publicidad
boda

Cuida tu boda de lo inesperado

Cuida tu boda de lo inesperado

El día de tu boda es el más importante de tu vida, por lo que debes considerar un seguro  por si un imprevisto te hace a cancelar.

boda
boda

El día más importante de tu vida

Cada año en Estados Unidos se organizan más de 2.3 millones de bodas. El mes de junio es el más popular para casarse: Casi 250 mil parejas celebran el comienzo de una nueva vida juntos en ese mes. Pero como muchos aspectos de la vida moderna, casarse no es tan sencillo como antes.

La distancia geográfica, las costumbres culturales de las familias de las parejas, los largos horarios de trabajo y un sinnúmero de factores más aumentan el esfuerzo requerido para organizar una fiesta matrimonial.

Una pareja que dedica los fines de semana a la coordinación de su boda puede tardar fácilmente un año planificándola. Además del tiempo, el costo de las bodas también ha subido drásticamente.

publicidad

El año pasado, las parejas en Estados Unidos gastaron un promedio de $26,800 dólares en su boda. Con la inflación, esta cifra sube cada año.

Antes era la costumbre de que el padre de la novia pagaba todo, pero en la actualidad es la misma pareja la que tiene que abrir la billetera para cubrir los gastos.

Ahora bien, imagínate dedicar un año de tu vida y más de $26 mil dólares para coordinar el día más importante de tu vida para que de repente una fuerte tormenta o un virus estomacal sufrido por el novio cause su cancelación.

¿Qué haces? ¿Comienzas de cero a organizarla otra vez? ¿Das por perdidos los depósitos que dejaste con los distintos proveedores? En el pasado, la respuesta a esa pregunta era "sí". Pero ahora existe una forma económica de proteger tu boda y tu bolsillo: El seguro para bodas. 

Cuando uno compra una póliza de seguro para bodas, está entrando en un acuerdo con una empresa de seguros por si sucede algún imprevisto que causa la cancelación de tu boda, o si por algún motivo tienes que gastar más dinero de lo que pensabas, la empresa te paga.

Por ejemplo, si el día de tu boda el fotógrafo llama y dice que no puede tomar tus fotos y el único que encuentras para reemplazarlo cuesta el doble, la empresa de seguros pagaría la diferencia.

O peor, si el novio se enferma la noche anterior a la boda y está tan mal que no puede participar, la empresa de seguros pagaría todos las gastos relacionados al cambio de fecha, algo que puede costar miles de dólares.

publicidad

¿Contra qué imprevistos te protege?

Las pólizas de seguro de boda suelen cubrir cuatro tipos de problemas que pueden causar la cancelación de tu boda o hacerte gastar dinero adicional:

  • Problemas climatológicos: Una tormenta de lluvia, nieve, huracán, u otro fenómeno natural;


  • Lesiones o enfermedad: Si alguien clave de la boda (novios, padres de los novios, etc.) se enferma de repente o si sufren un accidente;
  • Ausencia de un proveedor clave: Si la persona que los va a casar no llega o el fotógrafo, empresa de catering u otro cancela, los gastos adicionales para reemplazarlos están cubiertos;
  • Problemas con el local: Si hay un problema en el local de la celebración (iglesia, templo, etc.) o en el sitio de la recepción después, también están cubiertos los gastos. Esto puede pasar por un incendio, problema eléctrico o por la clausura del local por cualquier otro motivo.
  • Otros problemas que pueden presentarse pueden ser cubiertos pagando un poco más o comprando una póliza más completa. Estos incluyen:

    • Daño o robo de los regalos;


  • Protección para los gastos asociados con la luna de miel;
  • Protección en caso de que el novio o la novia (si están en las fuerzas armadas) sean llamados a servicio antes de la boda;
  • Protección en caso de que un invitado tenga un accidente u otro percance durante tu boda y tomen la decisión de demandarte por lo sucedido.

  • publicidad

    Y si la novia se arrepiente...

    Las pólizas de seguro no cubren absolutamente todo. Si la novia de repente decide que no está enamorada del novio y por eso decide cancelar la boda, eso no suele estar cubierto.

    También las pólizas solo cubren cosas que pasan después de haber comprado el seguro. Los problemas que ocurrieron antes no están cubiertos.

    En general, el precio de la póliza varía según el costo total de tu boda (cuánta cobertura quieres) y el tipo de percance que quieres cubrir.

    Aunque elijas un monto de cobertura alto (hasta $50 mil dólares) con todas las opciones, no debes pagar más de $500 dólares. Algunas pólizas -para bodas pequeñas- comienzan en sólo $100 dólares.

    Las pólizas de seguro de boda son algo relativamente nuevo, por eso aún no hay muchas empresas confiables que las vendan. Pero sí hay varias y es importante investigarlas y asegurarte de que estás comprando a una de las empresas confiables, serias y sólidas.

    Puedes comprobar esto visitando el sitio del Better Business Bureau en la internet e investigando a la empresa para asegurarte de que no hay muchas quejas por incumplimiento contra ellos.

    También si la empresa se especializa en vender este tipo de seguro, muchas veces cuentan con el respaldo de una empresa de seguros en general mucho más grande. Confirma si tienen este tipo de respaldo.

    publicidad

    Teniendo en cuenta lo cara que sale una boda y lo relativamente baratas que son las pólizas de seguro para bodas, es recomendable que consideres comprar una. ¿Cuántas veces en la vida te gastas $26 mil en un día?

    Aunque sólo estés gastando unos cuantos miles de dólares en tu boda, ¿por qué no asegurarte de que tu inversión no se desperdicie?

    Mike Periu trabaja como asesor financiero en la firma de consultoría Proximo International, LLC. Puedes escribirle por e-mail a: Mike@periu.com .

    publicidad
    Contenido Patrocinado
    En alianza con:
    publicidad
    publicidad