publicidad

Educación vocacional, la alternativa

Educación vocacional, la alternativa

Las escuelas vocacionales prometen entrenamiento adecuado en oficios y especialidades para tener una salida laboral inmediata.

Educación vocacional, la alternativa Univision

Muchos jóvenes buscan una salida laboral inmediata, luego de sus estudios de secundaria, que les permita vivir económicamente de manera independiente o que les ayude a reunir fondos para pagar estudios superiores.

Las escuelas vocacionales son una buena herramienta para aprender habilidades en oficios tales como técnico automotriz, peluqueros, diseñadores de interiores, asistentes médicos, electricistas, paralegales, choferes, cocineros, panaderos, secretarias, soldadores, asistentes de enfermería, más otras carreras cortas relacionadas con trabajos técnicos muy específicos.

Aunque estos programas son cortos y requieren una inversión menor, comparado con un estudio superior o de bachillerato, hay un dinero que pagar por un servicio educativo. Y lamentablemente existen escuelas o centros vocacionales de baja calidad que prometen niveles salariales potenciales irreales, o trabajo asegurado que realmente no pueden garantizar, que mienten respecto a la calidad de sus instalaciones, equipos o su personal académico.

La FTC ( Federal Trade Commission), la agencia gubernamental que protege los derechos del consumidor, recomienda prestar atención a los siguientes aspectos antes de inscribirse y pagar por un curso en un centro o escuela vocacional.

- Visita el edificio donde se dan las clases y el entrenamiento práctico: fíjate si los equipos y sistemas de computación son los mismos que se usan en la industria de tu interés. Si es necesario, llama a las compañías del rubro para confirmarlo.

publicidad

- Averigua sobre las herramientas que te dan: algunos oficios requieren de insumos y herramientas especiales que luego pueden aumentar los costos de los estudios si tù tienes que ponerlas.

- Averigua por asistencia especial: si tienes alguna incapacidad física o si necesitas entrenamiento en español.

- Pregunta por el entrenamiento y certificaciones de los maestros, también por el tamaño de las clases. Pregunta a otros estudiantes por los profesores.

- Averigua sobre el éxito académico de la escuela o centro: cuántos estudiantes que se inscriben terminan los cursos (un alto porcentaje de estudiantes que abandonan puede significar que el programa es malo, por ejemplo). También pregunta o averigua por el salario inicial de los estudiantes graduados de ese centro y cuántos han conseguido trabajo (una manera de saber esto es conociendo el porcentaje de préstamos estudiantiles con pagos atrasados).

- ¿Tiene la escuela o centro una acreditación oficial o licencia para operar? Puedes informarte en agencias gubernamentales o directamente con la Base de Datos de Programas e Instituciones Postsecundarias del Departamento de Educación o también con la base de datos del Council for Higher Accreditation

- Revisa el contrato antes de firmarlo: sobretodo si puedes cancelarlo sin penalidades y con cuántos días de anticipación. Si no te dan esa información, no te inscribas. Todos los programas debidamente acreditados y legítimos no deben ponerte ninguna presión para inscribirte ni negar información importante.

publicidad

- Averigua sobre la ayuda financiera para pagar los estudios: las personas que aplican para estudiar una carrera vocacional pueden recibir ayuda financiera a través de la misma institución o a través del gobierno federal. Visita studentaid.gov para saber más.

Si estás en una escuela o centro vocacional y crees que el servicio que presta no es lo prometido o tienes algún otro tipo de problema o queja, comunícate con el Departamento de Educación al 1-800-MIS-USED (1-800-647-8733) o visita su sitio web: ed.gov/misused.

También puedes reportar un problema a la Oficina del Abogado General de tu estado o a la Federal Trade Commission.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad