Soto, cuando los niños crezcan, tener un segundo idioma les da la posibilidad de conseguir mejor trabajo, y más trabajo. “Especialmente ahora que en Estados Unidos, como están pasando las cosas, el español va a ser cada vez más necesario”, afirma Soto. “Hoy en día, en esta fuerza de trabajo global, las compañías buscan cada vez más emplear personas bilingües”, recalca. 


publicidad


Nueve consejos para criar un niño bilingüe


Criar un niño bilingüe no es tan fácil, requiere de gran compromiso y esfuerzo. Pero, ¡sí se puede! Acá te traemos algunos consejos:


1. Haz un plan de acción en familia: El criar un niño bilingüe no es algo que sucede automáticamente, y hay que tener un plan bien definido. Es muy importante que todas las personas que lo cuiden estén de acuerdo con el plan. En casa los padres y cuidadores deben de ponerse de acuerdo sobre quién va a hablar qué idioma, o si solo se hablará español en casa.


2. Habla español en casa lo más posible: Esto es clave. Los niños estarán escuchando el otro idioma fuera de la casa la mayoría del tiempo, así es importante reforzarlo en casa todos los días.


3. ¡Leer, leer, y leer! Lee con tus hijos libros en español; mucho. Leer libros en español ayudará a tus hijos a incrementar su vocabulario y a aprender la estructura correcta del lenguaje. También es importante que impulses a tus niños a que aprendan a leer en español, eso les dará un mejor manejo del lenguaje.


4. Expón a tus hijos a una gran variedad de materiales y medios en español: Películas, audio libros, juegos y juguetes. El identificar el español con cosas que disfrutan les dará más motivación para aprenderlo y hablarlo.


publicidad


5. Usa la música: A los niños les encanta la música. Exponlos a música de tu país, no tiene que ser necesariamente música de niños. Así no solo practicarán el español, sino también aprenderán sobre su cultura de origen. 


6. Organiza juegos con otros niños que también hablen el español: Busca alrededor de tu comunidad otras familias que también hablen español, y organiza actividades para que los niños hagan amigos, y practiquen el español.


7. Si puedes, viaja lo más que puedas a tu país de origen: Esto siempre es muy efectivo, ya que el niño estará completamente inmerso en el lenguaje, y le dará más valor a este, así como a la cultura de la que viene.


8. No haga caso a malos consejos: Quizás alguna vez alguien te diga que es mejor que tu hijo se concentre solo en el inglés para que lo aprenda bien y no se atrase en la escuela. ¡No hagas caso! Los niños tienen la capacidad para aprender dos, o más idiomas a la vez sin ningún problema. Tu hijo no se atrasará si habla español, al contrario, el hablar dos idiomas le dará ventajas académicas sobre los niños monolingües


9. ¡Sé persistente! No te rindas, ni te frustres. El criar a tus niños bilingües será uno de los regalos más grandes que les puedas dar. 


publicidad
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
La pequeña activista le pidió a los asistentes de la Marcha de las Mujeres que sigan haciendo una cadena de amor para proteger a sus familias.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
publicidad