publicidad

Seis a?os despues... reflexion

Seis a?os despues... reflexion

Los trágicos sucesos de aquella inimaginable mañana septembrina, marcaron la memoria colectiva de nuestra generación.

Seis a?os despues... reflexion 7e2c145d37de46d697d0c4c508be37b4.jpg

Ese día, el miedo triunfó

NUEVA YORK - Los trágicos sucesos de aquella inimaginable mañana septembrina, marcaron la memoria colectiva de nuestra generación. Todos recordamos exactamente dónde estábamos y que hacíamos el momento en que los terroristas ejecutaban su plan.

La vida en Nueva York seis años después del 9/11

Sabemos también, que la dinámica del mundo ya no es la misma y que el miedo ante la posibilidad de nuevos ataques, nos aterra de una u otra forma.

El 9/11, se aferra a todos como una cicatriz indeleble con la que tenemos que convivir cada día. Una marca que en otros puntos del planeta, como España, Inglaterra e Indonesia, sus ciudadanos reconocen con sello propio, por ser ellos mismos víctimas de mortíferos y destructivos ataques del terrorismo.

publicidad

En Estados Unidos, la cara del terrorismo se ha ido transformando poco a poco a lo largo de estos seis años.

Inicialmente, era definida con facciones árabes y ritos musulmanes, una imagen que se incrustó en el subconsciente colectivo, dado el origen de los autores de los atentados.

Sin ser señalados directamente como tal, millones de inmigrantes, en su mayoría indocumentados, comenzaron a ser vistos y tratados con mayor desconfianza.

Por ser extranjeros los terroristas del 11 de septiembre de 2001, la asociación fue directa con todos los que llegaran de afuera y más con aquellos que lo hicieran sin documentos.

Pero estaban en esa misma situación migratoria, muchas de las víctimas del ataque al World Trade Center, también cientos de indocumentados que fueron a ofrecer sus vidas en la zona de guerra en Irak y otros tantos extranjeros que desde sus países se unieron para combatir lado a lado con los estadounidenses.

En nombre de la guerra contra el terrorismo fue invadida una pequeña nación árabe, con inmensos recursos petroleros y dominada por un tirano sanguinario, pero es bien conocido que su papel fue prácticamente inexistente en los ataques del 9/11.

Hemos asistido a la pérdida de derechos civiles considerados sagrados en el llamado, "país de la libertad".

Seis años después, Osama ben Laden, no ha podido ser atrapado por las fuerzas estadounidenses; la Casa Blanca esta en una sin salida en la Guerra en Irak. El presidente George W. Bush, anda en su peor momento de popularidad, tratando por todos los medios de mostrar resultados que convencen a muy pocos.

publicidad

El tiempo dirá si los muros en la frontera con México o las deportaciones de miles de trabajadores indocumentados,  contribuirán al legado del presidente Bush como un abanderado de la lucha contra el terrorismo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad