publicidad
Stockton es una de las seis urbes de Estados Unidos que instaurará un programa piloto para mejorar la relación entre policías y ciudadanos.

Seis urbes instaurarán programa para reconciliar Policía y ciudadanos

Seis urbes instaurarán programa para reconciliar Policía y ciudadanos

Seis urbes del país instaurarán un programa piloto para reconciliar a la Policía y a los ciudadanos, con el objetivo de acabar con las tensiones raciales.

Stockton es una de las seis urbes de Estados Unidos que instaurará un pr...
Stockton es una de las seis urbes de Estados Unidos que instaurará un programa piloto para mejorar la relación entre policías y ciudadanos.

Seis urbes de Estados Unidos instaurarán un programa piloto para reconciliar a la Policía y a los ciudadanos, con el objetivo de acabar con las tensiones raciales que vive el país desde la muerte de un joven negro desarmado a manos de un agente blanco el pasado agosto en Ferguson (Misuri).

El anuncio lo hizo hoy en una rueda de prensa el fiscal general de EE.UU., Eric Holder, tras el tiroteo esta madrugada de dos policías, que han sido dados de alta, mientras continúa la investigación para saber quién disparó contra ellos frente a la comisaría de la Policía de Ferguson.

"Condeno inequívocamente estos repugnantes ataques", dijo Holder, hermano de un oficial de policía retirado, quien hoy anunció tres nuevas iniciativas para mejorar la relación de la ciudadanía con las fuerzas de seguridad.

publicidad

La primera consiste en la implantación de programas piloto para fortalecer los lazos entre la policía y la comunidad en seis ciudades: Stockton (California), Gary (Indiana), Minneapolis (Minesota), Pittsburgh (Pensilvania) y Fort Worth (Texas).

En segundo lugar, Holder anunció la creación de una nueva web en Internet (trustandjustice.org), en el que el Gobierno federal publicará guías sobre cuáles son las mejores prácticas para que la Policía recupere la confianza de los ciudadanos.

El tercer anuncio del fiscal general se dirige al entrenamiento de la Policía, cuyos cuerpos podrán pedir la asistencia técnica del Departamento de Justicia para encontrar la mejor forma de acabar con los prejuicios raciales en cada caso.

El Departamento de Holder publicó la semana pasada dos informes federales: uno sobre los patrones de comportamiento de la Policía de Ferguson y otro en el que se exonera al policía blanco, Darren Wilson, de responsabilidad en la muerte del joven afroamericano Michael Brown en agosto pasado en Ferguson.

El informe sobre la Policía de Ferguson puso de relieve el comportamiento racista tanto de la Policía, como de las autoridades y la Justicia de Ferguson.

Holder advirtió entonces de que utilizaría toda su autoridad para reformar el Departamento de Policía de la ciudad y, desde entonces, se han sucedido las dimisiones de altos cargos.

publicidad

La última fue la renuncia ayer del jefe del departamento de Policía, Thomas Jackson, que se había convertido en el centro de las iras de la comunidad afroamericana en Ferguson tras la ola de manifestaciones que sacudió la ciudad.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad