publicidad

No hay obstáculos para estudiar

No hay obstáculos para estudiar

Dos jóvenes estudiantes hispanas lograron, contra viento y marea, cumplir su sueño de ingresar a Harvard.

Nathalie Galindo, el esfuerzo que dió frutos

Estos son los testimonios de dos jóvenes estudiantes hispanas que contra viento y marea lograron cumplir su sueño de ingresar a Harvard. ¿Cuáles fueron las dificultades que enfrentaron? ¿Qué las motivó a seguir adelante? Conoce su historia.

Nathalie Galindo, 26 años, es colombiana y vive en Estados Unidos desde los once. Durante varios años fue indocumentada, y siempre soñó con ir a la universidad. Muchas personas la ayudaron y alentaron a recorrer ese camino. “Mi madre, con sus sacrificios, viniendo a este país; mi padrastro que es estadounidense y conoce el sistema educativo,  y mi consejero universitario en la secundaria, quien me dijo que no tenía límites para asistir a la universidad que quería”.

Su situación económica no impidió que ingresara a Harvard College, donde recibió ayuda financiera y se graduó con dos títulos: un Bachelor of Arts (BA) en Estudios Sociales, y un M.Ed. en Políticas de Educación Internacional. “Lo mágico y extraordinario es que Harvard ayuda a los estudiantes de familias de bajos ingresos que ganan menos de 60.000 al año. Gracias a eso salí con muy poca deuda”.

Nathalie se enteró de los planes de ayuda cuando tomó un tour por la misma universidad. ”Cuando me enviaron la información me di cuenta de lo generosos que son con los estudiantes de bajos recursos. Y en mi segundo año de estudio aumentaron la ayuda para los estudiantes más pobres mediante la Iniciativa de Ayuda Financiera de Harvard (HFAi)”.

publicidad

“Alguna vez fui una estudiante indocumentada, pero nunca perdí la esperanza de que todo se resolvería. No solo fue así sino que al esforzarme al máximo pude tomar ventaja de una de las mejores oportunidades de mi vida: asistir a Harvard”, agrega. Nathalie trabaja ahora como development associate en College Track, una ONG que ayuda a estudiantes de bajos recursos en 5 centros de programas después de clases: San Francisco  (California), East Palo (California), Oakland (California), Nueva Orleans ( Luisiana), y Aurora (Colorado). “Mi propósito en la vida es ayudar a los estudiantes inmigrantes de bajos recursos a tener la mejor información posible para salir adelante y entrar a la universidad”, declara.

Para informarte acerca de la ayuda financiera puedes contactar a la Universidad de Harvard aquí . Nathalie recomienda ir a la calculadora de costo financiero, situada a la derecha de la página principal para  tener una idea del pago neto de asistencia por un año en Harvard.

Su consejo para los jóvenes hispanos de EU es que “busquen retos tanto académicos como en sus actividades extraescolares, esfuércense en sus estudios y busquen oportunidades de liderazgo en sus comunidades. Empiecen a solicitar becas desde noveno grado, hay varias. Siempre existe la manera de alcanzar tus sueños de entrar a la universidad y salir adelante”.

Leslie Jimenez, un ejemplo de fe

Para Leslie Jimenez el ingreso a Harvard no fue fácil. Esta joven mexicana de 20 años llegó a los Estados Unidos muy pequeña con su padre, un camionero,  su madre que limpia casas, y sus dos hermanitos. “Desde la primaria tuve la meta de ir a la universidad, pero nunca pensé en una tan prestigiosa como Harvard”.

publicidad

Leslie siguió adelante gracias a su fe y el esfuerzo que hicieron sus padres para darles una mejor vida a sus hijos. Una de las razones por la cual es tan apasionada sobre la educación en la comunidad hispana es porque sus padres no pudieron ayudarla durante los procesos de aplicación ya que ninguno habla inglés.

“Fue difícil tener que hacerlo sola, pero con determinación todo es posible”. Leslie siempre se esforzó. Mantuvo un GPA de 4.6 y nunca obtuvo menos de A en la preparatoria, donde comenzó a investigar para ingresar a la universidad. “Estudié unos 3 meses para el SAT y todas las semanas tomaba exámenes para practicar. Tuve un resultado satisfactorio para ser aceptada”.

Pero en ese camino se tropezó con la dificultad más común: la economía. “Hubo algunas universidades a las que no pude ir por falta de dinero pero seguí aplicando en otras escuelas hasta que me aceptó Harvard y me dio ayuda financiera”. Leslie asegura que el no tener dinero “no es excusa para no asistir a la universidad. “Pueden recibir ayuda del gobierno en FAFSA o becas privadas que les ayudan a pagar la

universidad. No solo Harvard brinda ayuda financiera. Según la experiencia de Leslie “ muchas universidades privadas prestan gran ayuda a los  estudiantes hispanos de bajos recursos”.

Cuando Leslie comenzó a estudiar en Harvard, se topó con que no estaba al mismo nivel curricular de los otros estudiantes de su clase. Una vez más, Leslie puso su esfuerzo al máximo. Actualmente es una estudiante junior orientada en Economía y Políticas de Salud Globales y, si bien aún está decidiendo qué carrera seguirá, su mayor aspiración es crear un impacto en la comunidad hispana que permita a los estudiantes de gran potencial ingresar a las mejores universidades del país.

publicidad

“A veces uno quiere darse por vencido. Hubo momentos en los cuales yo pensaba que nunca iba a realizar mis sueños, pero con determinación y fe llegué a Harvard. No les diré que va a ser algo fácil, pero al final todo su esfuerzo valdrá la pena”, es su mensaje alentador para todos los estudiantes.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El gobierno mexicano aseguró que no dudará en acudir a las Naciones Unidas para defender a los inmigrantes. Las declaraciones del secretario de relaciones exteriores mexicano hizo la advertencia antes de la reunión que tendrá esta semana con altos funcionarios estadounidenses.
El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, se reunió este miércoles con el presidente guatemalteco, Jimmy Morales, para discutir asuntos relacionados con la seguridad fronteriza antes de la reunión en México a la que se le unirá el secretario de Estado, Rex Tillerson.
Se trata de TRAPPIST-1 un conglomerado donde hay siete planetas rocosos con masas similares o inferiores a la Tierra y que giran alrededor de una estrella, una especie de versión en miniatura de nuestro sistema solar. De sus siete planetas hay tres que tienen las condiciones perfectas para albergar océanos de agua líquida en caso de que tengan atmósfera.
Está ubicado en la represa Monticello, al norte del Estado de California y a unas dos horas de San Francisco, su trabajo comienza cuando el lago sobrepasa su nivel óptimo así de esta manera ayuda a controlar el nivel del agua evitando catástrofes.
publicidad