publicidad

Revisa tus pólizas y ahorra

Revisa tus pólizas y ahorra

En época de crisis es probable que necesites reducir gastos. Puedes hacerlo revisando las pólizas de tus seguros.

En el seguro de la vivienda

En una época de crisis como la actual necesitas las mejores armas para luchar contra la economía tambaleante. Y para eso el Insurance Information Institute (I.I.I.) recomienda a los consumidores revisar las pólizas de tus seguros y liberarte de algunos pagos.

Los dos aspectos básicos que hacen que la póliza de una casa aumente son el costo de reconstruirla y las probabilidades de que un desastre natural o algún siniestro la destruya.

Por eso el I.I.I. recomienda tener en cuenta aspectos como: que los sistemas de electricidad, calefacción y calentadores de agua en tu casa tengan menos de 10 años instalados, que esté construida con materiales resistentes al viento, en especial si vives en la región este del país; si vives en una región propensa a terremotos, etc. A continuación te damos algunos puntos donde podrías ahorrarte algunos dólares:

Selecciona deducibles más altos. Al seleccionar deducibles mayores, el precio anual de tu póliza puede bajar sustancialmente. Por ejemplo, si comparamos uno de deducible de $500 frente a uno de $1000, con el segundo pudieras ahorrarte hasta un 25%.

El costo de tu casa difiere al de su reconstrucción. Si tu terreno no está expuesto a daños por robo, incendio o tormentas, por ejemplo, no incluyas el valor a la hora de obtener la póliza para no aumentar el costo anual sin necesidad.

publicidad

Revisa las pólizas anualmente. Aunque tu póliza incluye cobertura para cosas que vas adquiriendo durante el año, algunas de ellas pierden su valor y dejan de necesitar las pólizas anexas ( floater). Por ejemplo, si tienes un seguro adicional para tus pieles y éstas han perdido su valor inicial, o bien, en el caso de que hayas vendido algunas de tus pertenencias costosas, ya no necesitas estar pagando por asegurarlas.

Pregunta por los descuentos. Muchas aseguradoras ofrecen descuentos diferentes en cada estado. Por ejemplo, si eres mayor de 55 años y estás jubilado, pudieras calificar para un descuento adicional de hasta un 10%.

Si tu casa es segura o resistente. Tener un detector de humo, un sistema avanzado de seguridad, mecanismos contra huracanes, techos reforzados, o cualquier mejora que haga a tu casa más resistente a desastres o accidentes, puede ahorrarte desde un 5% hasta un 20%.

Ser un viejo cliente. Si llevas varios años con el mismo seguro de vivienda pregunta si esta ofrece descuentos por antigüedad y lealtad. Algunas aseguradoras otorgan de un 5% hasta un 10% si está con ellos por lo menos por 6 años.

Seguros de grupo. Algunas asociaciones e inclusive grupos de negocios, o de ex alumnos de universidades, ofrecen seguros de grupo con precios bastante asequibles y reducidos.

En el seguro de su auto

Después de varios años en los que el precio de las tarifas de seguro de autos se mantuvieron estables o inclusive bajaron, en 2007 el precio promedio de seguros de autos aumentó un 0.5 por ciento (la diferencia de precios entre un año y otro cambió de $8 a $9).

publicidad

Los conductores con historiales de manejo seguros pueden contar con que seguirán recibiendo las mejores tarifas de seguros. Aquí algunos consejos de los expertos

Para autos nuevos. Antes de comprar un auto nuevo averigua primero cuánto te va a costar asegurar ese vehículo en particular ya que aquellos favoritos de los ladrones a menudo cuestan más de asegurar.

Las aseguradoras ofrecen descuentos adicionales si instalas medidas de prevención de robo y de seguridad, o cuyos autos poseen elementos que ya vienen de fábrica.

Pide el deducible mayor. Así como en el seguro de vivienda, mientras más alto es el deducible, más barato es el seguro del auto. Un deducible de $1,000 puede ahorrarte un 40 por ciento o más en la prima del seguro.

Adiós cobertura de autos viejos. Considere abandonar o reducir la cobertura de riesgos varios y de choque en autos viejos. Puede que no sea eficiente en costos seguir pagando una póliza para asegurar un vehículo que vale diez veces menos de lo que pagarías por tu seguro.

Aprovecha descuentos. Ya sea por ser un conductor que no han tenido accidentes o infracciones de tránsito, por manejar pocas millas al año, menores al estándar anual; también si eres mayor de 50 años de edad; los jóvenes conductores que toman cursos de conducir o están en el recinto universitario, fuera de la residencia familiar al menos a 100 millas de distancia.

publicidad

Seguros de grupo. Si tu empleador ofrece beneficios de seguros pregunta si tienen pólizas de seguro de auto en el paquete de grupo.

Otras formas de ahorrar dinero

Aquí otras formas útiles de ahorrarte dinero si se trata de un seguro:

Compara precios antes de comprar.

Los precios por la misma cobertura pueden variar mucho de una compañía a otra, así que saldrás ganando si comparas precios. Una opción es obtener tres cotizaciones por el mismo producto.

Analiza a tu aseguradora.

Evalúa la salud financiera de tu empresa de seguros a través de las empresas calificadoras independientes o consultando con revistas y publicaciones de grupos de consumidores.

La misma compañía para tu auto y tu casa.

Muchas aseguradoras dan descuentos si contratas dos o más tipos de seguros con ellos.

Mantén un buen historial de crédito.

Tu historial crediticio puede afectar el precio de las pólizas de seguro que pagas, por lo que debes vigilarlo de cerca. El uso del historial de crédito para los seguros permite que las tarifas sean más exactas, justas y objetivas.

Para más información sobre cómo ahorrar dinero en su seguro de vivienda o en su seguro de auto, visite la sección en español de I.I.I.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad