publicidad

Cuida tu "reputación cibernética"

Cuida tu "reputación cibernética"

La "reputación cibernética" es la primera impresión que un extraño se hace de nosotros al buscarnos en Internet.

Cuida tu "reputación cibernética" cbee50fbc677459ba4a720f837912d1d.jpg

¿Por qué es importante esa impresión?

La "reputación cibernética" es la primera impresión que un extraño -alguien que no nos conoce previamente o nos conoce sólo superficialmente- se hace de nosotros al buscar información sobre uno en Internet.

Por tanto, lo más importante es qué encontramos en Google cuando hacemos una búsqueda de nuestro nombre.

Hay mucha más gente de la que pensamos que puede buscar información sobre nosotros.

Por ejemplo, según Career Builder, aproximadamente la mitad de los empleadores rastrean online sobre los candidatos a una posición en su compañía. Y si nosotros ofrecemos un servicio de cualquier tipo "desde un abogado hasta simplemente ofrecerse como babysitter-, es muy probable que alguien que se plantee contratarnos busque sobre nosotros en Internet. Y no digamos ya si haces citas a ciegas " blind date-; entonces seguro que buscan hasta la última paginita donde aparece tu nombre.

publicidad

El problema es que esa reputación cibernética sea mala, que se dé una imagen a quien nos rastree en Internet diferente a la que queremos transmitir.

El asunto es tan importante que hay incluso empresas especializadas en borrar tu rastro negativo de Internet. Se encargan desde cosas básicas como rastrear y eliminar fotografías no deseadas en redes sociales o menciones de uno en blogs y foros, a labores más complejas como tratar de borrar apariciones en listados oficiales por notificaciones de multas, impagos, etcétera.

Cómo se limpia esa mala reputación

1. Búscate a ti mismo

Haz una búsqueda en Google de tu nombre "entre comillas mejor, para que busque exactamente esa secuencia de palabras- y sus variantes. Haz búsquedas incluyendo tu profesión, tu ciudad, el nombre de las empresas para las que trabajaste… te sorprenderás con algunos resultados, seguro.

2. Haz dos lista

Con lo que encuentres, haz dos listas: una de páginas "buenas" y otra de páginas "malas" con información sobre nosotros que no nos gusta o que simplemente no queremos que la sepa todo el mundo.

3. Borra lo negativo

Si algunas de las páginas con información negativa la has hecho tú o depende de ti, elimínala de inmediato. También borra los comentarios que puedan ofender a alguien por temas políticos o de religión, por ejemplo.

Contacta a los dueños de las otras páginas negativas. Pídeles de forma educada que saquen esa información, explicando la situación.

publicidad

4. Promueve lo positivo

Crea perfiles personales en sitios como LinkedIn, o incluso plantéate abrir un blog positivo que trate sobre tu profesión, con una pequeña biografía o resumé, tus experiencias de trabajo, etc. Es importante aquí poner el nombre completo, para que los buscadores encuentren luego esas páginas.

La idea es que estás páginas pasen a aparecer las primeras en las búsquedas de Google, empujando para abajo las páginas negativas que queden.

Facebook, MySpace, Twitter...

Las redes sociales son fundamentales en la reputación cibernética de una persona. Hay que limpiar todos los perfiles que tengamos.

No es malo tener una página Facebook o Twitter. Es más, son una excelente forma de darse a conocer positivamente y eliminar confusión con personas que tengan nuestro mismo nombre.

Las redes sociales son una herramienta excelente para hacer networking e incluso lograr un trabajo, pero precisamente por eso es muy importante cuidar:

• A quién se admite en la red.

• Qué comentarios, fotografías, videos se hacen públicos ahí.

Recalco también los videos porque a veces cuando uno piensa en el contenido que hay ahí fuera en Internet sobre uno, sólo se acuerda de Facebook, Twitter y quizá un blog si lo tiene. Pero también están las cuentas de YouTube con videos que muchas veces puede ver cualquiera.

Nada que no quieres que alguien lea

publicidad

En Facebook, en la parte superior derecha, bajo el link de Account hay un enlace " Privacy settings- que todos debemos revisar.  Lo más recomendable es que todo sea " friends only", de manera que sólo quienes hemos aceptado como amigos pueda ver nuestras fotos, estatus, etc.

Con Twitter, máximo cuidado también, porque ahí absolutamente todo lo que ponemos lo puede ver cualquiera, los tengamos como " followers" o no.

También conviene separar la vida profesional de la privada en las redes sociales. Totalmente. Lo mejor sería utilizar para temas profesionales una red como LinkedIn y dejar Facebook para lo personal. Pero aún así, se debe tener mucho cuidado y no poner nada que no queramos que vean nuestro jefe o un posible empleador tampoco en nuestras páginas personales.

Porque pese a todas las medidas de control posibles, la fundamental es no escribir nada en Internet que no quieras que alguna persona concreta lea.

Por mucho que creamos que la información está protegida, que sólo se van a enterar tus amigos, la verdad es que la única forma de asegurarnos de que algo no va a llegar a los oídos de alguien que no queremos es no ponerlo en ninguno sitio en Internet.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad